Esta artista ha ubicado diseños de fashion que se asemejan a la naturaleza

Liliya Hudyakova hace una sugerente comparación de diseños que parecieran encapsular las mejores imágenes de la naturaleza.

La naturaleza no solo es nuestra materia prima, es también nuestra influencia estética más directa y milenaria, de la cual somos parte y con la que nos identificamos casi instintivamente.

Algunos diseñadores de alta costura han creado vestidos que consciente o inconscientemente asemejan sublimes escenas de la naturaleza. Con una sensibilidad notable, la artista rusa Liliya Hudyakova ha ubicado paisajes que parecieran haber sido los directos y arrobadores lienzos de inspiración para los diseñadores y la materialización de sus obras. Las semejanzas son impactantes y nos recuerda que la naturaleza está en nuestra psique y es el ejemplo más sofisticado de armonía y persuasión estética.



La atención es nuestro puente con el mundo

La economía de la atención gana millones robando nuestra atención, pero, ¿cómo podemos recuperarla para alcanzar nuestros objetivos?

Nuestras capacidades cognitivas son nuestro puente con el mundo. Son aquella habilidad que nos permite conocerlo, pero también inteligirlo, memorizarlo y nombrarlo. Más aún: son un aspecto esencial de la conciencia humana.

¿Qué tan importantes no serán estas capacidades, que en la actualidad son explotadas por otros?

economia-atencion-como-prestar-atencion-enfocarse

La información se ha vuelto una mercancía. Y para poder competir, las grandes industrias de todo tipo –pero sobre todo las industrias techtienen que lograr captar nuestra atención, vendiéndonos cierto tipo de información. Lo único que quieren es que demos click y que nos quedemos viendo un video por más de tres segundos. O en el caso de la publicidad, nos siguen bombardeando con mensajes irrisorios y cacofonías estridentes.

Cada dos días es generada más información de lo que se generó en toda la historia de la humanidad antes de 2003

Lo malo –para las industrias y para nosotros– es que hemos entrado en un circulo vicioso. Mientras más atención nos exigen, menos atención somos capaces de prestar. La demanda por atención nos aletarga, y por eso hoy son usadas insólitas formas para explotar nuestras capacidades cognitivas. Para ello se utilizan todo tipo de recursos: psicológicos, neurológicos, de programación y de diseño.

¿A que grado se está viendo comprometida nuestra atención?

 economia-atencion-como-prestar-atencion-enfocarse

Tenemos distintas formas de prestar atención. Estas se producen en los dos hemisferios del cerebro: en el hemisferio izquierdo está la atención más analítica, mientras que en el derecho está una atención más enfocada a la exploración sensorial. Estas capacidades se complementan: el hemisferio izquierdo es el que le da una representación a la totalidad captada por el hemisferio derecho.

De alguna manera, la atención del hemisferio derecho, que es la más libre, la que no se “engancha”, sino que se mantiene al tanto de todo, es aquella que se está viendo más comprometida debido a la economía de la atención. Porque la atención que reclama el Internet, las redes sociales y los servicios de entretenimiento, es una atención inmediatista, de gratificaciones al instante. Apaga nuestra modalidad de exploración y nos engancha a una sola cosa: a las pantallas.

¿A qué quieres prestar atención?

economia-atencion-como-prestar-atencion-enfocarse

Pero la atención en realidad es una experiencia, no sólo un recurso. Y es una capacidad que nos permite encontrar nuestros intereses y llevar a cabo nuestros propios objetivos. Por eso es urgente que dejemos las pantallas y volvamos a explorar al mundo y a nosotros mismos con él. Quizá la pregunta más pertinente sea: a qué queremos prestarle atención… ¿Lo habías pensado?

Si quieres dejar de ser explotado por la economía de la atención, ya existen algunas propuestas, como el minimalismo digital, que sirven como modelos para tener una vida menos tecnológica y más orgánica. A esto se suman prácticas que podemos adoptar, como la meditación mindfulness, el hacer de la comida un ritual de principio a fin –y dejar de comer frente a las pantallas comida rápida–, o incluso prácticas sin una finalidad aparente, como salir a dar una caminata.

Así podremos conquistar nuevamente nuestra atención consciente y enfocarla en lo que verdaderamente importa.

Imágenes: Piero Fornasetti



Jóvenes promesas del fashion ecológico

La moda sustentable representa uno de los aspectos más sofisticados del lifestyle ecológico: cinco grandes diseñadores que darán mucho de que hablar durante los próximos años y que permitirán la consagración de este trend en las pasarelas del mundo

Dentro de las vertientes que buscan replantear la relación de nuestro cuerpo con las naturaleza y los materiales que esta nos provee, quizá la más glamurosa (obviamente después de la sacra desnudez), es el eco fashion. Este tendencia se ha consagrado como una de las variables más populares de la moda actual y ya comienzan a perfilarse distintos diseñadores que se especializan, exclusivamente, en desarrollar prendas que esten en sintonía con el cuidado medioambiental y el estilo de vida sustentable.

Aquí les presentamos, cortesía de nuestros amigos de Pijama Surf, una lista de cinco jóvenes diseñadores que pronto se consagrarán dentro del eco fashion:

Raquel Allegra

Con un inconfundible estilo aether glam, Raquel Allegra lanza continuamente propuestas con diseños que orquestan variables entre la étnica y el avant garde, manifestando la reutilización como su principal estandarte de piezas eco-amigables. Por ello emplea materiales tan diversos como la ropa usada que se desecha en la Cárcel del Cóndado de Los Ángeles, California. Sus diseños, siempre impregnados de un sexy halo, trazan discursos bio-étereos que pronto darán mucho de que hablar en las capitales de la moda.

Elena García

Elena utiliza como pilar que sostiene su enorme talento una especie de “ecocredo”. Este código incluye principios como la ética, la sustentabilidad, y la producción local. Sus diseños, inspirados en la Reina Victoria y personalidades similares, derivan en piezas “dramática y exquisitamente multifuncionales”,  al tiempo que encarnan una de las más finas propuestas del eco fashion actual.

Sonja den Elzen

Sonja fundó hace tres años la marca Thiefs con el reto de sintonizar sus dos pasiones: su compromiso con el entorno social y con el medio ambiente, y su desbordante amor por el fashion design. Para crear sus piezas, inspiradas en un predominante look urbano, esta diseñadora de Toronto se desliza entre materiales como el hemp, la lana y el algodón orgánicos, lino, soya y bambú. En sus propias palabras sus líneas de ropa “reclaman un encuentro entre el fashion y la auto-expresión”.

Andrew Soernsen / Mark Morris

Los talentos detrás de Turk + Taylor, conocidos como el West Coast Duo, utilizan fibras naturales y materiales orgánicos para dar vida a sus originales y diseños, siempre classy, que rayan alrededor de un look fusturísticamente marino: Patrones sobrios, uso del blanco, el azul, y otros tónos sólidos, que coexisten una característica y avant sobriedad.

Laura Stephenson

Laura es el intrépido talento oculto detrás de los diseños de la Revolving Clothing Co. La filosofia de esta diseñadora canadiense se encarna en piezas producidas localmente, y utilizando material que resulta de productos naturales y orgánicos, como el bambú, la soya, y el algodón orgánico. Laura imprime una cierta dulzura en sus diseños, comprobado en la última colección “Honor”, y sin embargo sus prendas jamás empalagarán su discurso estético.