El primer albergue de axolotes (uno de los animales más extraños del mundo) es abierto en México

Se les instalará chips para cuidarlos; se trata del primer esfuerzo fuera de Xochimilco para preservarlos.

La apariencia del axolote es extraordinaria; asemeja a un dragón pequeño de las aguas. Su nombre vienen del náhuatl Xolotl, quien era el dios azteca de la muerte, la resurrección y el juego.

Es como un pez con unas branquias dragonianias, pero además tiene patas, por lo que es considerado un anfibio. Es capaz de pasar todo el día bajo el agua pero debe salir a respirar en algún momento; es carnívoro, suele saciar en ocasiones su hambre con miembros de su misma especie y cuando pierde una de sus extremidades puede regenerarlas.

Su hábitat principal son los lagos del centro de México, principalmente los del Distrito Federal, en especial el Lago de Texcoco. Sin embargo, la contaminación de este último y la desaparición de los demás lagos han hecho que hoy esté en peligro de extinción. Para evitarlo, un grupo de científicos, estudiantes y pobladores del sur de la ciudad han lanzado un proyecto de generación de albergues fuera de Xochimilco.

Primero fueron colocados 10 ejemplares en los cuerpos de agua de la Cantera Oriente de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel. Los científicos monitorearán inicialmente su actividad por medio de unos chips que les serán instalados con anestesia. 

Este proyecto es fundamental porque se trata del primer esfuerzo más allá de los llevados a cabo en Xochimilco por preservar a esta especie que puede enseñarnos mucho, incluso sobre la regeneración de tejidos en los humanos.



Estrenarán en Xochimilco trajinera fabricada a partir de materiales reciclados

Una trajinera fabricada a partir de PET, con una vida útil de alrededor de 100 años

El lago de Xochimilco, uno de los sitios más icónicos de la ciudad de México, ha sido el protagonista de festejos, guías turísticas y tradiciones. Alimentado por unos pocos canales que riegan la mitad norte de la delegación Xochimilco, este sitio es un emblema histórico.

Inició como un sistema de cultivo conocido como chinampa. Desde entonces, se ha transformado en un centro de reunión de locales y turistas para recorrer dichos canales en trajineras de madera. Desgraciadamente, el constante uso de esta zona ha generado una cantidad impresionante de basura y contaminación: botellas de vidrio y residuos de plástico, entre otros.

De manera que, después de continuos problemas relacionados con la rentabilidad, mantenimiento y contaminación de esta vía turística, los canoeros decidieron acercarse a la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación del Distrito Federal (SECITI) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para buscar alternativas a la problemática.

¿La solución? Una trajinera fabricada a partir de PET, con una vida útil de alrededor de 100 años. Se estima que la producción en serie de este tipo de producto será de 15 mil pesos (a diferencia de una de madera, que oscila entre unos 35 y 40 mil pesos).

Mauricio León Salazar, encargado del proyecto, explica que esta solución pretende ser amigable con el medio ambiente, ya que se recolecta el plástico, reduciéndolo a semipolvo (con textura de arcilla) para, así, mezclarlo con el filamento de PET. De ese modo se pueden confeccionar los tablones con los que se hizo la trajinera.

Además de ser más económica (a corto, mediano y largo plazo), esta solución también es un acercamiento revolucionario para el cuidado del medio ambiente y el reforzamiento del turismo en la ciudad: una adecuación de la artesanía tradicional a los menesteres urgentes de hoy.

 



La biodiversidad mexicana en crisis: desaparecen ajolotes de Xochimilco y cae número de mariposas monarca

Estudios recientes, llevados a cabo por la UNAM y WWF, reportan que los números de ambas especies han disminuido drásticamente en el último año.

Actualmente las extinciones masivas de especies son cosa del día a día. Lamentablemente México, cuya biodiversidad es inmensamente rica, también se enfrenta a la disminución desmesurada de los fenómenos naturales que solían caracterizar al país. Esta semana varios medios de información, entre ellos CNN y La Jornada, han publicado artículos que exponen la preocupante desaparición de dos especies mexicanas: el ajolote de Xochimilco y las mariposas monarca que hibernan en Michoacán.

De acuerdo a un censo de la UNAM, tomado durante tres meses del año pasado, no se encontró un solo ajolote en los canales de Xochimilco. En el 2008 un censo similar encontró 100 ejemplares por kilómetro cuadrado en la misma zona. Y el mismo censo en 1998 encontró 6,000 ajolotes por kilómetro cuadrado. Actualmente el equipo del doctor Luis Zambrano (Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la UNAM) se encuentra en la segunda etapa del censo poblacional de los ajolotes.

4

El proceso del censo incluye capturar a los ajolotes, medirlos y pesarlos para después regresarlos a los canales. Las principales amenazas del “monstruo acuático” incluyen la urbanización, contaminación y la introducción de especies exóticas, además dada la baja variabilidad genética de su reproducción en cautiverio, no es recomendable criar la especie en peceras para luego reintroducirla a su hábitat natural.

Por otro lado, la disminución de la población de mariposas monarca es igual de preocupante. De acuerdo a un estudio del WWF (World Wildlife Fund) este año hubo una caída del 43.7%  en el número de mariposas que pasan el invierno en México; de manera que el año pasado ocuparon poco más de un hectárea durante su estadía en el país, este año las mariposas solo cubrieron  0.67 hectáreas. Es el número más bajo reportado desde que el fenómeno comenzó a estudiarse en 1993, y es mucho menor a las 18 hectáreas que cubrieron en 1995.

Ya que el recorrido de la mariposa empieza en Canadá pasa por Estados Unidos y termina en México, las medidas que el gobierno mexicano ha asumido son insuficientes para asegurar la supervivencia de la especie. Uno de los principales factores que afecta a estas mariposas es la tala de árboles para cultivos y el uso de pesticidas en la región del medio oeste de E.U.A donde las mariposas se reproducen.Monarca_1_(60725860)

La posible extinción del ajolote y de la mariposa monarca representa una pérdida histórica, cultural y económica para México, un país que depende del turismo. En términos culturales, el hecho que el ajolote, un animal asociado con una deidad Azteca, desaparezca, o que las mariposas monarca ya no alegren los panteones el Día de Muertos,  son dos tragedias que sin duda afectaran al país profundamente. Los censos de estas dos especies nos recuerdan que tomar una posición activa en defensa del medio ambiente no es algo que podamos tomar a la ligera y, además, requiere la atención de todos, desde los individuos hasta los gobiernos, además de pactos de cooperación internacional que realmente busquen soluciones a la actual crisis ambiental.