Mira la planta carnívora que come hasta 6000 insectos en una hora (VIDEO)

Un néctar atrae a los insectos que posteriormente caen al interior de su “estómago”.

Calificada como una máquina devoradora, la capacidad de esta planta carnívora es muy inusual.  Es capaz de comer hasta 6000 insectos en una hora por su fisonomía que asemeja una clase de aspiradora viviente. 

Para atraer a tantos insectos esta produce un néctar que los mantiene en su superficie, pero luego estos van cayendo, ya pegados al néctar, hacia un resbaladizo que da a su estómago. Su capacidad alimenticia ha sorprendido a los científicos.

El Smithsonian Channel hace una interesante y persuasiva síntesis de esta especie en pocos minutos: 



Encuentran increíbles plantas carnívoras en Brasil

En las partes altas de Brasil, biólogos encuentran increíbles plantas carnívoras que se alimentan por debajo de la tierra. El hallazgo ha sorprendido al mundo científico debido a la rareza de esta especie.

La sabana brasileña es el hogar de tres nuevas especies de plantas carnívoras. Se trata de plantas que se alimentan de pequeños insectos que viven por debajo de la tierra.

Su método para atrapar presas es sencillo: poseen extremidades pegajosas a las que su alimento se adhiere rápidamente.

Lo interesante de estas tres nuevas especies es que, a diferencia de las demás que atrapan su alimento vía aérea, éstas lo hacen subterráneamente.

El Dr. Peter Fritsch, de la Academia de Ciencias de California, ha comenzado la búsqueda de plantas que también pueden digerir animales bajo tierra, y dijo que incluso podrían ser plantas muy conocidas que emplean este método para convertirse en carnívoras.

“La primera vez que vi estas plantas no podía creer lo que estaba viendo. Nunca he visto nada igual antes. El suelo en el que crecen es muy pobre y arenoso. Sus raíces brindan apoyo, pero tienen hojas que crecen bajo tierra también”, dice el doctor Fritsch

Las plantas, llamadas Minensis Philcoxia, Philcoxia goiasensis y Bahiensis Philcoxia, se localizan en las partes altas de Brasil, y son extremadamente raras por su compleja estructura orgánica.

“No está claro aún si las plantas atraen a los organismos a sus hojas pegajosas, ya que no he encontrado nada que lo sugiera eso. Podría ser un sistema pasivo, donde los animales entran en contacto con las hojas a medida que pasan y quedan atrapados”. Dijo Fritsch.

[TELEGRAPH]