Aprende a reconocer a Plutón en el cielo con estos mapas

Algunos trucos para reconocer a este, aparentemente, elusivo y hermoso astro.

No hace mucho los científicos desterraron a Plutón de la línea planetaria del sistema solar, convirtiéndolo en sólo el objeto más grande del Cinturón Kuiper. La realidad es que este mundo, lejano, misterioso e interesante, no es tan sencillo de observar a simple vista de un telescopio.

De acuerdo con Modern Nature Network, Plutón es actualmente aproximadamente de una catorceava magnitud, lo cual hace que se requiere de un telescopio de al menos 200mm de apertura para lograr verlo. Por ello, Geoff Gaherty, de SPACE.com, creó una serie de mapas con zoom para alcanzar a ese pequeño objeto planetario:

El primer mapa a cielo abierto para esta guía muestra lo que se vería a simple vista y con binoculares a las 3 a.m. (el teapot de Sagitario). El autor recomienda usar Ascella y Nunki para localizar dos de estrellas de cuarta magnitud (Omicron y Xi2) con tu telescopio.

2

 

Para el segundo mapa se puede cambiar a una pieza visual de menor poder, con base en la posición de los Nuevos Horizontes; sin embargo, es difícil de ver a Plutón aún con los telescopios más poderosos de la Tierra.

1

 

Para ubicar a Plutón, ubica al triángulo de las estrellas de una novena magnitud, donde las de la derecha apuntan a un par de estrellas de una décima magnitud. Plutón parecerá una pequeña estrella; pero basta con observar a diario el cielo para reconocer que Plutón es aquella estrella que se ha movido.

3



Este danés es el perfecto ejemplo de cómo el arte contemporáneo es compatible con la conciencia social

Olafur Eliasson inyecta su trabajo con una conciencia universal que catapulta el arte fuera de sus confines normales y desafía la forma en que habitamos el mundo.

Para Olafur Eliasson, el arte puede cambiar el mundo con su intensidad. O, quizás, ayudarlo a que esté en una habitación con el ministro de energía de Nigeria y así contribuir a alfabetizar a cientos de niños y niñas en situaciones precarias.

Mientras que algunos artistas de su rango son conocidos por sus superegos, el altruismo es el rasgo dominante en el arte de Eliasson.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 6

Su arte se deriva de una práctica sincera en la que colabora con expertos en diversos campos para crear piezas destinadas a proponer intervenciones críticas dentro de los sistemas sociales existentes, un esfuerzo que está diseñado para inspirar el debate y nuevas percepciones, o para detonar el cambio.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 2

En su más reciente trabajo, Objets définis par l’activité (Objetos definidos por actividad), se reúnen una selección de 18 obras que destacan, juntas y por separado, la investigación de Eliasson sobre tiempo, percepción, espacio, movimiento y la relatividad de la realidad.

Nuestra percepción del mundo es fácil de engañar: quiero revelar los trucos, destacar la forma en que los medios o los políticos abordan erróneamente ciertos asuntos. Quiero que actúen como defensores de la transparencia.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 9
Libro de recetas vegetarianas del Studio Olafur Eliasson .

Explica para la revista Wallpaper. Con cada trabajo, Eliasson le pide a las personas que incorporen plenamente su experiencia humana a una conexión con la esfera pública más amplia, según afirma para el New York Times.

Cuando combinas datos con acciones, comienzas a influir en el espectador: más tarde se convierte en el productor de su propia realidad en lugar de ser la víctima de ella. ¡Todo mi trabajo se basa en el proceso de convertir un ‘pensamiento’ en ‘hacer’!

Eliasson se ha convertido en un líder progresivo en el tipo de pensamiento creativo que cuestiona la forma en que las personas perciben la cultura, la comunidad y el entorno natural que les rodea.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 4

Su obra más famosa hasta la fecha es “The weather project“, para el cual el Turbine Hall del Tate Modern de Londres se convirtió en un gigantesco solárium artificial atrayendo en el transcurso de seis meses a dos millones de visitantes, que a menudo se sentían obligados a acostarse en el piso, deletreando mensajes políticos con sus cuerpos o simplemente mirándose a sí mismos y a los demás en el espejo del techo.

Muchas de las obras de Eliasson son así: irrupciones del elemental en un entorno de museo, como si el edificio hubiera tenido alguna fuga mítica.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 3

Eliasson cree que en la vida cotidiana tenemos una tendencia a apresurarnos en modo piloto automático, y rara vez cuestionamos nuestras creencias más profundas. El arte, al gozar de los sentidos, puede hacernos más conscientes de nuestras posiciones en el tiempo, el espacio, la jerarquía, la sociedad, la cultura y el planeta. A largo plazo, esta conciencia intensificada dará como resultado un cambio positivo: emocional, social y político.

Eliasson tiene 90 personas trabajando para él. Cuatro días a la semana, todos comen un almuerzo vegetariano saludable juntos en el comedor lleno de luz. Se dice que puedes notar cuánto tiempo ha trabajado alguien en el Studio Olafur Eliasson sólo por lo la notable mejoría en su salud. El año pasado, el Estudio publicó su propio libro de recetas vegetarianas sostenibles.

olafur-eliasson-arte-contemporaneo-conciencia-social 1
Little Sun

El mundo del arte subestima su propia relevancia cuando insiste en permanecer siempre dentro de su mundo. Tal vez uno puede tomar algunas de las herramientas, metodologías y ver si se puede aplicar algo fuera del mundo del arte.

Después de que adoptaron a dos niños de Addis Ababa, Eliasson y su esposa, la historiadora de arte Marianne Krogh Jensen, comenzaron 121Ethiopia, un proyecto que trabaja para mejorar las vidas de los niños en los orfanatos de Etiopía.

Además, Little Sun, es la otra empresa filantrópica de Eliasson y son lámparas LED de energía solar, lo suficientemente livianas para llevarlas colgadas del cuello en un cordón. Su objetivo: alfabetizar a comunidades en África.



Siempre queremos ver lo que esta oculto detrás de lo que vemos

Hay un interés en lo que está oculto y lo visible que no se nos muestra.

Al menos oculta el rostro parcialmente. Bueno, aparentemente tienes una cara, la manzana, ocultando lo visible pero oculto, el rostro de la persona. Es algo que sucede constantemente. Todo lo que vemos oculta otra cosa, siempre queremos ver lo que esta oculto detrás de lo que vemos. Hay un interés en lo que está oculto y lo visible que no se nos muestra. Este interés puede tomar la forma de un sentimiento muy intenso, una especie de conflicto, podría decirse, entre lo visible que está oculto y lo visible que está presente.

René Magritte sobre su pintura The Son Of Man (El hijo del hombre), 1964.