6 consejos para elegir el mejor tipo de yoga para ti

Existen distintos tipos de yoga, y aunque todos tienen un sentido espiritual, sus beneficios físicos y mentales son distintos.

El yoga nos ha envuelto con sus beneficios, y de paso nos ha mostrado los avances tecnológicos (acaso con el mismo cuerpo) que los hindúes han conocido por miles de años, con un fin además espiritual. 

Cualquiera puede conocer los beneficios de la yoga con tan solo probarlo pero así como quizá no has encontrado el tipo de meditación perfecta para ti, quizá tampoco has encontrado el tipo de yoga perfecto para ti. 

El sito Lovesurf ha hecho un recuento de algunos tipos de yoga y las características generales de cada una para que elijas aquella que vaya más contigo (recuerda siempre que el yoga tiene un origen espiritual y objetificarlo es pésimo): 

 

Vinyasa: se caracteriza por los movimientos frecuentes intercalando distintas poses. Incrementa el ritmo del corazón.

Para ti si: prefieres rutinas donde el profesor cambie continuamente de asanas; es ideal si te gusta hacer cardio.

 

Hatha: es una de las más gentiles. Los movimientos son muy sutiles y generalmente van mezclados con ejercicios de respiración.

Para ti si: buscas experimentar los beneficios mentales del yoga. 

 

Ashtanga: uno de los tipos de yoga más populares. Intercambia los movimientos rápidos del cardio con entrenamiento de fuerza.  Generalmente sus asanas son más vigorosos.

Para ti si: te gusta la rutina y prefieres los beneficios físicos del yoga. 

 

Poder Vinyasa: se diferencia del Vinyasa porque es más flexible y evita una secuencia de posturas. 

Para ti si: si no disfrutas la rutina pero deseas una clase que priorice los beneficios cardiacos. 

 

Iyengar: está muy enfocada en la alineación de la postura y energía. Por ello hace uso de soportes como bloques o cinturones. 

Para ti si: has tenido una lesión te será de mucha utilidad.

 

Bikram: fue creada por Bikram Chowdhury. Es un tipo de yoga de 26 posturas estáticas que se hacen en baños de sauna. 

Para ti si: ideal para principiantes y para aquellos que quieran perder toxinas y peso.



4 maneras alternativas para lidiar con el estrés postraumático

Derivado de experiencias devastadoras, el estrés postraumático puede comenzar de maneras insospechadas. Algunos consejos para sobrellevar la ola.

El cuerpo es sabio. En él se incrustan todas las vivencias que experimentamos —las recordemos conscientemente o no—. Por eso, el estrés postraumático puede hacerse presente muy fácilmente tras vivir una situación terrible, como puede ser un accidente o presenciar una muerte.

La mitad de hombres y mujeres en el mundo han pasado, al menos, por un trauma en su vida. De estos, un 10 % pueden desarrollar estrés postraumático, es decir, síntomas de re-experimentación de aquello que vivieron. Esto deriva a la larga en un sorpresivo cúmulo de enfermedades y padecimientos que van desde la hipertensión, el colesterol alto o la obesidad hasta la depresión y otros problemas psicológicos.

¿Cómo saber si tengo estrés postraumático?

estres postraumatico

Derivado de una experiencia devastadora, este tipo de desorden presenta síntomas como: recuerdos y sueños angustiosos, a veces relacionados al escenario que lo detona; reacciones disociativas, esto es, actuar como si se estuviera repitiendo aquél suceso; creencias o expectativas negativas persistentes y exageradas sobre uno mismo; estado emocional negativo; sentimiento de desapego hacia los demás; disminución del interés por realizar ciertas actividades cotidianas; comportamiento irritable, prudente o autodestructivo; incapacidad persistente de experimentar emociones positivas (por ejemplo, felicidad, satisfacción o sentimientos amorosos; problemas de concentración, insomnio, angustia y ansiedad. Es importante entender que muchos problemas menores pueden estar relacionados a estos síntomas, así que para estar seguros es necesario consultar a un médico. 

Y entonces, ¿cómo devolver el alma al cuerpo?

estres postraumatico como lidiar

El estrés postraumático es también una respuesta emocional que nos distancia del cuerpo. Por eso es importante que las estrategias para lidiar con éste sean sobre todo anímicas y cognitivas, pues a lo que debe ir enfocado cualquier acción contra el estrés postraumático es a que el cuerpo pueda volver a su funcionamiento cotidiano…

1. Pilates para fortalecer el cuerpo

pilates contra estres

Según el doctor James F. Zender, asiduo de los pilates, éstos pueden ayudar a estabilizar el cuerpo y a deshacer poco a poco los efectos del trauma. La disciplina que implican los pilates fortalece el autoestima, y sus ejercicios—centrados en controlar los músculos— ayudan a restablecer la conexión con uno mismo desde lo más básico: el cuerpo. De esta forma, los pilates combaten la ansiedad y la depresión del estrés postraumático. 

2. Yoga para exhalar los miedos

El yoga es filosofía y estilo de vida. Se trata de una práctica ancestral que cuenta con diversos “caminos” que ayudan a lidiar con los problemas más graves que nos afectan física y mentalmente. Por su gran efectividad para liberar toxinas y generar paz en quien lo practica, se trata de un ejercicio cotidiano que ha probado ser efectivo para liberar la tensión emocional. A ello se suma la práctica de la Pranyama, la respiración consciente que oxigena nuestro cuerpo, regulando nuestra sangre y también nuestras emociones.

En este link puedes encontrar 5 posiciones de yoga fáciles para dominar el estrés y la ansiedad.

3. Esencias florales para erradicar la ansiedad y otros síntomas

esencias florales estres

Se trata de una maravillosa medicina complementaria y de uso cotidiano. Las esencias florales, además de su delicioso aroma, ayudan a erradicar síntomas como la ansiedad, los nervios, los pensamientos obsesivos y la fatiga, debido a su alta carga de propiedades curativas. Basta con colocar unas cuantas gotas en nuestro paladar para disfrutar de sus beneficios. 

Aquí tienes 6 esencias florales deliciosas que puedes conseguir fácilmente.

4. Ten una mascota

Los animales son grandes aliados a la hora de enfrentar un problema, sobre todo cuando se trata de la salud. En este sentido, tener una mascota le ha funcionado a numerosas personas que lidian con estrés postraumático. Ya sea porque se trata de un compañero íntimo e inseparable, o sencillamente por el hecho de centrar toda la atención en ellos, sea que califican como un hack esencial para salir del problema.

/ Plus:

Practica algunos de estos 7 trucos efectivos para relajarte

 

 

*Fotografías: 1) Kyle Thompson; 2) Kim Kim; 3) Laura Makabresku



Yoga para niños, ¿cuáles son las posturas para iniciarlos en esta práctica ancestral?

Yoga para niños es una especie de terapia ideal para niños, ya que fomenta la actividad física y el bienestar emocional.

Yoga es una de las prácticas que fusionan mente y cuerpo, más antiguas de la Humanidad. Gracias a esta práctica, es posible mantener la línea basal lejos del estrés y emociones que afectan al estado de ánimo; pues de hecho, ayuda a dominar dichos estímulos sin eliminarlos ni rechazarlos. Por ello es una especie de terapia ideal para niños, adultos jóvenes y adultos de la tercera edad, ya que fomenta la actividad física y el bienestar emocional. 

En caso que te interese a ti y a tus hijos comenzar a practicar yoga, a continuación te compartimos cuatro posiciones que a tus hijos los divertirán y ayudarán a su salud plena: 

– Saludo al sol.

Esta postura ayuda a mantenerse en forma, estirando todo el cuerpo y jugando un poco con el cuerpo. Puede ser una forma divertida de no sólo introducirlos al yoga, también de conocer la elasticidad y flexibilidad de su cuerpo.

 

– La vela. 

Es una postura que representa confianza y equilibrio en el cuerpo. Es ideal que el niño esté acompañado de un adulto para trabajar este ejercicio, y así evitar caídas o dolores incómodos. Esta posición ayuda a mejorar el estado de ánimo, confianza y fuerza, descansan los pies y las piernas. 

la vela yoga para ninos

– Pinza.

Esta postura ayuda a reducir los trastornos digestivos, pues ayuda a estirar la musculatura posterior del cuerpo. Ayuda a ganar flexibilidad, fortaleza y confianza. 

pinza yoga para ninos

 

– La rueda.

Este ejercicio fortalece piernas y brazos, expandiendo el tórax y aumentando, en consecuencia, la capacidad pulmonar. 

la rueda yoga para ninos

 

– Postura de la relajación o savasana. 

Ayuda a calmar tanto el cuerpo como la mente, facilitando el prestar atención a la respiración, al movimiento y la imaginación. 

savasana yoga para ninos