6 tips que debes conocer para plantar tus árboles frutales

Son muy básicos pero estas aparentes obviedades podrían salvar tus esfuerzos en los decisivos primeros días de crecimiento.

Tener árboles propios es una deliciosa entrada al mundo de la naturaleza y a la autosustentabilidad. Son una de las partes más elaboradas de los huertos urbanos y te causará un inefable placer el comer tu misma producción orgánica.

Hoy te presentamos 6 tips básicos para crecer árboles sanos; recuerda que las primeras semanas son definitivas en su supervivencia y que la cantidad de agua, fertilizantes (orgánicos) y plaguicidas orgánicos dependen mucho de la zona en que te encuentres.

Espacio:

2 metros y medio son necesarios entre cada árbol para que puedan crecer sanos.

 

Polinización:

Investiga muy bien cuáles son los árboles que se dan en tu zona para que así puedas preparar mejor el terreno. Algunos árboles son autopolinizadores pero mucho otros requieren de toda clase de abejas y mariposas, por  ejemplo. Por lo anterior sería positivo si sembrases esas plantas que también propician el acercamiento de esos polinizadores.

 

Tiempo:

Podría sonar como una obviedad pero es básico que indagues qué árboles puedes sembrar en tu área y en qué época del año para que no se aun trabajo frustrado.
 

Hoyo:

Asegúrate de hacer un hoyo lo suficientemente amplio para que puedan crecer las raíces de tu árbol, mientras más amplio será mejor.

 

Limpia los derredores:

Cuando termines de hacer el hoyo, sembrar y luego taparlo, asegúrate de remover la tierra que ha quedado en los bordes; este es un error muy común (no remover esta tierra) ya que impide el crecimiento de las raíces.

 

Estacas:

Son usadas para que el tronco de tu árbol crezca derecho o tenga un soporte si lo vez muy débil. No todos los árboles las necesitan para crecer, haz uso de ellas solo cuando veas que tu árbol se vea muy frágil.



Cada árbol esconde un universo

Estas fotografías microscópicas revelan el asombroso universo encontrado en las entrañas de un árbol.

Nuestras vidas se hilan por fragmentos. Nos forman los instantes, los recuerdos vagos y las conexiones inesperadas que a veces parecen resultar de un plan maestro. Así es también la historia de la naturaleza, que marca permanentemente el tejido de los árboles.

En estas fotografías tomadas directo del microscopio asoma el mapa celular de varias especies de árboles. Sus células forman un cálido caleidoscopio que recuerda a la composición de las estrellas, las mismas de cuyo material está hecha la vida.

arboles por dentro 7
Maytenus micrantha, corte transversal

Estas diapositivas están en exposición en el Museo Smithsonian de Washington, cumpliendo una labor doble. Además de cautivar, forman parte de una base de datos que guarda el perfil químico de estas especies de árboles.

Al consultarla, es mucho más sencillo detectar qué especies están siendo taladas para la trata ilegal de madera y así prevenir esta práctica, que ha arrasado con una cantidad inconmensurable de vegetación en Rusia y Brasil.

arboles por dentro 5
Picea pungens, corte transversal

Los árboles, además de embellecer el paisaje, son el soporte principal de esta vida que compartimos con millones de organismos. Son espectadores callados, que no sólo purifican el aire: guardan en su estructura la memoria de acontecimientos milenarios.

Maravíllate con las figuras que iluminan su interior:

Cornus controversa, corte transversal
Ailanthus integrifolia, corte radial
Quiina negrensis, corte radial
Salix fragilia, corte transversal
Ampelopsis brevipedunculata, corte transversal
Ricinodendron heudelotii, corte tangencial
Cornus kousa, corte transversal
Picea, corte radial
Colubrina arborescens, corte tangencial
Cornus stolonifera, corte transversal
Maytenus micrantha, corte tangencial
Prosopis juliflora, corte transversal
Cornus controversa, corte radial

 

* Fotografías: Brain Pickings