Ahora podrás hospedarte en cápsulas transparentes y flotantes sobre el Valle de Cusco, Perú (FOTOS)

Este hotel ofrece cápsulas transparentes que se suspenden a 120 metros de altura del valle; una experiencia bella y vertiginosa.

En los últimos años, el ecoturismo ha adquirido una mayor presencia alrededor del mundo. Se trata de una modalidad creativa que pretende cuidar al medio ambiente mientras se descubren los rincones del mundo. Gracias a esta práctica se han creado hoteles en forma de casas del árbol en EE.UU. y casas de campaña colgadas verticalmente en una montaña en Europa.

Ahora esta modalidad ecológica y turística ha alcanzado los límites de los ancestrales Incas, en el Valle de Cusco (Perú), bajo el nombre de Natura Vive. Esta compañía de aventuras tiene la particularidad de compartir las increíbles vistas peruanas generando un bajo índice de huellas ecológicas: en lugar de contar con hoteles tradicionales, esta empresa ofrece cápsulas transparentes que se suspenden a 120 metros de altura del piso del valle, las cuales están hechas de policarbonato resistente a cambios climáticos y de aluminio para un espacio aéreo.

Cada cápsula cuenta con seis ventanas y cuatro ductos de ventilación que brindan, al interior, una atmósfera cómoda así como una iluminación proporcionada por lámparas solares. En el interior, los espacios están acomodados por camas, almohadas, una alacena pequeña y una botella de vino. Inclusive, en caso que el viento no sea tan fuerte, el desayuno puede tomarse en el techo de la cápsula. Y en caso que desees caminar por Cusco, puedes descender y recorrer los alrededores.

Por cierto, no hay que preocuparse tampoco por el detalle del WC, ya que se encuentran en una sección separada de la cápsula, con una vista panorámica y, al mismo tiempo, con cierta privacidad.

 



Viaja con conciencia: las mejores opciones de ecoturismo en México

No dejes de viajar y disfrutar de los tesoros naturales y culturales de México. Sólo hazlo con conciencia (aquí te decimos cómo).

Viajar es desconectarnos de la rutina: una oportunidad para relajarnos y conocer nuevas experiencias, lugares y personas. No obstante, en estos tiempos extraños no está de más cuestionarlo todo… Incluso nuestra manera de viajar. Esto porque, en muchos lugares del mundo, es indudable que el exceso de turismo está arruinando todo. Y no querrás contribuir a ello, ¿o sí?

El turismo ha hecho de los viajes una lucrativa industria que es muy dañina para el medioambiente y las comunidades humanas; entre otras cosas, por la gran cantidad de recursos que demanda y la enorme cantidad de basura que genera. En el caso de México tenemos un lamentable ejemplo de lo anterior en muchas playas, como Tulum.

Una alternativa al velado ecocidio que nuestros viajes pueden provocar está en el ecoturismo: una forma de turismo ideal para conocer los paradisíacos territorios de México mientras contribuimos a su conservación.

 

Qué es el ecoturismo (y cómo ser un ecoturista)

ecoturismo-mexico-guia-donde-ir-mejores-destinos-77

El ecoturismo es una práctica que promueve la sustentabilidad tanto medioambiental como social e incluso la económica, ya que estimula la economía local y comunitaria en zonas ejidales y reservas naturales, en las cuales son los propios habitantes –a veces comunidades indígenas– quienes administran el territorio y el turismo. Además, el ecoturismo fomenta una auténtica reconexión con la naturaleza, y es una oportunidad inigualable para re-conocer nuestras raíces, pues nos permite interactuar con los habitantes del México profundo. ¿Te imaginas cuánto puedes conocer de una experiencia como esta?

Si quieres conocer entrañablemente las riquezas naturales y los patrimonios culturales de México, así como probar la tradición culinaria de cada lugar de manera auténtica, el ecoturismo es la opción. Por eso, aquí te dejamos cuatro increíbles opciones de verdadero ecoturismo –ya que también existen experiencias que buscan simularlo, pero que no lo son–, así como un extra hack para que hagas tu propia hoja de ruta de ecoturismo en México. 

5 opciones de ecoturismo en México
(y un hack para organizar tus viajes)

Sierra Gorda Ecotours (Querétaro)

ecoturismo-mexico-guia-donde-ir

Se trata de un proyecto fundado por los pobladores del territorio de la Sierra Gorda queretana, el cual se dedica a dar recorridos por bosques, selvas, pueblos y vestigios arqueológicos de esta zona prístina. Entre los tesoros que podrás conocer se encuentran los apabullantes jardines surrealistas de Edward James. Las ganancias están dedicadas no sólo a la sustentabilidad de los pobladores de la zona, sino a la noble labor de devolver la fertilidad a los desgastados suelos de la Sierra y normalizar los ciclos de agua que fueron rotos debido a las actividades humanas.

En el portal digital de Sierra Gorda Ecotours puedes enterarte de todas sus opciones de alojamiento y las experiencias que ofrece este proyecto.

Teléfonos: 01 441 296 0218.

 

San Juan Raya (Puebla)

ecoturismo-mexico-guia-donde-ir
Alexis Nava

Esta comunidad de agricultores y artesanos se encuentra en la zona de la Reserva Tehuacán-Cuicatlán, ni más ni menos que la cuna de la agricultura mesoamericana, pues se dice que fue ahí donde por primera vez se cultivó el maíz. Además cuenta con el Museo Arqueológico y Paleontológico y una zona desértica repleta de gigantescas cactáceas como quizá nunca hayas visto, así como una variedad boscosa casi infinita.

En el portal digital del Centro Ecoturístico San Juan Raya puedes ver paquetes, recorridos y opciones de alojamiento, y uno que otro dato sobre este insólito territorio que te hará convencerte de que debe ser tu próxima parada.

Teléfonos: 237 106 2065 y 238 409 5279.      

Mail: contacto@sanjuanraya.com.

 

San José de los Laureles (Morelos)

ecoturismo-mexico-guia-donde-ir
Adam Wiseman

Cerca del pueblo mágico de Tlayacapan se encuentra San José de los Laureles, un paradisíaco entorno rocoso en el que podrás descansar entre silenciosas montañas, o bien practicar senderismo o hasta casarte. En el corazón de San José está la Casa de la Mujer Campesina, un hospedaje administrado por mujeres campesinas indígenas que promueven la educación ambiental y el estudio y práctica de la medicina tradicional.

En la página de Facebook de la Casa de la Mujer Campesina puedes pedir informes.

Teléfono: 01 735 357 6773.

 

Selva Lacandona, Canto de la Selva (Chiapas)

ecoturismo-mexico-guia-donde-ir
Comisión Mexicana de Filmaciones

Hospedarse en este hotel peculiar es dormir arrullado por los sonidos de la selva y despertar para contemplar la evanescente neblina del amanecer. Canto de la Selva está ubicado junto a la Reserva de la Biósfera Montes Azules, en Chiapas, un auténtico paraíso biodiverso. Las instalaciones de este hotel son sustentables, pero cuentan con todo lo necesario: desde agua caliente hasta terraza privada con vista a la selva. Todas las utilidades que genera el hotel se reparten entre los ejidatarios, quienes velan por la conservación de este ecosistema que es su hogar y su sustento.

En el portal digital de Canto de la Selva puedes conocer más sobre las actividades, las instalaciones y cómo llegar a esta reserva.

Teléfono: 01 55 5550 1191.

Mail: contacto@cantodelaselva.com.mx.

 

Ruta de los Pueblos Mancomunados de Oaxaca (Oaxaca)

ecoturimos mexico donde-2

Se trata de una ruta que pasa por una de las arterias naturales que recorren Oaxaca: la Sierra Norte. Los Pueblos Mancomunados de Oaxaca es el nombre que adoptó este proyecto de turismo alternativo, administrado por ocho pueblos indígenas zapotecas de las comunidades de Benito Juárez, La Nevería, Cuajimoloyas, Llano Grande, Latuvi, Lachatao, Amatlán y Yavesía. En este ecotour se pueden hacer deportes extremos en la naturaleza, avistamiento de aves y excursionismo a parajes recónditos de este territorio asombroso.

En el portal digital de Expediciones Sierra Norte puedes planear tu viaje. 

Teléfono: 01(951) 5148271 o 2064531.

Mail: info@sierranorte.org.mx.

 

Rutopía: la plataforma para hacer ecoturismo

ecoturismo en mexico

Rutopía es una red en línea a partir de la cual te pueden poner en contacto con diversos anfitriones a lo largo y ancho del territorio, en diversas comunidades que te esperan con los brazos abiertos. Se trata de un directorio digital que permite a los pobladores indígenas ofrecer servicios de ecoturismo sin intermediaciones, mientras que el usuario puede hacer la reservación en línea y afinar los detalles de su viaje sin problema alguno y de manera completamente segura.

En el portal digital de Rutopía puedes elegir entre diversos destinos, en una red de anfitriones que se encuentran en Baja California Sur, Chihuahua, San Luis Potosí, Hidalgo y gran parte del sur y sureste de México.

 

* Imágenes: 1) Ecoturismo en la Sierra Juárez/Foto: JLP; 2) Visit Mexico; 3) CC; 4) Alexis Nava; 5) Adam Wiseman; 5) Comisión Mexicana de Filmaciones; 6) Aire Libre 7) Rutopía 



El exceso de turismo está arruinando todo: ¿deberíamos dejar de viajar?

Si eres un espíritu itinerante, tienes que saber esto.

No importa cuánto hayamos navegado en Internet o cuánto hayamos leído: recorrer el mundo es y será siempre una forma insustituible de abrir nuestra conciencia. Por eso Mark Twain decía que viajar es malo para los prejuicios, la intolerancia y las mentes cerradas. Y tenía mucha razón.

turismo-consecuencias-basura-viajar-sustentable

Sin embargo, tal parece que viajar está teniento impactos negativos no sólo sobre las malas conductas, sino sobre los hábitats naturales y humanos por igual. Nunca antes en la historia el ser humano había podido desplazarse con tanta facilidad, ni viajar había sido algo tan accesible para todos (y tan deseable).

En 1950, había 25 millones de viajes al año. Hoy hay más de mil millones.

turismo-consecuencias-basura-viajar-sustentable

Esto podría parecer una panacea, pero en realidad está ocasionando una crisis para la cual ya se ha acuñado un termino: sobreturismo.

El sobreturismo es la consecuencia natural de que cada vez más personas tengan la posibilidad de viajar y de que esta industria sea en la actualidad una de las más importantes del mundo, que aporta el 10% de la riqueza mundial. Pero esto ha crecido tan desmesuradamente, y a ritmos tan veloces, que se ha salido de control.

turismo-consecuencias-basura-viajar-sustentable

La basura está sustituyendo las arenas de las playas –como en Bali–, monumentos como la Muralla China se desgastan, y en los sitios de mucha afluencia de viajeros se disparan los precios, lo cual degrada la calidad de vida de los habitantes permanentes –en lugar de mejorarla debido a la derrama económica del turismo, que en realidad se la quedan las grandes empresas y emporios–.

El sobreturismo está ocasionado una crisis donde el placer de unos es la tragedia de otros.

como-viajar-sustentable-turismo-consecuencias-basura

La industria del turismo se antepone, además, al buen vivir de los pueblos indígenas. Eso sucede, por ejemplo, en Bachajón, una zona del sureste de México donde se construye actualmente un megaproyecto turístico, para el cual se despojó de sus tierras a las comunidades indígenas, con gran violencia –Bachajón sumo dos líderes asesinados en el 2013 y el 2014 a la funesta lista mexicana de ecologistas muertos–.

No cabe duda de que el turismo está confrontándonos a unos y otros, así como con la naturaleza y más aún, con nuestro propio espíritu itinerante y con la delicia que es viajar. Pero…

 

¿Deberíamos dejar de viajar?

No viajar sería condenarnos. La cuestión no es dejar de recorrer el mundo, sino hacerlo con conciencia: cada paso que demos en nuestra hoja de ruta será decisivo para no abonar a la crisis que el sobreturismo está provocando.

como-viajar-sustentable-turismo-consecuencias-basura

Por ello, la Organización Mundial del Trabajo ha buscado crear una nueva conciencia viajera mediante un decálogo de buenas prácticas llamado en inglés Is it too much to ask?, donde recomiendan:

  • Evitar viajar a lugares masificados
  • Evitar monumentos o zonas muy transitadas
  • Asegurarnos de las buenas prácticas de las empresas intermediarias de nuestros viajes
  • Aprehender y entender la cultura local, respetándola en todos sus códigos (de convivencia, vestimenta, etcétera)
  • No abusar de los recursos, sobre todo en lugares donde más escaseen
  • Evitar el uso de plástico al máximo y no tirar basura de ningún tipo
  • Comprar local

Otra cosa que podemos hacer para ser buenos turistas –o viajeros, mochileros, nómadas o cualquier mote de nuestra preferencia– es calcular cuánta contaminación generó nuestro viaje y contrarrestarla con prácticas de reciclaje.

También será preferente, para evitar los sitios masificados o dañar monumentos históricos, visitar lugares ecoturísticos, mismos que son gestionados por las propias comunidades. En México hay muchos hermosos lugares donde nuestros viajes ayudan verdaderamente a la economía local y no tienen impacto ecológico ni social.

Así que no dejes de viajar. Sólo hazlo con conciencia.

 

* Imágen de portada: Kate Shaw, edición Ecoosfera