Una tabla periódica para conocer los elementos que usan tus gadgets y que no son renovables

Hoy usamos unos 62 elementos químicos en los aparatos cotidianos.

Pareciera que se trata de un mito, pero en algún momento seguro has escuchado hablar o leído de los metales y minerales, como el Coltán, usados en la manufactura de tus gadgets y aparatos electrónicos. La explotación de Coltán es señalada, por ejemplo, como la responsable de graves conflictos sociales en la República Democrática del Congo. 

Es una realidad que decenas de minerales y metales, muchos no renovables, son usados en la producción de aparatos electrónicos, pero ¿cuáles de ellos podrían estar al borde de la extinción?

Científicos de la Universidad de Yale han catalogado aquellos elementos químicos de los que estamos dependiendo (y que podrían extinguirse) en la industria electrónica y pone el dedo en un tema que no ha sido hasta ahora tomado con la seriedad que se merece.

Screen Shot 2015-04-08 at 8 

(Los elementos químicos más escasos están en rojo y los de mayor abundancia están en azul.)

 

El galio y el selenio, por ejemplo, son de los elementos con mayores probabilidades de desaparecer. Una de las soluciones que plantean los investigadores es el creciente pero aún escaso reciclaje electrónico.



El intestino tiene mente propia: ¿de qué te sirve saberlo?

Cultiva la inteligencia de este extenso órgano (y te sabrá responder en agradecimiento).

Cuando los seres humanos comenzamos a razonar más profundamente fue cuando generamos una especie de idolatría por el cerebro. Por mucho tiempo consideramos que el intelecto era sólo la capacidad, alojada en el cerebro, de usar la razón para aprender y conocer. Pero ahora sabemos que algunos órganos tienen mente propia.

Es el caso del intestino: un órgano que tiene más neuronas que la espina dorsal.

cuidar-intestino-segundo-cerebro-probioticos-salud-mental

Por eso lo apodan “el segundo cerebro”, y sus funciones van mucho más allá de procesar la comida que ingerimos. Aunque, contrario a lo que pensaba Leonardo da Vinci, el intestino no nos ayuda a respirar, lo que es cierto es que sí puede interferir en nuestra salud psíquica.

Este órgano está repleto de serotonina… ¡más aún que el cerebro! Aproximadamente el 80% de este neurotransmisor se produce y se encuentra en el intestino: no sólo regula el humor, sino también las funciones digestivas.

Por eso, muchas investigaciones están estudiando la correlación entre la salud del intestino –que depende de las bacterias buenas– con la salud mental, pues además las bacterias interactúan con el sistema nervioso central, el cual comunica directamente con el cerebro.

Existe otra razón por la que el intestino es llamado el segundo cerebro: tiene su propio sistema nervioso

cuidar-intestino-segundo-cerebro-probioticos-salud-mental

El intestino puede funcionar solo y tomar decisiones sin la interferencia del cerebro. El intestino es dominado por el sistema nervioso entérico, un tejido que recubre el estómago y que está destinado sólo a dar órdenes al aparato digestivo. 

Esta autonomía intestinal tiene consecuencias insólitas. Según expertos como la doctora Megan Rossi, entrevistada por la BBC, el intestino reconoce cuando comes cosas con miedo de que te hagan daño. Aunque no seas intolerante al alimento en cuestión, tu intestino reaccionará como si lo fueras y tendrás problemas digestivos.

Así que es necesario no mandar señales de estrés a nuestro intestino, por lo cual expertos como Rossi recomiendan realizar meditación o yoga para reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés que afecta directamente al intestino.

Otro factor a considerar sobre la inteligencia intestinal es que el intestino es el hábitat de miles de bacterias: una forma de vida que forma en este largo órgano su propio ecosistema. Tomando eso en cuenta, es importante respetar nuestro reloj biológico y nuestro cronotipo, pues si los alteramos estaremos alterando también la vida de las bacterias y su trabajo en el intestino –y, como ya vimos, esto afecta también al cerebro.

En ese sentido también debemos comer muchos alimentos probióticos –microorganismos buenos para el organismo– del tipo que incluyen las dietas para la longevidad. Algunos de estos son la sopa miso, el yogurt, el pan y los alimentos fermentados. Los probióticos regeneran la flora intestinal, o lo que es lo mismo: equilibra el ecosistema de bacterias en tu aparato digestivo.

Ya lo sabes: alimenta la inteligencia de tu intestino con buenos hábitos –como meditar, dormir a tus horas y comer bien–, y él te sabrá responder en agradecimiento.



Protégete del daño ocasionado por la luz de tus gadgets con estos consejos

Los neurólogos intuyen que las personas expuestas a este tipo de luz antes de dormir tienden a sufrir mayor trastornos del sueño, a diferencia de sus coetáneos expuesto a una luz de una tonalidad más cálida

Quizá se ha vuelto una costumbre en que, al irse a la cama, uno esté usando un teléfono inteligente o una computadora con las luces apagadas. Qué mejor manera de pasar las últimas horas del día. Sin embargo, ¿qué le pasa a nuestro cuerpo al realizar esta actividad, aparentemente inofensiva?

Los expertos han mencionado que enfrentar nuestros ojos a las pantallas de estas tecnologías, puede afectar nuestras horas de sueño. Las ondas azules de los focos LED de las pantallas de teléfonos, laptops o tabletas, están afectando negativamente en el ritmo circadiano, ya que las luces suprimen la melatonina (hormona del sueño), la cual se segrega durante la oscuridad para mantenernos calmados y prepararnos para dormir.

Es decir que, al ver estas pantallas durante la oscuridad, nuestro cuerpo no segrega la suficiente cantidad de melatonina, sino cortisol (hormona del estrés) que se encarga de mantenernos despiertos. Los neurólogos intuyen que las personas expuestas a este tipo de luz antes de dormir tienden a sufrir mayor trastornos del sueño, a diferencia de sus coetáneos expuesto a una luz de una tonalidad más cálida; lo cual no sólo hace sentir malhumorado en las mañanas, también disminuye la calidad de sueño con graves consecuencias en la salud.

Por ello te compartimos unos hacks para evitar estos efectos negativos en el cuerpo:

Descarga la aplicación f.lux/Screen capture. Esta aplicación para la computadora ajusta el color de temperatura del monitor en función la exposición a la luz externa (luz solar o lámparas). Durante horas de día, la luz se vuelve un tono más azul; mientras que, durante la noche, la luz se convierte en algo más cálido. De modo que se va a ajustar en función de la luz eterna.

Oyster e-reader app. Si disfrutas leer e-books, esta aplicación es una de las mejores opciones para una lectura antes de dormir en la tablet o el teléfono inteligente. Esta app es una servicio que requiere una subscripción, el cual brinda un acceso ilimitado a e-books al mes con un ajuste f.lux para cuidar tanto los ojos como el sueño.

Twilight app, una alternativa de f.lux, es útil para los usuarios de Android.

Procura dejar de usar estos gadgets antes de ir a cama. Invierte en un tiempo en cama antes de cerrar los ojos para relajarte y prepararte para dormir.

Fotografía principal: Daily Register