¿Por qué rescatar la comida mexicana en los hogares es esencial para la nutrición en el país?

Los ingredientes auténticos de la comida mexicana son ricos en un valor nutricional que debe valorarse de nuevo.

Con el pretexto de la productividad, el aumento demográfico, y por lo tanto más bocas que alimentar, la política alimentaria en muchos países ha permitido la entrada de miles de alimentos  industrializados (que parecieran hechos, a grosso modo, a base de azúcares, grasas, sodio y transgénicos). El anterior combo ha resultado fatal para la nutrición de cientos de hogares, lo anterior sumado que muchos padres carecen del tiempo para cocinar. 

En México hoy 1 de cada 3 niños y 7 de cada 10 adultos tienen problemas de sobrepeso y el aumento de la diabetes es desastroso. Si consideramos la dieta milenaria de los mexicanos, lo anterior es una gran sin sentido, pues los antepasados de estas tierras llevaban una dieta rica en nutrientes a base de dos productos icónicos de esta nación: el nopal y el maíz.

Recientemente en el “Foro del Pequeño Productor al Consumidor: Diversidad y Nutrición”, organizado por La Alianza por la Salud Alimentaria, distintos especialistas enfatizaron en el menosprecio cultural que se le da a la comida mexicana desde los hogares, e incluso, existen frases arraigadas que muestran este desdén como la de “los quelites son de pobres”(el quelite son plantas de follaje comestibles).

Más allá de los típicos platillos mexicanos, es importante que se promueva una cultura de la rica diversidad nutricional que existe en sus ingredientes tradicionales, no en opciones industrializadas o empaquetadas, o bien que usan transgénicos. Es esencial que desde los hogares los padres promuevan el que sus hijos conozcan las propiedades de los típicos ingredientes mexicanos para que así puedan seguir heredándolos a las siguientes generaciones. 

En este foro,  Laura Corona, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) explicó la importancia de promover una “identidad alimentaria”  pues a partir de esta es que una nación o incluso a nivel global se comienza a valorar los atributos de las distintas cocinas con sus propiedades arcaicas, no en sus adecuaciones comerciales que tanto ha promovido el capitalismo.



Eco-recetas vegetarianas: huaraches de nopales asados

Aprovecharás las increíbles propiedades del nopal y conocerás una creativa manera de adecuar los tradicionales huaraches.

Los huaraches son un alimento tradicional mexicano, caracterizado por una gordita de masa de maíz alargada, a la que se le adhiere carne, frijoles, crema, lechuga y otros ingredientes. 

En su adecuación vegetariana, y como un tributo al nopal (un consentido por sus nutridas propiedades), te presentamos una deliciosa receta de huaraches de nopal.

 

Ingredientes:

4 tomates verdes cocidos

2 chiles serranos

1/2 taza de cilantro fresco 

6 nopalitos pequeños

1 taza de frijoles refritos

1/4 de taza de cebolla morada, picada

3/4  taza de queso rallado 

 

Modo de Preparación:

  • Calienta la parrilla a fuego medio 
  • Licúa los tomates, el cilantro y el chile serrano juntos (pueden quedar algunos trocitos). 
  • Asa los nopales durante 8 minutos, o hasta que estén tiernos, girándolos de vez en cuando.
  • Esparce los frijoles sobre los nopales; ponles encima una cucharada de la mezcla de tomatillo a cada uno. Cúbrelos con cebolla y el queso. 
  • Sírvelos con la salsa restante de tomatillo. 


¿Ya conoces estos exóticos atoles para pasar el frío?

El atole se convirtió en la bebida prehispánica par excellence que acompaña a nuestro tamal, torta, pan dulce o bolillo, entre otros

El atole, del náhuatl atolli que quiere decir “aguado”, es una bebida de origen prehispánico que acompaña los desayunos de muchos mexicanos. Antiguamente, esta bebida la preparaban los aztecas hirviendo masa de maíz y condimentándola con cacao, chiles y miel de abeja; no fue sino hasta la llegada de los españoles que se le añadió leche o agua, así como piloncillo, para darle una consistencia espumosa.

Desde entonces el atole se convirtió en la bebida dulzona par excellence que acompaña a nuestro tamal, torta, pan dulce o bolillo, entre otros, e inclusive nos calienta las manos en esta época tan friolenta. Por eso, te compartimos las variedades de sabores que podemos disfrutar durante las fiestas navideñas: