Los mejores jugos para cuidar cada órgano de tu cuerpo (INFOGRÁFICO)

Las propiedades de algunas frutas y verduras potencian específicamente algunos de tus órganos más importantes; conoce cuáles.

Culturalmente, cuando pensamos en el cuerpo solemos, uno, imaginarlo como un ente separado de la mente, o dos, pensarlo como una máquina sin conocer a fondo su funcionamiento. Es muy importante saber cómo funciona y para qué cada órgano del cuerpo, y así cuidarlo con una alimentación a doc  y saludable. Tampoco se trata de obsesionarse con un cuidado excesivo, pero sí los mínimos de conocimiento para darle una lubricadita de vez en cuando. 

El sitio ElephantJournal ha elaborado un interesante y práctico infográfico que describe algunos jugos accesibles para cuidar ciertos órganos en específico. El resultado es muy interesante y, sobre todo, práctico para la salud diaria (abajo te compartimos la traducción): 

 

health_ambition_juice_IG

 

Para el corazón (licúalo con agua, y listo):

1 Manzana

1 Raíz de betabel

12 Zanahoria 

1/2 Limón 

2 Naranjas (pelada) 

 

Para tus Pulmones (licuar con agua):

2 Manzanas

14 Zanahorias 

2 Naranjas 

 

Para el hígado (licuar con agua):

3 Raíces de betabel 

2 zanahorias

2 tallos de apio

4 puñados de perejil

1 diente de ajo

12 rábanos 

4 jitomates 

 

Riñón:  

3 hojas de albahaca

1/2 taza de moras azules 

2 pizcas de pimienta roja 

1/2 Lima 

5 tazas de agua de sandía



Así son los hábitos alimenticios del pueblo con la mejor salud cardiovascular del mundo

Los chimanes de Bolivia parecen haber sorteado todas las enfermedades mortales de Occidente, como hipertensión, obesidad y colesterol alto.

Su población apenas supera los 6 mil habitantes, pero la nación T’simane (o chimán) del sur de Bolivia es considerada la más saludable en cuanto a salud cardíaca. Y es que la virtual ausencia de enfermedades del corazón, hipertensión y obesidad y los bajos niveles de colesterol nocivo en la sangre han impactado a los antropólogos de la Universidad de Santa Bárbara, quienes estudiaron a los chimanes durante años.

Su conclusión: el corazón de un anciano chimán de 80 años tiene la edad vascular del de un estadounidense de 55 años. Dicho de otra manera, el corazón de los chimanes goza de mejor salud a lo largo de su vida.

Los antropólogos Thomas Kraft y Michael Gurven estudiaron a los chimanes a lo largo de 5 años, durante los cuales compararon sus hábitos alimenticios y estilo de vida con los de sus vecinos, los mosetenes, quienes han tenido mayor contacto con la (supuesta) civilización occidental. Los hábitos también se compararon con las dietas promedio de los estadounidenses, altas en grasas, aditivos, saborizantes y carbohidratos simples.

Carbohidratos complejos, pescado y actividad física: ¿secretos de la salud del corazón?

Durante el tiempo del estudio, los investigadores entrevistaron a 1,299 chimanes y 229 mosetenes acerca de su dieta y hábitos de las últimas 24 horas. Luego hicieron estimaciones nutrimentales y de porciones, lo que permitió tener un registro bastante preciso de la dieta diaria y estilos de vida de ambos pueblos. Sus hallazgos fueron publicados en el American Journal of Clinical Nutrition

 

Secretos de la salud cardiovascular de los chimán

La dieta chimana es alta en calorías (entre 2,433 y 2,738 kilocalorías diarias), con alta ingesta de carbohidratos complejos y proteínas. Sin embargo, los chimanes no comen una gran variedad de productos procesados, que sus vecinos consiguen en las ciudades con las que tienen comercio. 

Las nuevas generaciones están más expuestas a las supuestas ventajas de la civilización occidental. ¿Sabrán continuar el legado chimán?

 

Los carbohidratos de la dieta chimana se derivan sobre todo del plátano, la yuca, el maíz, la fruta, las nueces y el arroz. La proteína la reciben de las más de 40 especies de pescado que consumen, así como de la caza.

Si bien los chimanes no tienen una dieta muy variada y no consumen productos procesados, otro buen hábito es que el consumo de tabaco es mínimo entre la población.

La actividad física también es una constante. Algunos pobladores tienen pulseras inteligentes que miden sus caminatas, y los investigadores afirman que los hombres chimanes dan unos 17,500 pasos diarios, y las mujeres alrededor de 15,500. La media de actividad física diaria es de entre 6 y 7 horas, las cuales pasan remando en los ríos donde pescan, cazando en la selva y cultivando los campos.

 

Las (des)ventajas de la modernización

Una particularidad de esta investigación es que, durante el tiempo que los investigadores pasaron con los chimanes, notaron que la ingesta de productos como harina y azúcar refinada, sal y aceite para freír se incrementó considerablemente debido a las nuevas rutas comerciales.

Por desgracia, los buenos hábitos de los chimanes podrían cambiar conforme pasa el tiempo y la modernización atenta contra su estilo de vida tradicional. Las lanchas motorizadas hacen que los pescadores encuentren nuevas rutas comerciales, pero reducen la cantidad de actividad física que realizan.

Thomas Kraft afirma que “es un momento clave” para los chimanes, pues “los caminos están mejorando en el área, al igual que el transporte en el río con la proliferación de botes motorizados, por lo que la gente se vuelve mucho menos aislada en comparación al pasado”.

El reto para los chimanes parece ser el de aprovechar las ventajas del comercio con otras zonas de Bolivia sin perder sus extraordinarios hábitos tradicionales.



Tu corazón puede evolucionar

Con algunos rituales cotidianos, este simbólico órgano puede experimentar portentosas transformaciones.

Si algo ha fascinado a la comunidad científica –y a todo espíritu inquieto– es la evolución de dos órganos vitales, entre los cuales existe una exquisita simbiosis: el cerebro y el corazón. No se sabe todo de ninguno de los dos, y muchos de sus misterios fueron apenas develados por la ciencia.

Hallazgos fundamentales sobre la evolución del corazón salieron a la luz apenas en 2009. Estos descubrimientos ahondaron en la importancia de que nosotros, junto con otros mamíferos, tengamos cuatro cámaras en el corazón, y no sólo tres, como los reptiles e insectos. Esto es una ventaja evolutiva que tardó millones de años en desarrollarse.

corazon puede evolucionar

No obstante, no se necesitan siglos para evolucionar nuestro corazón.

Existen algunos hábitos y alimentos que pueden hacerlo funcionar de manera óptima para su evolución constante –y con ella, la de todo nuestro organismo–. Pero para eso, primero tenemos que conocer un poco dos de los más importantes elementos del corazón.

 

El ritmo del corazón (y la importancia de sus síncopas)

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Distintos hábitos y alimentos pueden ayudar no sólo a prevenir enfermedades cardiovasculares, sino  a que nuestro corazón haga bien su trabajo principal: bombear la sangre y mantener la presión sanguínea correcta. Esto es fundamental, pues la OMS ya nos ha advertido que las enfermedades cardiovasculares representan el 30% de las causas de mortalidad.

Pero ser conscientes de nuestro corazón y su ritmo nos puede ayudar también física y emocionalmente. Y es que existen dos elementos importantes: el ritmo general –el número de latidos por minuto– y lo que se conoce como la “variabilidad del ritmo cardíaco” (HRV por sus siglas en inglés).

tu corazon puede evolucionar

El HRV es, digamos, la síncopa en el ritmo del corazón: esto quiere decir que aunque nuestro corazón tiene un número de latidos dado, éstos no siguen un compás regular, sino irregular. Pero esa irregularidad también debe tener un cierto equilibrio, ya que no tenerlo devela un malfuncionamiento del sistema nervioso autónomo, encargado de cientos de funciones vitales del cuerpo.

Diversos estudios han encontrado una relación directa entre el HRV y distintas enfermedades y estados emocionales. Un HRV demasiado lento se ha asociado a fallas del corazón. Pero lo más común es encontrar personas con un alto HRV, el cual está ligado a estados elevados de ansiedad y estrés, y se encuentra en personas constantemente preocupadas e incluso en aquellos que padecen estrés postraumático.

Por eso, mantener equilibrado el ritmo irregular del corazón es fundamental, y esto se puede hacer mediante algunos rituales cotidianos que son todos, además, sumamente placenteros.

 

4 rituales cotidianos para evolucionar el corazón

corazon puede evolucionar

Respira profundo

Respirar profundo ilumina el cerebro, pues así se activa un paquete de neuronas relacionadas con la relajación. Por eso es que también es útil para bajar el ritmo cardíaco y estabilizar el HRV. Pero no cualquier respiración profunda sirve para este propósito. Debes hacerla de la siguiente manera, como un ritual que puede ser durante la mañana, un break del trabajo o antes de dormir, durante 5 minutos constantes:

corazon-saludable-habitos-alimentacion

1. Siéntate cómodamente.
2. Inhala durante 5 segundos, expandiendo el abdomen y luego el pecho.
3. Detente otros 5 segundos.
4. Exhala durante otros 5 segundos, vaciando los pulmones y hasta contraer el abdomen un poco.

 

Canta

Cantar, musitar una melodía o un mantra es otra forma de crear patrones de respiración benéficos para el corazón. Éstos, sobre todo cuando cantamos a todo pulmón, suelen incrementar el HRV, lo cual a veces puede ser también necesario, sobre todo si sentimos fatiga. Además, hacerlo en grupo sincroniza tu corazón con el de los demás, lo cual alimenta al corazón emocionalmente (¿quién no lo ha sentido?). Así que canta, sea en la regadera o en el karaoke, porque es bueno para ti y tu corazón.

 

Ríe

Aquello de que la risa es la mejor medicina es totalmente cierto. Y sobre todo es de las mejores medicinas para el corazón, pues reír acelera el HRV de manera positiva sin que exista riesgo de que esto conlleve un aumento del estrés –pues está demostrado que reír baja los niveles de la hormona cortisol, la cual provoca el estrés–. Además, reír es bueno para todo el complejo cardiovascular en general: cuando reímos la presión sanguínea se incrementa, pero al dejar de reír vuelve a la normalidad; este efecto relaja y ayuda a regular la respiración, con lo cual se oxigena la sangre.

 

Masajea tus pies

El masaje de pies contribuye a bajar el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, lo que no sólo ayuda a tu estado emocional si estás muy preocupado o estresado, sino que puede favorecer que el corazón se mantenga saludable y prevenir fallos cardíacos.

Puedes masajear tus pies frotando con tus índices y pulgares, el empeine y la planta, con suaves apretones. También puedes utilizar una pelota para masajear la planta.

 

5 alimentos y 1 bebida para evolucionar el corazón

Omega 3 y grasas poliinsaturadas

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Se encuentra en alimentos que no sólo son supernutritivos, sino superexquisitos. Pescados –sobre todo el salmón–, nueces, aguacate y mantequilla. Todos estos placeres ayudan a incrementar el HRV y a la par bajan el ritmo cardíaco general: un combo de salud para el corazón. Además, contribuyen a sentir saciedad, lo que reduce el riesgo de obesidad.

 

Ni mucha, ni poca sal

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Actualmente hay un debate en la comunidad científica sobre los riesgos de la ingesta de sal para la salud, ya sea cuando su consumo es demasiado elevado o demasiado bajo. Ante la incertidumbre, creemos que lo mejor es evitar el consumo de alimentos procesados, cuyos niveles de sodio suelen ser excesivos. Pero no dejes de comer sal: aprovecha la restricción a los alimentos procesados para cocinarte tu propia comida, y acostumbra a tu paladar a un contenido de sal menor al de estos productos. Ese será un buen indicador de que no estás tomando tanta sal, pero tampoco estarás cortando el consumo de manera que pueda resultar contraproducente para tu salud.

 

Hojas verdes

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Las espinacas, el kale, las acelgas y todo lo que conste de hojas y verdor, será bueno para tu corazón. Y es que estos alimentos son una gran fuente de vitamina K, la cual ayuda a proteger las arterias. Por eso, el consumo de estas hojas está ligado a menores posibilidades de fallos cardíacos hasta en un 16%.

 

Bayas

corazon-saludable-habitos-alimentacion

Un superalimento, que además es un manjar natural. Las fresas, arándanos, moras y frambuesas tienen nutrientes esenciales que mantienen al corazón saludable. Además son ricas en antioxidantes, lo que ayuda a mantener al corazón libre de estrés e inflamaciones que contribuyen a las enfermedades cardiovasculares.

 

Chocolate oscuro

Muchos estudios han comprobado que el consumo de chocolate oscuro en pequeñas porciones varias veces a la semana ayuda a disminuir los riesgos de ataques al corazón en más de un 50%.

 

Té verde

te verde corazon

Según una revisión de 20 estudios distintos sobre este delicioso brebaje, tomar té verde a diario está asociado a bajos niveles de colesterol malo y, a la par, su consumo favorece la baja presión sanguínea.

 

*Si tienes problemas del corazón o algún familiar los ha padecido, debes consultar a tu médico sobre cualquier cambio en la dieta.