Ya llegó la primavera y, con ella, las flores que inundan el mundo con su alegría. En las ciudades no es muy común ver este fenómeno estacional, de no ser por los parques y algunos jardines; pero hay una manera preciosa y milenaria en que las calles se llenan de esta ola estética y de vida: las flores en las ventanas. 

Es muy sencillo crecer flores en tu ventana; lo único que debes hacer es conseguir un contenedor y acoplarlo, algo así como lo que se muestra en la siguiente imagen. (Para darles espacio, tu contenedor debe tener el largo de tu ventana y de ancho entre unos 20 y 25cm como mínimo).

Te mostramos algunos ejemplos de esta preciosa costumbre de asomar las flores primaverales por la ventana: