5 usos del bicarbonato de sodio para cuidar tu jardín

Además de ser útil en temas de salud o de limpieza; este compuesto maravilloso también cuidará de tus plantas.

El bicarbonato de sodio se ha erigido como una panacea de la salud en los últimos años. Este antiácido es usado para aliviar problemas estomacales, e incluso muchos científicos lo recomiendan para el tratamiento de diabetes o de cáncer. El bicarbonato también mejora el funcionamiento de las células, y por si fuera poco, es un gran limpiador ecológico para tu hogar.

Pero sus múltiples usos no se reducen únicamente a los anteriores; es también un perfecto ayudante para mantener la salud de tus plantas porque es un buen fungicida o insecticida, por ejemplo.

Te compartimos algunos usos que puedes darle al bicarbonato de sodio para cuidar tus plantas:

 

Fungicida: mezcla un galón de agua con 4 cucharadas de bicarbonato. Aplícalo en los rosales para combatir las manchas negras de hongos o en árboles o plantas frutales cuando estas comienzan a aparecer.

Fortalece tus plantas: harás que la fotosíntesis sea mayor (y que así se fortalezca y crezcan más hojas). Primero deberás probar en las hojas, porque a algunas plantas no les sienta muy bien; pulveriza una mezcla de un poco de bicarbonato con vinagre. En 24 horas revisa la planta, si esta va bien es que podrás continuar con el proceso.

Contra los parásitos: añade una cucharada a un litro de agua y pulveriza o espolvorea un poco sobre la superficie del sustrato.

Para eliminar el césped salvaje: pon una capa gruesa de bicarbonato en la hierba que desees eliminar; en unos dos o tres días el césped deberá comenzar a morir.

Aleja las pestes: esparce un poco de bicarbonato en la tierra de tu jardín; las hormigas, conejos o cucarachas, evitarán acercarse.



Bicarbonato de sodio: 20 usos y beneficios para convertirlo en tu mejor amigo

Conviértete en alquimista de la buena vida usando el bicarbonato de sodio como materia prima para miles de remedios.

Lo más sencillo es, en muchas ocasiones, lo mejor. Este es el caso del bicarbonato de sodio, un mineral básico que funciona como remedio medicinal, producto de limpieza ecológico e incluso para cuidar el jardín, y que es realmente un must que debe estar en tu hogar.

 

¿Por qué usar bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio es un compuesto cristalino que se puede encontrar en la naturaleza, o producirse de manera artificial sin que pierda ningún atributo. Así que, aunque sus presentaciones podrían no darnos mucha confianza –pues suelen ser parecidas a las de los productos de limpieza–, lo cierto es que puedes usarlo y tener siempre la seguridad de que es idéntico al mineral producido en la naturaleza, y de que te aportará los mismos grandes beneficios.

Además, utilizar bicarbonato de sodio nos puede ahorrar bastante dinero, y es sin duda una manera de ser más sustentable, ya que ayuda a reemplazar toda clase de productos, muchos de los cuales suelen ser poco amigables con el medioambiente.

como-usar-bicarbonato-sodio-beneficios

 

¿Por qué es tan mágico?

Dado que ayuda a dilatar las venas sanguíneas, esta sal permite que el oxígeno se expanda en todo el cuerpo y el pH de la sangre se equilibre. Por ello se ha usado como tratamiento para afecciones como acidez estomacal, gastritis, artritis, osteoporosis, diabetes o cáncer.

Pero además, al ser un compuesto tan básico, el bicarbonato de sodio es la base perfecta para cientos de remedios, pócimas y sustancias; puede funcionar como ingrediente clave para crear sustitutos, por ejemplo, de productos de belleza.

Aunque en muchas ocasiones el bicarbonato de sodio es mágico por sí solo. Aquí te mostramos cómo usarlo solo, con agua o con otros ingredientes naturales, para que te conviertas en todo un alquimista de la buena vida.

 

Usos para sanar y consentir a tu cuerpo

como-usar-bicarbonato-sodio-beneficios

Exfoliante

Mezcla 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Frota suavemente sobre el rostro o el cuerpo con movimientos circulares y enjuaga. 

 

Relajante muscular para pies

Sumerge tus pies en un recipiente con agua tibia y tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Frota y deja reposar durante unos minutos. Agrega unas gotas de aceite esencial de lavanda. 

 

Desodorante

Mezcla bicarbonato de sodio con aceite de coco, para que tenga una textura cremosa y sea absorbido por la piel. En un frasco, ve mezclando ambos hasta obtener la consistencia deseada.

 

Antiácido

Añade a un vaso de agua una cucharadita de bicarbonato y bébelo con rapidez.

 

Suero

En un vaso de agua mezcla el jugo de un limón, una pizca de sal, dos cucharadas de azúcar y una cucharada de bicarbonato.

Es un hidratador fantástico, sin colorantes y con menos azúcar que los sueros comerciales.

 

Removedor de astillas

En un vaso pequeño con agua, añade una cucharada de bicarbonato de sodio. Sumerge la zona con la astilla durante varios minutos, dos veces al día.

 

Crema antiacné

Mezcla media cucharadita de miel, una cucharada de bicarbonato de sodio y si lo deseas, un chorrito de aceite vegetal. Revuelve y aplícalo durante 5 minutos. Masajea y luego enjuaga. Esto limpiará tu rostro, y basta con hacerlo una o dos veces a la semana para obtener resultados. 

 

Acondicionador

Mezcla 100 mililitros de agua con tres cucharadas de bicarbonato y rocía el cabello. Masajea el cuero cabelludo, deja actuar por 5 minutos y enjuaga. Esto dará brillo y sedosidad a tu cabello.

 

Blanqueador dental

El bicarbonato remueve manchas y deja blancos los dientes. Es suficiente con aplicar con un dedo un poco de polvo sobre los dientes, dejarlo actuar unos minutos y enjuagar. No hay necesidad de cepillar.

 

Usos para el hogar

como-usar-bicarbonato-sodio-beneficios

Quitamanchas de aceite y grasa

Esparce bicarbonato de sodio sobre el lugar y frota con un cepillo mojado.

 

Desinfectante y blanqueador

En una esponja húmeda, espolvorea bicarbonato de sodio y frota como regularmente lo haces. A continuación deja reposar 5 minutos, enjuaga bien y seca.

 

Eliminador de malos olores en los zapatos

Espolvorea una o dos cucharadas en los zapatos mientras no los uses; remueve el bicarbonato cuando vayas a usarlos.

 

Desinfectante de frutas y verduras

Mezcla 20 gotas de extracto de semillas de toronja con una cucharada de bicarbonato de sodio, una taza de vinagre blanco y una taza de agua. Diluye y vierte la mezcla en un rociador.

 

Insecticida contra hormigas

Mezcla en partes iguales azúcar y bicarbonato de sodio, y coloca la mezcla en los lugares que las hormigas invadan y en los caminos que formen.

Las hormigas huyen de esta mezcla probablemente porque aprenden que es nociva para su cuerpo, pues en él tienen una sustancia ácida que produce una reacción tóxica al entrar en contacto con ella.

 

Desodorante de refrigerador

Sólo tienes que colocar un recipiente abierto con bicarbonato de sodio en tu refrigerador y absorberá todos los malos olores. Cámbialo cada 3 meses.

 

Para cocinar legumbres más rápido

Si cocinas frijoles, lentejas, garbanzos y otras legumbres que suelen tardar bastante en la cocción, agrega una pizca de bicarbonato a la olla y se cocinarán más rápido.

 

Usos botánicos

como-usar-bicarbonato-sodio-beneficios

Fungicida

Mezcla 4 litros de agua con cuatro cucharadas de bicarbonato. Aplícalo en las plantas o árboles para combatir las manchas negras de hongos cuando éstas comienzan a aparecer.

 

Rejuvenecedor de plantas

El bicarbonato puede darle un boost a tus plantas, haciéndolas recuperar su verde lustroso y fortaleciéndolas. Sólo necesitas combinar una cucharadita de bicarbonato con un poco de sal de Epsom y media cucharadita de amoníaco en 4 litros de agua. Alimenta a tus plantas con 1/4 de esta solución.

 

Para embellecer flores

Si quieres una mejor floración que dé como resultado flores más bellas –de colores más vivos y brillantes– sólo tienes que disolver un poco de bicarbonato en el agua que rocías sobre tus plantas.

 

Para eliminar los olores de la composta

Si haces tu composta casera pero quieres tener bajo control el olor de aquella que todavía no estés usando, sólo espolvorea sobre ella un poco de bicarbonato de sodio. Además de eliminar malos olores, evitarás que se acidifique. Sólo no uses mucha, pues podrías provocar que se detenga el proceso de fermentación.



20 asombrosos usos del bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es una especie de panacea para numerosas enfermedades físicas.

Parece un remedio casero del tiempo de nuestros antepasados, pero el bicarbonato de sodio es una especie de panacea para numerosas enfermedades físicas. Dado que su función es dilatar las venas sanguíneas, esta sal permite que el oxígeno se expanda en todo el cuerpo y el pH en la sangre se equilibre. Y por ello, se ha usado como tratamiento para afecciones como acidez estomacal, gastritis, artritis, osteoporosis, diabetes o cáncer. 

Más en Ecoosfera: Descubre los beneficios en la salud del bicarbonato de sodio

Pero estos no son los únicos beneficios del bicarbonato de sodio; de hecho, esta sal es multiusos por lo que se puede aplicar para el cuidado de las plantas y la limpieza en el hogar. A continuación te compartimos una lista de las diferentes maneras en que puedes aprovechar este elemento básico: 

Para la limpieza: 

Quita manchas de aceite y grasa. Esparce bicarbonato de sodio sobre el lugar y frota con un cepillo mojado. 

Desinfecta y blanquea diversas superficies –desde una tina de baño, azulejos, baldosas o cocina–. En una esponja húmeda, espolvorea bicarbonato de sodio y frota como regularmente lo haces. A continuación deja reposar cinco minutos, enjuaga bien y seca. 

Limpia los pisos. Elimina la suciedad sin dejar rayones con u 1/2 taza de bicarbonato de sodio en una cubeta de agua tibia. 

– Deja la ropa, peluches y alfombras como nuevos –sin manchas ni malos olores–. Para la ropa, agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio al jabón líquido; para los peluches, espolvorea con bicarbonato de sodio y deja reposar durante 15 minutos, retira el bicarbonato con un cepillo y listo; y para las alfombras, espolvorea toda la superficie y deja reposar durate la noche, luego barre la mayor cantidad y aspira el resto. 

Quita los malos olores a los zapatos. Espolvorea una o dos cucharadas en los zapatos mientras no los uses; remueve el bicarbonato cuando vayas a usarlos. 

mal olor en zapatos, usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Para la salud: 

Se puede usar como pasta dentífrica. Dale click aquí para conocer la receta. 

Es exfoliante para rostro y cuerpo. Sólo necesitas mezclar 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Frota suavemente sobre el rostro o el cuerpo con movimientos circulares; y luego enjuaga. 

Es desodorante natural. Con una pizca de bicarbonato de sodio y unas gotas de agua. Aplícalo directamente en las axilas. 

Reduce la sensación de cansancio en los pies. Sumerge tus pies en un recipiente con agua tibia y tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Frota y deja reposar durante unos minutos. Agrega unas gotas de aceite esencial de lavanda. 

 usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Desintoxicante. En un baño, añade 1/2 taza de bicarbonato de sodio a la tina. Esto neutralizará los ácidos de la piel, aliviando dolores, comezones y toxinas. Agrega 1/2 taza de vinagre para que la piel quede más suave. Además, la mezcla limpiará la tina. 

Dile adiós a la acidez estomacal. Agrega una pizca de bicarbonato de sodio en un vaso de agua natural y bébelo. 

Remueve astillas. En un vaso pequeño con agua, añade una cucharada de bicarbonato de sodio. Sumerge la zona con la astilla durante varios minutos, dos veces al día. 

Suaviza la piel de las manos. Mezcla 3/4 de bicarbonato de sodio y 1/4 de agua. Aplica la pasta en tus manos y luego enjuaga. 

usos de bicarbonato de sodio, bicarbonato de sodio

Alivia las picaduras de insectos. Prepara con una pasta con poco de bicarbonato de sodio y agua, y aplícalo sobre la picadura. Esto ayudará a aliviar la comezón. 

Ayuda a bajar de peso. Dale click aquí para conocer más al respecto. 

Para las plantas: 

– Fungicida: mezcla un galón de agua con 4 cucharadas de bicarbonato. Aplícalo en los rosales para combatir las manchas negras de hongos o en árboles o plantas frutales cuando estas comienzan a aparecer.

– Fortalece tus plantas: harás que la fotosíntesis sea mayor (y que así se fortalezca y crezcan más hojas). Primero deberás probar en las hojas, porque a algunas plantas no les sienta muy bien; pulveriza una mezcla de un poco de bicarbonato con vinagre. En 24 horas revisa la planta, si esta va bien es que podrás continuar con el proceso.

bicarbonato de sodio

– Contra los parásitos: añade una cucharada a un litro de agua y pulveriza o espolvorea un poco sobre la superficie del sustrato.

– Para eliminar el césped salvaje: pon una capa gruesa de bicarbonato en la hierba que desees eliminar; en unos dos o tres días el césped deberá comenzar a morir.

– Aleja las pestes: esparce un poco de bicarbonato en la tierra de tu jardín; las hormigas, conejos o cucarachas, evitarán acercarse.