¿Cómo saber si estás sobrehidratado?

Una sobrehidratación extrema manifiesta en hiponatremia puede incluso matarnos; estos son sus síntomas.

Aunque pareciera que el agua es inofensiva, todo en exceso es nocivo, y no es un cliché. Existe un estado llamado hiponatremia, que es una insuficiencia de sodio en el cuerpo y una de sus causas es, de hecho, tomar demasiada agua; extraño pero verdadero: tomar mucha agua puede matarte.

Recientemente un grupo de 16 expertos de 4 países elaboraron una guía que sirva, sobre todo a los atletas, para conocer si están sobrehidratados. Existen al menos 14 muertes documentadas desde 1981 de personas que han muerto por sobrehidratación. reveló Mitchell Rosner, especialista de la Universidad de Virginia.

Parte de esta guía indica cuáles son los síntomas de las personas que pueden sufrir de hiponatremia, y son los siguientes. Si has bebido demasiada agua y presentas los siguientes síntomas, lo mejor es que dejes de tomar el líquido inmediatamente y acudas a un doctor:

-Mente nublada

-Náusea

-Dolor de cabeza

-Convulsiones

-Confusión severa

-En el peor de los casos, coma.



Es posible viajar a otra dimensión: pero no en cualquier agujero negro

¿Cuáles son los agujeros negros idóneos para realizar un viaje hiperespacial?

De los agujeros negros no sabemos más que lo que las matemáticas y la física pueden decirnos. Apenas el año pasado saciamos un poco de nuestra curiosidad, ya que un grupo de científicos pudo fotografiar por primera vez la erupción de un agujero negro.

Eso hace de estos fenómenos cósmicos algo irresistible para nuestra imaginación, que se derrama pensando en las –literalmente– infinitas posibilidades que ofrecen los agujeros negros. Quizá una de las inquietudes más comunes, tanto para la comunidad científica como para los astrónomos aficionados, es si es posible realizar viajes hiperespaciales a través los agujeros negros.

Según Stephen Hawkings y otros investigadores, la teoría de la relatividad aplica en los agujeros negros. Esta hipótesis les llevó a plantear que transitarlos sin desintegrarse es posible. Pero precisamente porque las leyes del espacio-tiempo son ahí muy distintas, es probable que nuestros recuerdos fuesen borrados al arribar a otra dimensión tras viajar en un agujero negro. No obstante, se han hecho nuevos hallazgos: se ha comprobado que un viaje a través de estos portales podría no afectarnos tanto como se ha pensado, porque no todos los agujeros negros son iguales.

¿Cuál sería el agujero negro indicado para viajar a otra dimensión?

https://www.theguardian.com/cities/2019/jan/21/redefine-skyline-how-ho-chi-minh-city-erasing-heritage-vietnam

A partir de investigaciones inspiradas por la película Interstellar una película que abre reflexiones muy terrenales también–, la física Caroline Mallary, de la University of Massachusetts Darthmouth, probó que los agujeros negros masivos son los que mejores condiciones proveen para los viajes hiperespaciales a otras dimensiones.

El agujero negro de ficción que Mallary usó como modelo es el Gargantua: un agujero negro masivo con 100 millones de veces la masa del Sol y de rotación rápida. Inspirándose en él, Mallary hizo su propio modelo a computadora, el cual captura los efectos físicos más significativos que sus características podrían tener sobre una nave espacial o cualquier objeto grande que cayera en un portal como el Gargantua.

Pese a que la llamada “singularidad” de los agujeros negros apunta a que en su interior las leyes del universo se cancelan, y todo es como un instante infinito, la caída de una nave no generaría efectos sobre los pasajeros que pasaran por la llamada singularidad de su “horizonte interno”. A su vez, lo originado por la rápida rotación del agujero crearía ciclos de estiramiento y compresión en la nave; pero estos tampoco serían significativos.

Así, Mallary pudo verificar con su modelo a computadora que los efectos de un agujero negro como el Gargantua tendrían un límite –una finitud– sobre aquello que transitara por ellos.

¿Qué significa esto para el futuro de los cosmonautas?

agujeros-negros-efectos-viajar-otra-dimension-viajes-hiperespaciales-5

Quizá que sí podemos llegar a otras dimensiones. Porque no debemos olvidar que, lo más seguro, es que no estemos solos, y que nuestro Universo no sea el único. Aunque según el profesor de Mallary, Gaurav Khanna, el próximo paso será estudiar los agujeros negros en un contexto más realista, es decir: en términos astrofísicos.

De ahí bien podría surgir la próxima hoja de ruta para todo el que quiera aventurarse a descubrir otras dimensiones. Aunque esto sigue siendo terreno más de la fantasía que de la realidad.



Extraño pero verdadero: beber demasiada agua puede matarte

Contrario a la moda que aconseja beber ocho vasos de agua al día, la ciencia nos advierte que no es verdad: demasiada agua nos deja sin minerales y puede causar hiponatremia, que es potencialmente fatal.

La mayoría de las personas cree que el líquido H2O es sinónimo de salud física. Constituyendo el 66 por ciento del cuerpo humano, el agua corre por la sangre, habita las células y se almacena en los espacios de en medio. El agua escapa de nuestro cuerpo todo el tiempo a través de la orina, el sudor, le defecación y el aliento exhalado. Reemplazar estas pérdidas es imprescindible, pero la rehidratación puede ser sobrepasada. Exista tal cosa como la sobredosis de agua, y ha habido cientos de casos que lo demuestran.

La hiponatremia se traduce como “insuficiente sal en la sangre”. Cuantitativamente hablando, significa tener una concentración de sodio en la sangre menos a 135 milimoles por litro, o aproximadamente 0.4 onzas por galón. La concentración normal es alrededor de 135 y 145 milimoles por litro. Casos severos de hiponatremia pueden llevar a la intoxicación de agua y enfermedades cuyos síntomas incluyen el dolor de cabeza, la fatiga, las náuseas, vómito, micción frecuente y desorientación mental.

¿De dónde sacó la idea la gente de que beber enormes cantidades de agua es sano? Hace algunos años, Heinz Valtin, un especialista en riñones del Dartmouth Medical School, decidió determinar si el consejo común de beber ocho vasos de ocho onzas de agua al día podía sostenerse al escrutinio científico. Después de explorar la literatura médica al respecto, Valtin concluyó que ningún estudio científico respalda el hecho “ocho por ocho”, beber tanto o más podría “ser dañino tanto en precipitar la potencialmente peligrosa hiponatremia y la exposición a contaminantes, y también en hacer que muchas personas se sientan culpables de no beber suficiente”. Desde que publicó sus hallazgos en American Journal of Physiology—Regulatory, Integrative and Comparative Physiology en 2002, ninguna publicación seria a probado lo contrario.

little baby drinking water from the tap during bathingEn los humanos, los riñones controlan la cantidad de agua, sales y otros solubles que dejan el cuerpo. Cuando una persona bebe demasiada agua en un corto periodo de tiempo, los riñones no pueden deshacerse de ella suficientemente rápido y la sagre se satura de agua. El exceso de agua es entonces llevada a los lugares del cuerpo con mayor concentración de sales y minerales y ultimadamente entra a las células, que se hinchan como globos para acomodarlas.

Y mientras la mayoría de las células tienen suficiente espacio para inflarse, no es el caso de las neuronas. Las células cerebrales tienen prácticamente cero espacio para inflarse, es por ello que un edema cerebral, que puede ser causado por demasiada agua, es tan peligroso.

Sin embargo, cuando una persona se ejercita las cosas cambian, “debes balancear lo que estas bebiendo con lo que estás sudando”, aconseja Verbalis, y ello incluye las bebidas para el deporte, que también pueden causar hiponatremia. Y aunque no es fácil medir la sudoración, una persona puede determinar cuánta agua consumir siguiendo el consejo principal de Verbalis: “bebe cuando tengas sed. Ese el mejor indicador”, después de todo así funciona la naturaleza, baste observar a los animales y los niños.