El 73% de los mexicanos piensa que el agua no debe ser abastecida por empresas privadas

Más de la mitad desaprueba la Ley General de Aguas, que entre otras implicaciones, permitiría el abasto de este líquido a las empresas privadas.

Hoy la polémica Ley General de Aguas en México está, afortunadamente, varada en la Cámara de Diputados. Esta ha sido denunciada por numerosos organismos de la sociedad civil como privatizadora. Una de las principales críticas es que el agua se trata de un derecho humano básico que no debe manejarse bajo los criterios del mercado. 

Para muchos la privatización del agua (los políticos en turno argumentan que no se trata de una privatización) es la culminación de una política económica neoliberal, que entre otros efectos, trata a los recursos naturales meramente como productos de compra-venta. 

Una encuesta realizada por El Centro de Estudios Sociales y Opinión Pública revela la opinión de los mexicanos en torno a este tema. Algunas cifras interesantes nos muestran cómo, en realidad, existe un escepticismo generalizado sobre la ley; incluso si los encuestados no habían escuchado hablar sobre esta, cuando se les explicó, la mayoría estuvo en desacuerdo (sobre todo en la parte del abasto de agua por parte de empresas privadas). 

Aquí algunos datos interesantes de esta encuesta:

  • El 73% desaprueba que el agua deba ser abastecida por empresas privadas y se otorguen concesiones a empresas privadas, las cuales estarán sujetas a dinámicas de compra-venta.
  • Más de dos terceras partes de la población (71%) no conoce o no ha oído hablar de la Ley General de Aguas.
  • Luego de una ligera explicación el 57% la desaprueba.
  • Casi la mitad cree que con la aprobación de esta ley el agua se privatizará (48%).
  • El 98% cree que el agua debiera ser un derecho humano.


El proyecto Punta Jade dañaría un manglar y cenote en Tulúm: denuncia el CEMDA

El proyecto en un inicio fue rechazado, aunque su caso está en litigio, ilegalmente sus líderes han interpuesto dos Manietaciones más de Impacto Ambiental.

 

Foto: noticaribe.com.mx

En las últimas décadas los paradisíacos espacios del Caribe mexicano han ido llenándose de  complejos turísticos, muchos de ellos inmersos en corrupción y dañando el medio ambiente en esta zona de manglares y cenotes.

Uno de los casos más conocidos es el de la isla Holbox, una zona protegida que pretende colmarse de zonas habitacionales que, además de romper con la hermosa virginidad del sitio, también atentarían contra el equilibrio de la zona.

El área de Tulúm es muy importante pues ahí se encuentra la Selva Mediana Subperennifolia, zonas costeras de manglares y zonas inundables fundamentales para la salud de las regiones prioritarias y sus áreas naturales protegidas.

Recientemente el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) ha denunciado que el proyecto Punta Jade, un hotel que en un inicio fue rechazado por exceder el número de habitaciones que pretende construir en Bahía Príncipe,  es una amenaza, pues aunque su caso está en litigio, curiosamente ha ingresado ya dos Manifestaciones de Impacto Ambiental cuando legalmente esto es imposible…

Los motivos por los cuales el CEMDA hace una llamado urgente a la Semarnat para impedir este proyecto tajantemente son los siguientes:

  • El sitio propuesto para el desarrollo del proyecto se encuentra ubicado a una distancia de 61 metros lineales de vegetación de manglar, contraviniendo con ello lo establecido en la legislación correspondiente.
  • El proyecto pone en riesgo especies protegidas que habitan o arriban al sitio para anidar, las cuales no han sido contempladas dentro la evaluación de impactos y entre las que figuran la iguana gris, la chara yucateca, el cenzonte tropical, el zanate, el vireo manglero, el teveo menor, la garza blanca, el pato real y tres especies de tortuga: laud, blanca y caguama.
  • Debe desecharse la evaluación de impacto ambiental del proyecto en comento ya que cuenta con un litigio pendiente con la autoridad evaluadora en la Sala Regional del Caribe con número de expediente 587/12-20-01-6 por lo que hasta en tanto no se resuelva dicho litigio no podrá otorgarse una nueva autorización.

*Si te suena, puedes mencionar a la Semarnat acá y pedirle que impida el proyecto de Punta de Jade. Recuerda que así hemos tenido historias exitosas.