Artistas crean un bot que recrea miles de polillas digitales en Twitter (FOTOS)

Las polillas tienen una variedad impensable; y un par de artistas han hecho equipo para hacerles una especie de tributo digital.

El experimento podría parecer irrelevante, pero si se le piensa con cautela, en realidad tiene mucha poesía. Los artistas Katie Rose Pipkin y Loren Schimdt han creado un bot en twitter, con la cuenta de @mothergenerator, que hace un tributo a las más de 160 mil especies de polillas existentes con creaciones digitales de su poco conocida variedad.

Generalmente las polillas suelen estar asociadas a un insecto más molesto que bello, a diferencia de las mariposas. Pero si uno las mira con cautela, entonces encontrará la minuciosas diferencia en cada una de ellas; una que pareciera improbable.

Gracias a un algoritmo es posible hacer este experimento que le da, quizá por primera vez, su lugar a la diversidad de las polillas; también a su belleza, y además inunda las redes sociales con imágenes de la naturaleza, de las cuales por cierto, está comprobado cómo te hacen una persona más feliz con solo verlas.

 

 



Increíbles altares geométricos de verduras (cortesía de un artista anónimo)

Algunos artistas primero dibujan y luego hacen “naturalezas muertas”; para otros, la inspiración llega en un rojo jitomate.

Este artista atiende un puesto de verduras en Wisconsin. Los cebollinos, rábanos, brócolis y pimientos coloridos y con texturas fantásticas hacen diseños originales que cambian todos los días. Su autor ha preferido mantener su privacidad y hacerse llamar “Brad” para la difusión del talento que pone en práctica en su negocio.

Inicialmente, los trabajos artísticos de Brad sólo se hacían sobre pedido; ahora, confeccionarlos para la tienda, confiesa el autor, “es uno de los mejores momentos del día”.

La gente que pasa en frente, aunque no vaya a comprar su mercancía, sonríe nada más de ver de reojo el diseño de coles, espárragos, perejil y cebollas adornando los muros, la vitrina y las mesas del negocio.

Al principio eran el goce personal de los vecinos, pero cuando supo que ya había fotos en línea de sus diseños y algunas personas estaban copiando la idea, Brad prefirió abrir una cuenta en Instagram para compartir lo que crea y lo que lo inspira.

Después de incursionar con la naturaleza viva Brad ha decidido comenzar a dibujar y a pintar acuarelas, disciplinas tradicionales de artista, pero no abandona a su primera musa: ¡la hortaliza colorida!