Deprimidos por Mixcoac

La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad presentó un análisis de por qué esta zona de la CDMX necesita más de sus árboles que de una obra vial; Fernando Córdova nos lo desglosa.

El deprimido vehicular Insurgentes-Mixcoac es un proyecto que ha sido muy cuestionado por su falta de transparencia, legalidad, utilidad, pertinencia e impacto ambiental. La Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) analizó la Manifestación de Impacto Ambiental y el Resolutivo emitido por la Secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal (SEDEMA). A continuación se enlistan los puntos más importantes del estudio “Consideraciones sobre el arbolado que se pretende derribar para la construcción del proyecto Fase 2 Deprimido Vehicular Insurgentes-Mixcoac”:

1.- Por cada uno de los árboles que serán talados, la empresa constructora pagará $5,478.42 pesos. La cantidad de dinero y de actividades necesarias para compensar las pérdidas asociadas a la tala de árboles (incluyendo los servicios ecosistémicos que estos proveen) es insuficiente.

2.- El proyecto destinará solamente el 1% del presupuesto para medidas de mitigación y compensación.

3.- Benito Juárez es la Delegación con el peor déficit en superficie de área verde por habitante en todo el Distrito Federal. En esta Delegación hay 2.9 m2 de área verde por habitante, esto es entre 3 y 4 veces menor que los estándares internacionales.

4.- Tres de las especies que se verán afectadas, Fresno (398 individuos), Cedro (33 individuos) y Ahuehuete (2 individuos) son consideradas Patrimonio Urbanístico por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico Arquitectónico del Distrito Federal.

5.- De acuerdo con las leyes ambientales vigentes, la única razón por la que los Fresnos, Cedros y Ahuehuetes pueden ser talados es si se encuentran muertos o representan un riesgo real. Su tala bajo cualquier otra circunstancia es ilegal.

6.- También se verán afectados 178 individuos de Ciprés Mexicano, que es una especie sujeta a protección especial por la ley Federal NOM-059-SEMARNAT-2010. Es necesario propiciar su recuperación y conservación.

7.- En total, se verán afectados 611 árboles protegidos por Leyes Locales y Federales.

8.- Existen inconsistencias entre la MIA y el resolutivo emitido por la SEDEMA en cuanto al número de árboles que serán derribados y el número de árboles que serán trasplantados.

9.- No existe claridad sobre los individuos que serán trasplantados ni de las nuevas áreas verdes que se pretenden generar; no se conoce ni siquiera su nueva ubicación.

10.- La MIA presenta deficiencias técnicas en cuanto a la evaluación de impactos.

En el siguiente estudio se presenta el análisis detallado de cada uno de los puntos anteriores: 

Este texto fue publicado anteriormente en Animal Político.

Twitter del autor: @FerCordovaTapia

* Fernando Córdova Tapia (@FerCordovaTapia) es Candidato a Doctor en Ciencias por la UNAM, coordinador del Grupo de Análisis de Manifestaciones de Impacto Ambiental de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (GAMIA/UCCS) y coordinador académico del Laboratorio de Restauración Ecológica del IBUNAM.

Autor: Fernando Córdova Tapia


10 citas de Alan Watts para reencontrarte en el aquí y ahora

Divulgador del zen en Occidente y maestro laico del asombro, Alan Watts es un árbol abundante cuyos frutos nos invitan a sumergirnos en el momento presente.

Alan Watts es una de las figuras más fascinantes y controversiales del pensamiento del siglo XX. A pesar de que se le conoce como un gran divulgador de la filosofía oriental (especialmente el zen) en Occidente, Watts dejó una vasta obra filosófica, así como charlas, conferencias y programas radiales en temas como filosofía de la ciencia, historia de las religiones, taoísmo, ecologismo y la música de vanguardia.

Resumir su pensamiento en un puñado de frases sería imposible. Sin embargo, como todo gran pensador, el germen de sus enseñanzas puede encontrarse también en sus fragmentos.

Esta breve compilación de frases ofrece no sólo un abanico de los intereses de Alan Watts, sino también una miríada de ventanas a través de las cuales podemos observarnos a nosotros mismos y reencontrar el asombro de ser sencillamente quienes somos, en el aquí y el ahora.

10 citas para reencontrarte en el aquí y el ahora

Alan Watts

1

El hombre aspira a gobernar la naturaleza, pero mientras más estudiamos la ecología, más absurdo parece hablar de cualquier característica de un organismo, o de un organismo/terreno medioambiental, como si este gobernara sobre los otros.

2

El verdadero esplendor de la ciencia no es tanto que esta designe y clasifique, archive y haga predicciones, sino que observa y desea conocer los hechos, cualesquiera que resulten ser.

3

Nosotros no ‘llegamos’ a este mundo; salimos de él, como las hojas de un árbol. Como el mar ‘hace olas’, el universo ‘hace personas’. Cada individuo es una expresión del ámbito completo de la naturaleza, una acción única del universo total.

4

El agua enfangada se aclara mejor dejándola reposar.

5

Uno se siente mucho menos ansioso si se siente perfectamente libre de estar ansioso, y lo mismo puede decirse sobre la culpa.

6

Si no puedes confiar en ti mismo, entonces tampoco puedes confiar en tu desconfianza sobre ti mismo; de modo que, sin esta confianza subyacente en el sistema completo de la naturaleza, simplemente estás paralizado.

7

Encuentro que la sensación de mí mismo como un ego dentro de una bolsa de piel en realidad es una alucinación.

8

El zen es una liberación del tiempo. Pues si abrimos los ojos y observamos claramente, se vuelve evidente que no existe otro tiempo que este instante, y que el pasado y el futuro son abstracciones sin ninguna realidad concreta.

9

Pues nunca existe otra cosa que el presente, y si uno no puede vivir en él, no puede vivir en ninguna parte.

10

No estás bajo ninguna obligación de ser la misma persona que fuiste hace cinco minutos.

Bonus track

La paz sólo puede hacerse por aquellos que son pacíficos, y el amor puede mostrarse sólo por aquellos que aman. Ninguna obra de amor surgirá a partir de la culpa, el miedo o la vacuidad de corazón, así como ningún plan válido para el futuro pueden hacer aquellos que carecen de la capacidad de vivir en el ahora.

 

*Imagen principal: Ecoosfera



Ciudadanos se movilizan en el D.F. por la tala de 855 árboles

Es uno de los movimientos más fuertes de los últimos años en una lucha por conservar el patrimonio verde de la ciudad.

En México el poder de la inmobiliarias ha desplazado la vida verde de las ciudades, creando cercos de condominios o departamentos que hacen que el tráfico se acentúe sin una lógica distributiva. Asimismo, es conocido como los gobernantes dan concesiones a conocidos y a distintos núcleos de empresarios con obras que no necesariamente son necesarias, pero que sí representan un negocio redondo para ciertos círculos.

Por lo anterior, el escepticismo a las obras públicas suele ser común. En la ciudad de México, por ejemplo, el activista Daniel Gershenson han estado denunciado cómo desde la administración pasada con el político Marcelo Ebrard, y en la actual con Miguel Mancera, se han hecho importantes ecocidios en la ciudad a favor de las inmobiliarias. Justo en una urbe que necesita de pulmones importantemente por su cantidad de población de personas y de autos. 

Recientemente, en la zona de Río Mixcoac de esta ciudad, en la noche del 8 de marzo, el gobierno comenzó a talar al menos 100 árboles para derribar finalmente un total de 855 como parte de un proyecto que Susana Kanahuati, activista y vecina de la zona, reclama “Siempre se pidió que ese proyecto no se hiciera como estaba. El Proyecto del doble túnel, el deprimido de Río Mixcoac de 1 kilómetro, es muy riesgoso es muy largo y además, precisamente no era socialmente responsable, por costos, por el daño ecológico, por comprometer los ríos entubados”.

Por su parte Gershenson advierte “demuestra una vez más la acción totalmente conocida de Miguel Ángel Mancera y de las autoridades de la Secretaria del Medio Ambiente, pues que están para defender el entorno ecológico en una zona en donde se pudo haber construido una alternativa de vialidad que no comprometiera estos miles de árboles que constituyen el patrimonio de toda la ciudad”.

El costo total del proyecto llamado el Deprimido Mixcoac que busca hacer el gobierno es de 6 mil 500 millones de pesos. Según un comunicado de este, esta obra permitirá recuperar 15 mil metros cuadrados de espacio público, en los que sobresale un parque lineal en el camellón central de Río Mixcoac. Sin embargo, los parques lineales no reemplazan en opinión de Gersenshon el oxígeno y el nivel de humedad que provocaban los 855 árboles. 

Unos 80 vecinos protestaron el domingo por el derribo de los árboles, pero fueron replegados por granaderos para que desbloquearan la avenida en la que se encontraban. Se trata de una de las luchas ecológicas que más fuerza han ganado en los últimos años en la ciudad; quizá una que pueda poner en la mesa el tema del gran poder de la inmobiliarias por sobre la salud verde de la ciudad.