Las plantas suculentas, estas especies que almacenan en sus hojas y tallos grandes cantidades de agua, y que por lo tanto dan la sensación de ser plantas en 3D o alconchonadas bondades para la vista, son muy populares. Sobre todo los cactus, pero también las de hojas gruesas que parecieran de cuentos de hadas son cada vez más comunes.

Son excelentes porque por sus mismas propiedades de almacenamiento de agua son muy duraderas y requieren poco cuidado, dándote además de una estética muy especial. Puedes cultivarlas en sitios donde les de mucho el sol y no habrá problema, o bien en interiores.

El sitio especializado en plantas suculentas Succulents and Sunshine nos hace algunas recomendaciones para regar este tipo de especies de la mejor manera posible.

Aquí sus consejos:

 

¿Cuán seguido y con cuánta agua debo regar mis suculentas?

Si tus suculentas están en interiores, puedes regarlas todos los días humedeciendo el agua hasta el tope. Puedes notar que a tus suculentas les hace falta agua cuando sus tallos parecen débiles. Recuerda que sus tallos deben estar regordetes, al igual que sus hojas.

Si tus suculentas están en el exterior, riégalas cada 3 o 4 días en una maceta que tenga agujeros para drenarse. En realidad, cada suculenta necesita agua dependiendo su ambiente.

Si, por ejemplo, en el aire de una zona geográfica hay más humedad que en otra, entonces necesitará mucho menos agua. Revisa tus suculentas cada 2 días y tú mismo ve decidiendo el agua que necesitan conforme las veas; la clave está en que una suculenta sana siempre se verá pachoncita, tanto sus hojas como sus tallos serán tus indicadores.

 

Así se ve tu suculenta cuando tiene demasiada agua:

Las hojas y tallo se hacen aguados. Las hojas se van haciendo también más traslúcidas.

Unhealthy-Succulent-500x666

Así se ve cuando le hace falta agua:

Hojas secas y como con moretones.

Underwatered-Succulent-and-How-to-Water-Succulent-Plants-www.succulentsandsunshine.com_-500x333