Aprende a reconocer a Plutón en el cielo con estos mapas

Algunos trucos para reconocer a este, aparentemente, elusivo y hermoso astro.

No hace mucho los científicos desterraron a Plutón de la línea planetaria del sistema solar, convirtiéndolo en sólo el objeto más grande del Cinturón Kuiper. La realidad es que este mundo, lejano, misterioso e interesante, no es tan sencillo de observar a simple vista de un telescopio.

De acuerdo con Modern Nature Network, Plutón es actualmente aproximadamente de una catorceava magnitud, lo cual hace que se requiere de un telescopio de al menos 200mm de apertura para lograr verlo. Por ello, Geoff Gaherty, de SPACE.com, creó una serie de mapas con zoom para alcanzar a ese pequeño objeto planetario:

El primer mapa a cielo abierto para esta guía muestra lo que se vería a simple vista y con binoculares a las 3 a.m. (el teapot de Sagitario). El autor recomienda usar Ascella y Nunki para localizar dos de estrellas de cuarta magnitud (Omicron y Xi2) con tu telescopio.

2

 

Para el segundo mapa se puede cambiar a una pieza visual de menor poder, con base en la posición de los Nuevos Horizontes; sin embargo, es difícil de ver a Plutón aún con los telescopios más poderosos de la Tierra.

1

 

Para ubicar a Plutón, ubica al triángulo de las estrellas de una novena magnitud, donde las de la derecha apuntan a un par de estrellas de una décima magnitud. Plutón parecerá una pequeña estrella; pero basta con observar a diario el cielo para reconocer que Plutón es aquella estrella que se ha movido.

3



La intuición como señal de mayor inteligencia

¿Cómo resuelves los retos que te presenta la vida? Si lo haces con más intuición, quizá seas más inteligente.

Para algunos científicos, la intuición podría ser la forma más elevada de inteligencia. Por supuesto, la inteligencia no es algo que pueda determinarse fácilmente, pues está compuesta de diversos elementos. Para muchos, no obstante, lo más importante es la capacidad de razonar. Pero usar la intuición, aunque ésta sea una forma preconsciente de entender las cosas, puede ser mucho más poderoso que usar la razón. 

Pero antes, ¿qué es la intuición?

intuicion

Esta habilidad es regulada por la red neuronal preconsciente y es, básicamente, lo que nos permite sobrevivir. Gracias a la intuición podemos hacer las cosas más mundanas sin tener que razonarlas hasta sus ultimas consecuencias, como lo puede ser caminar o abrir una puerta.

Pero además, este instinto regula nuestro entendimiento de la realidad, actuando como un filtro entre la información y nuestro cerebro. Es así que la intuición nos ayuda a distinguir entre lo verdadero y lo falso, y como puede darnos pistas sobre lo que es mejor para nosotros en un momento dado.

El director del Max Planck Institute for Human Development, Gerd Gigerenzer, quien además es autor del libro Gut Feelings: The Intelligence of the Unconscious, piensa que son estas características las que hacen de la intuición la forma más elevada de inteligencia. Según contó para Forbes, él mismo es al mismo tiempo racional e intuitivo.

En mi trabajo científico, tengo corazonadas. No puedo siempre explicar por qué creo que un camino es el camino correcto, pero tengo que confiar en ello y seguir adelante. También tengo la habilidad de corroborar estas corazonadas y averiguar de qué se tratan. Esa es la parte científica.

Como la intuición es lo que ha llevado a este psicólogo a realizar sus mayores aportes al mundo de la ciencia, no duda en catalogarla como una forma de inteligencia. Y más aún, como la más elevada. Y es que, según Gigerenzer, la intuición promueve un mayor aprovechamiento de la curiosidad, la que, apoyada en esta habilidad intelectual, puede abonar mucho a nuestra búsqueda de conocimiento.

Déjame ponerlo de manera más simple. Si todo lo que haces consiste en sentarte en una silla y confiar en tu intuición, no estás ejercitando mucho que digamos tu inteligencia. Pero si a partir de ella profundizas en un tema y estudias sus diversas posibilidades, estás ejercitando tu inteligencia.

Así que, si no confías en tu intuición, piensa otra vez. Y ponla más seguido en práctica, como una más de las maravillosas habilidades de tu cerebro. Pero, ¿cómo hacerlo?

Despierta tu intuición

Hacerte más intuitivo es difícil con las dinámicas actuales. Por ejemplo, la productividad que nos exigen en nuestros trabajos suelen mermar a nuestra intuición, porque nos exigen fríos cálculos y nos colocan bajo presión. No obstante, ejercitar al cerebro y a las emociones para ser más intuitivo es posible.

Lo único que tienes que hacer es ponerte en sintonía con tus sentidos. De lo que se trata es de aguzarlos todos para poder utilizarlos de manera inconsciente, para lo cuál tendrás que acostumbrarte a realizar sesiones de meditación cotidianas, y entablar diálogos con tu yo interno más seguido. Pero si quieres saber más de cómo despertar a tu yo intuitivo, puedes ver nuestra guía aquí. Porque somos fans de la intuición. Y creemos que si se convierte en una fuerza colectiva, podremos evolucionar como civilización.

 

*Imágenes: 1) Claude Monet, Water Lilies; 2) Dirk Salm / Public Domain



Científicos rastrean por primera vez el origen de una “partícula fantasma” proveniente de otra galaxia

Un mensajero cósmico ayuda a científicos a descubrir una fuente de partículas de alta energía en el universo, las llamadas “partículas fantasma”.

Por primera vez, los científicos han identificado el origen de un neutrino que viajó desde fuera de la galaxia. Nadie sabe cuál es exactamente su fin, pero los neutrinos son partículas muy pequeñas, parecidas a los electrones, que viajan a una velocidad similar a la de la luz. Se sabe que abundan en el universo y que pueden atravesarnos por millones en tan sólo un segundo, sin que nos demos cuenta.

De manera que el hallazgo de su génesis es un hecho sin precedentes, que podría cambiar para siempre a la astronomía. ¿Por qué? Esto significa que ahora se cuenta con información sobre los posibles orígenes de los “rayos cósmicos de alta energía”, lo que puede ayudar a resolver un viejo misterio: de dónde proviene la radiación cósmica, descubierta por el físico Victor Hess en 1912. María Victoria Fonseca, presidenta de la Junta de la Colaboración MAGIC y catedrática de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), afirma:

Este trabajo pionero de coordinación entre técnicas de observación tan dispares en observatorios repartidos por todo el globo, en los lugares más extremos del universo, abre una nueva era en la detección de los mensajeros cósmicos, ofreciéndonos una nueva perspectiva del cosmos.

cientificos-descubren-origen-particulas-alta-energia-1
Disección de un hoyo negro / Hubble

Las partículas de alta energía proceden de un blazar, un agujero supermasivo en el centro de una galaxia que absorbe materia y emite chorros de radiación. Francis Halzen, el investigador principal del observatorio IceCube, dijo para el diario La Vanguardia:

Esta campaña ha cubierto todas las longitudes de onda del espectro electromagnético, desde la radio a los rayos gamma y, lo más importante, el neutrino de IceCube que lanzó la alerta.

Es por eso que este descubrimiento, que constituye un hito científico, abre nuevas posibilidades para la astronomía, ya que para ello se utilizaron dos tipos de mensajeros: ondas electromagnéticas y neutrinos.

cientificos-descubren-origen-particulas-alta-energia 3
Observatorio

 

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y IceCube explicaron que existe una alta probabilidad de que el neutrino se originara en un agujero negro activo en el centro de una galaxia distante de tipo blazar, en la constelación de Orión.

Según la revista Science, el hallazgo contribuye a abrir nuevas ventanas al universo. Antes se habían identificado dos fuentes de partículas de alta energía: el sol y una supernova cercana, en 1987. A partir del último descubrimiento se concluye que los blazares son una fuente de neutrinos astrofísicos. Los blazares están entre los fenómenos más violentos del universo y son un asunto importante para la astronomía extragaláctica.

 

Un rastro de la radiación cósmica

El universo está inmerso en rayos cósmicos, conjuntos de partículas aceleradas a grandes velocidades que llegan a la Tierra constantemente, aunque la atmósfera nos protege de ellos. Sin embargo, el origen de los rayos cósmicos más energéticos, conocidos desde hace más de 100 años, era un misterio hasta hoy.

cientificos-descubren-origen-particulas-alta-energia 5

Los rayos cósmicos consisten mayoritariamente en protones de altas energías. Según aclara Elisa Bernardini, investigadora principal del proyecto en MAGIC, científica de DESY Zeuthen y de la Universidad Humboldt de Berlín, el hecho de que sea tan difícil encontrar las fuentes de origen de los rayos cósmicos se debe a que “los protones de carga eléctrica positiva son desviados por los campos magnéticos en el espacio, por lo que, al no viajar en línea recta, no podemos ver la dirección de donde vienen”.

En cambio, los neutrinos y los fotones, al no tener carga eléctrica, viajan por el universo sin desviarse. Esto permite identificar los objetos astrofísicos en los que se crearon. Por otro lado, los blazares son objetos que pertenecen a la familia de los núcleos activos de galaxias; son conocidos como los más extremos y variables en todas las bandas del espectro electromagnético.