Más evidencia confirma que los animales presienten los temblores

Un estudio analiza el comportamiento de decenas de animales en un parque nacional de Perú antes de un sismo.

A voces todos hemos escuchado, o visto, que los animales presienten los temblores. Un perro que se exalta unos minutos antes; se ha descubierto cómo las hormigas irrumpen sus ritmos antes de un temblor, vacas en grupo que braman al unísono antes de un movimiento telúrico etc., ¿pero existe evidencia documentada de este fenómeno?

Un nuevo estudio sugiere que sí. En el Parque Nacional de Yanachaga, en Perú, han sido colocadas decenas de cámaras que graban el ritmo de los animales. Los científicos han analizado cómo es que en 2011, antes de un sismo de 7.0 º, la aparición de los animales en las cámaras fue descendiendo poco a poco. De aparecer unos 18 animales al día, fueron descendiendo hasta tres, seis días antes del temblor. 

Los científicos tienen distintas teorías al respecto. Una es que los animales son capaces de sentir el magnetismo que muta en las capas superiores de la Tierra, creando una carga eléctrica que afecta a los animales incluso a niveles bioquímicos.



¿Has escuchado hablar de los embajadores animales?, conócelos

La cercanía de un animal salvaje crea realmente un vínculo con las especies animales, su ecosistema y finalmente pero no menos importante, la conservación ambiental.

Un embajador es regularmente un representante de un país determinado ante un otro o una organización internacional. Se trata de una figura que tiene los requisitos indispensables para figurar a su país de origen a través de usos y costumbres tanto culturales, vivenciales como diplomáticos.

Ahora, si nos vamos al mundo animal, un embajador animal es un miembro de una especie –habituado o entrenado a vivir permanentemente en un centro de rehabilitación o zoológico–, cuyo papel es educar al público sobre las especies en peligro. De hecho, la Association of Zoos & Aquariums define a un embajador animal como un “animal cuyo papel incluye, bajo el entrenamiento del staff o voluntarios, la interacción con el público para el apoyo de la educación institucional y objetivos de conservación.”

Y así como si fuera un embajador humano, este pequeño representante del mundo animal se presenta, cómodo ante la gente, para recordar la importancia de la conexión con la naturaleza y el impacto que el abuso del humano ha tenido en sus hábitats. La cercanía de un animal salvaje crea realmente un vínculo con las especies animales, su ecosistema y finalmente pero no menos importante, la conservación ambiental.