Top 5 para ahuyentar a las molestas moscas con remedios caseros

Suelen ser muy molestas pero agarrar tu mata moscas no es la única solución para que no te abrumen

Las moscas son uno de esos seres que resultan particularmente molestos. Son quizá los insectos más obstinados en su búsqueda por posarse o rodearnos sin tapujos. Hay que decirlo, suelen además estar relacionadas con la suciedad, y su apariencia, al menos en la idea cultural, es bastante fea. 

Si mezclamos los motivos de salubridad y comodidad entonces las moscas salen sobrando. Sobre todo en épocas de calor, las moscas llegan a nuestros hogares, se posan en nuestras comidas y seres queridos y entonces la aversión a ellas se potencia. Para no matarlas, puedes usar los siguientes remedios caseros que las ahuyentarán y mantendrán lejos de tu hogar. 

Cuelga Bolsas con vodka: coloca algunas bolsas de plástico con vodka adentro. Curiosamente, las moscas no soportan este olor. Si te están molestando mucho en tu cuerpo, ponte un poco de vodka en la piel en zonas que no sean muy sensibles como los ojos. 

Trampas caseras: pon aditamentos dulces como plátano, restos de refresco, o golosinas al interior de una botella. Las moscas buscarán entrar y no podrán salir por el cuello de la botella: puedes después dejarlas salir en el aire libre recortando la botella. 

Ajo: las moscas tampoco soportan el olor a ajo, por lo que poner algunos de sus gajos en tu mesa de cena o esparcir aceite de ajo en tu espacio las ahuyentará. 

Algunos aceites de hierbas te ayudarán: los aceites naturales de plantas como la citronela, el eucalipto, pimienta, eucalipto te ayudarán.

Plantas en tu casa: algunas plantas aromáticas al interior  y exterior  de tu casa las ahuyentarán naturalmente como el saúco, albahaca y lavanda.



México quiere avanzar al futuro, pero invierte 300% menos en sus estudiantes de lo que recomienda la OCDE

A su vez, es el país que más invierte en educación respecto a su presupuesto…. ¿qué está pasando?

La educación es un arma contra la incertidumbre. Es la herramienta más importante con vistas a un futuro incierto, el cual necesita de que dotemos a las nuevas generaciones con una nueva conciencia acorde a los tiempos –y a los retos.

En ese sentido, no hay nada más importante para las naciones que la educación de sus niños y jóvenes; pero en México parece que esto no ha hecho suficiente eco. Lo que se invierte para educar a las nuevas generaciones en este país está muy por debajo del promedio, según dio a conocer la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su último informe Panorama de la Educación 2018.

Misael Valtierra

Según el estudio, México invierte sólo 29 mil dólares por estudiante a lo largo de casi 10 años de educación –es decir, entre la primaria y el bachillerato–, mientras que el promedio de los países miembro de la OCDE es de 90 mil 500 dólares, un 300% más.

México es el país que menos invierte por estudiante.

Paradójicamente es el que más invierte en educación de acuerdo a su presupuesto.

México es de los países que más invierte en la educación: 17% de su presupuesto total, mientras que el promedio en la OCDE es de 11%. Pero esta cantidad no se invierte en los alumnos, sino en gasto corriente.

85% del presupuesto se invierte en nóminas, mientras que sólo el 4% se invierte en becas.

Sin embargo, esto no significa que el sueldo de los docentes sea alto. En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), más del 80% de maestros son de asignatura, es decir que no se les paga un salario fijo, sino que se les paga un aproximado de 90 pesos por hora trabajada, un salario francamente paupérrimo.

Así que, ¿a dónde se va el presupuesto en educación?

mexico-educacion-inversion-ocde

Como lo ha señalado el portal SinEmbargo, de los 34 programas dirigidos a la educación, muchos no ejercieron su presupuesto, lo que significa que casi toda la inversión que debiera permear a la educación termina por diluirse en la corrupción.

Las soluciones a las paradojas de la educación en México no están en cuánto se invierta, sino en cómo y en qué se invierta, así como en asegurar la transparencia de los recursos ya asignados.

De hacerse así, podría haber un aumento significativo en la inversión por estudiante sin tener que incrementar el presupuesto, y se podría combatir el rezago de México en cuanto a calidad y promoción de la educación –ya que el egreso de secundaria representa apenas un 22% respecto al total de la población adulta.

A la par hará falta ampliar la visión de la educación en México: necesitamos un modelo educativo alternativo, construido sobre nuevas bases tanto materiales como espirituales. Dotar la educación de nuevos contenidos, de una mayor conciencia humanista, de mayor participación de los propios alumnos y, en síntesis, de una visión futurista a partir de las herramientas tecnológicas que están revolucionando el presente.

Esta nueva educación debe tomar en cuenta los problemas medioambientales –pues una educación sin conciencia ecológica tiene ya poco sentido–, y permear a las nuevas generaciones con una nueva sensibilidad. Incluso, ¿por qué no?, deberíamos proponernos como meta enseñar sobre felicidad antes que nada, como ya se hace en la India.

Alternativas hay muchas, y la inversión ya existe. Lo que se necesita, entonces, es voluntad.

 

 

 



Remedios caseros para las incómodas picaduras de mosquitos

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio.

1. Una compresa fría o hielo. Sí, lo más rápido para reducir la hinchazón y la picazón de una picadura de mosquito, es la sensación de frío. Algunos estudios han comprobado que el frío ayuda a reducir cualquier picazón relacionada con la histamina. Lee aquí el estudio. 

2. Pasta de dientes. Según la información de Farmer’s Almanac, aplicar una pasta de dientes sobre la picadura de mosquitos puede reducir la picazón. Esto ayudará también a disminuir la sensación de dolor, pues la sensación de mentol genera una sensación de alivio. 

3. Bicarbonato de sodio y agua. Aplica esta pasta dejándola reposar durante algunos minutos antes de lavarlo. Dado que la mezcla posee propiedades alcalinas, esto permite neutralizar el pH de la piel. 

4. Limón o jugo de limón. Gracias a los compuestos químicos del limón, ayuda a liberar la sensación de picazón. Sin embargo, no salgas al sol cuando apliques este remedio. 

5. Vinagre. El vinagre es un antibacterial natural. Coloca unas cuantas gotas en un algodón y aplícalo en las picaduras. En caso que sean muchos piquetes, utiliza unas cuantas tazas de vinagre en agua caliente y hunde la zona afectada. 

6. Aceites esenciales. El ideal es tea tree o té de árbol. Es un antiséptico natural que ayudará a la sensación de picazón. Otra opción es el aceite de lavanda, el cual ayudará a disminuir la incomodidad. 

7. Miel. Es un antibacterial natural que ayuda a limpiar las heridas. Además a desinflamar la zona.