Conoce los 8 tipos de ranas que podrían desaparecer

Y conforme pasa el tiempo, cada vez más especies van desapareciendo debido al abuso del medio ambiente.

Al pensar en una rana, probablemente viene a la mente croar a este anfibio verdoso, cuyas patas largas les permiten usar el salto como vía de translación. Inclusive podemos imaginarnos el medio ambiente húmedo en el que habitan, como un río, de acuerdo con tu especie y características. Desgraciadamente, la diversidad de estos anfibios ha ido disminuyendo de acuerdo con el Internacional Union for Conservation of Nature. Actualmente, este género sólo lo componen 47 especies, divididas entre las ranas verdaderas del Nuevo Mundo, las ranas pardas, ranas de charca y rana bermejena (o temporaria). Y conforme pasa el tiempo, cada vez más especies van desapareciendo debido al abuso del medio ambiente. Entre las cuales, se encuentran las siguientes:

Agalychnis lemur. Esta especie se encuentra principalmente en Costa Rica y Panamá. El declive de esta especie se debe a una enfermedad infecciosa causada por el hongo chytridiomycosis.

lemur-leaf-frog.jpg.0x545_q70_crop-scale

 

Agalychnis moreletii, el cual es nativo de Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras y México. Su hábitat favorito son las montañas, bosques y áreas húmedas. Es otra especie puesta en peligro por el chytridiomycosis, así como la pérdida de hábitats.

Agalychnis_moreletii-black-eyed-treefrog.jpg.0x545_q70_crop-scale

 

Anodonthyla vallani se encuentra en el área superior de las montañas de la Reserva de Madagascar. La existencia de esta especie depende de la preservación de su hábitat.

Anodonthyla_vallani.jpg.0x545_q70_crop-scale

 

Atelopus varius, también conocido como la rana harlequin, el cual se llegó a creer que estaba extinto. Normalmente esta especie habita cerca de Quepos, Costa Rica y Panamá.

Atelopus_varius.jpg.0x545_q70_crop-scale

Balebreviceps hillmani se le conoce comúnmente como la rana del árbol de las montañas de Bale, el cual sólo puede encontrarse en el Parque Nacional de Bale Mountains en Etiopía. A pesar de que el área se encuentra protegida, la degradación de su hábitat ha disminuido la presencia de estos seres.

bale-mountains-tree-frog.jpg.0x545_q70_crop-scale

 

Boophis williamsi, ubicado en Madagascar. Su hábitat se encuentra en peligro debido al abuso de la agricultura en el lugar.

Boophis-williamsi-bright-eyed-frog.jpg.0x545_q70_crop-scale

 

Callulina dawida. Se encuentra principalmente al sudeste de Kenya. La población de esta especie sufrió una fragmentación del hábitat, lo que provocó que vivieran en diferentes áreas del bosque.

Callulina-dawida-taita-hills.jpg.0x545_q70_crop-scale

 

Craugastor greggi se encuentran principalmente en Guatemala y México. Viven en bosques húmedos. La pérdida de su medio ambiente así como la presencia del chytridiomycosis han provocado su disminución al borde de llegar a los límites de su extinción.

greggs-stream-frog.jpg.0x545_q70_crop-scale



Mira volver a la vida a la rana que se congela durante el invierno (VIDEO)

Hasta 3/4 partes de su organismo queda completamente congelado, su corazón deja de latir y su metabolismo disminuye increíblemente.

Cada especie, en su búsqueda y mecanismos por la supervivencia, tiene su magia. La naturaleza en su madeja de sorpresa y maravilla es paradójica, pues de alguna manera parece de lo más sencilla, y simultáneamente, es por demás compleja; siempre se recrea a sí misma en una búsqueda evolutiva por preservarse.

Algunos de esos mecanismos son más impactantes que otros, y quizá uno de los más atónitos, es el de un tipo de la especie de ranas de Alaska, conocidas como “de Madera” que son capaces de vivir congeladas hasta por dos semanas en invierno, y hacerlo no solo desde esta condición cuasi momificada; también con su organismo prácticamente apagado: su corazón, literalmente, se para y su función metabólica baja a niveles inéditos.

Durante el transcurso del invierno, estas ranas, conocidas específicamente como la rana de los árboles de Alaska, pueden incluso desarrollar distintos niveles de congelamiento.

¿Cómo lo hacen?

Un reporte publicado en el 2013 en The Journal of Experimental Biology explica el proceso a partir del cual estas ranas pueden congelarse. La manera en que estas ranas son capaces de evadir la muerte es gracias a sus crioprotectores, un soluto que disminuye diminuye la temperatura corporal de sus tejidos. Esta sustancia hace que las células resistan su achicamiento. Este tipo de rana también es conocida como Rana sylvatica. 



Intersecciones creativas: radiografías de flora y fauna (FOTOS)

La colorida serie de rayos X de animales y plantas, por el físico holandés Arie van’t Rie, nos muestra las delicadas estructuras que dan vida al mundo natural que nos rodea.

Ver radiografías de cualquier cosa nos intriga, sin embargo parte de esa fascinación resuena con un elemento infantil: nos recuerda aquella vez que nos rompimos un hueso, o quizá cuando nuestra mascota lo hizo. El concepto de la radiografía es exponer los fallos que se encuentran debajo de nuestra piel, sin embargo estos estudios también nos recuerdan algo elemental: compartimos estructuras similares con otros seres del planeta.

Con el propósito de enseñar a alumnos cómo funciona una máquina de rayos X, el físico holandés Arie van’t Rie practicaba con radiografías de plantas. Al hacerlo, y agregando un poco de color, descubrió un mundo que debía compartir. Las imágenes, muestras de fragilidad etérea, nos presentan las estructuras óseas y vegetales de diversos animales y plantas, algunos exóticos, todos sorprendentes.