El coqueteo entre diseño y sustentabilidad está cada vez más presente en las empresas

Seymourpowell, una de las compañías más importantes del mundo en diseño de productos y consultoría ha abierto brecha en esta tendencia.

La sustentabilidad se refiere al equilibrio de una especie con los recursos de su entorno. El británico Chris Sherwin lleva esta dinámica al contexto corporativo al ser el primer jefe de sustentabilidad de la agencia Seymourpowell, una de las compañías más importantes del mundo en diseño de productos y consultoría.

El trabajo de Sherwin es introducir el concepto de sustentabilidad a empresas mayores y menores como un instrumento imprescindible en el proceso de producción. Pero, a pesar de estar avalado por ese gigante del diseño, deshacerse del estigma de “sustentabilidad” no es tarea fácil.

Independientemente de que esta sea un tema trendy y en boga en las principales ciudades de mundo, las empresas grandes se resisten a innovar sus procesos de producción por miedo al incremento de costos, y las empresas pequeñas temen no sobrevivir el cambio hacia un funcionamiento sustentable. “Lo que tienen que considerar las compañías hoy en día es si quieren tener un incremento en la cuota de mercado o el prestigio y la fidelidad del consumidor por usar materiales gentiles con el medio ambiente”, apunta Sherwin.

Aunque hace relativamente poco que existe el concepto de “jefe de sustentabilidad” en una empresa de consultoría, el trabajo de Sherwin es imprescindible para el futuro de la industria y del medio ambiente, y ya está siendo imitado en otras empresas de diseño alrededor del mundo. Se trata de introducir un ángulo sustentable para cada proyecto que emprende una empresa y no dejar opción para que se haga de otra manera.

El mundo no resistirá mucho más tiempo la forma irresponsable que ejercen varias empresas de utilizar energía y recursos no renovables; de ahí que la sustentabilidad sea un imperativo innegociable en el proceso de diseño.



Así son las oficinas del futuro (y sí, operan entre la naturaleza)

Amazon, Google, Facebook, Apple y KantoorKaravaan: las oficinas del futuro están inmersas en la naturaleza.

La idea de reinventar las formas de trabajo ha tomado cada vez mayor fuerza. Desde el nuevo campus o nave espacial circular de Apple en Cupertino, California, hasta la sede diseñada por Frank Gehry de Facebook con su parque de 9 acres en la azotea con columpio de tipi.

oficinas-del-futuro-en-la-naturaleza

Cada uno parece haber encontrado el valor de exponer a los empleados a un mayor contacto con la naturaleza, tal y como lo hace el proyecto KantoorKaravaan en Holanda.

El proyecto consiste en un espacio de trabajo móvil, que se interna en varios paisajes naturales como si se tratara de un campamento.

Pero este regreso a la biofilia, la idea de que los seres humanos tienen un deseo innato de conectarse con la naturaleza, no debería ser una sorpresa.

oficinas-del-futuro-en-la-naturaleza

 

KantoorKaravaan y más proyectos integrados con la naturaleza

Cada vez más, los expertos sugieren que el acceso a la naturaleza puede mejorar la función y la creatividad del cerebro y aumentar la capacidad de resolución de problemas.

oficinas-del-futuro-en-la-naturaleza

En ese sentido, el espacio móvil está diseñado para albergar a un máximo de 35 personas y, para aquellos que buscan una experiencia aún más profunda, es posible pasar la noche en la instalación.

La KantoorKaravaan cuenta con wi-fi, una pequeña cafetería y todo lo que necesitas para lograr una memorable sesión de trabajo en los más recónditos parques nacionales de Holanda.

oficinas-del-futuro-en-la-naturaleza

Además de funcionar como oficina, el espacio está diseñado para que puedas tener conferencias, lluvias de ideas y workshops.

Así como el próximo Googleplex con sus edificios acristalados o el nuevo edificio de Amazon, The Spheres, hecho de oficinas donde los empleados pueden trabajar en una casa en el árbol, estos espacios innovadores han salido de la cibernética para repensar los lugares de trabajo en el mundo de ladrillo y concreto.

 

kantoorkaravaan-oficinas-del-futuro-inmersas-en-la-naturalezaNegocios-Rentables-KantoorKaravaan1

 

Las oficinas del futuro para los empleados del futuro

Por ejemplo, los nuevos planes del campus de Google incluyen revestimientos similares a carpas que ayudan a traer luz natural, cubriendo árboles, jardines, cafés y senderos para bicicletas que cruzan las estructuras.

Su idea es borrar la distinción entre los edificios y la naturaleza y crear rutas ricas en árboles para reuniones o juntas a pie.

kantoorkaravaan-oficinas-del-futuro-inmersas-en-la-naturalezaIMG_5329-1260x840
Amazon The Spheres

kantoorkaravaan-oficinas-del-futuro-inmersas-en-la-naturalezaIMG_5336-1260x840

Todos estos proyectos buscan crear la comunidad de emprendedores del futuro, utilizando a la naturaleza como punto de encuentro.

Las oficinas del futuro se acercan cada vez más a las zonas más alejadas, ahí donde el hombre puede sentir sus raíces más orgánicas.

Así que, ¿por qué no empezar a integrarse a esta nueva forma de vida laboral?

oficinas verdes del futuro naturaleza sustentables-2
Facebook/Foto: The Washington Post


Una dosis de inspiración urbana: 3 proyectos que recuperaron el espacio público abandonado

Compartiendo sus conocimientos y voluntades, grupos de ingenieros, arquitectos y diseñadores recuperan espacios públicos.

Desde el Renacimiento, la idea de la “ciudad ideal” persiguió a los hombres de ciencia. Ayudándose de la sección de oro y la sabiduría de la naturaleza, estos construyeron portentos arquitectónicos y urbanistas en toda Italia. Ahora, el espacio urbano debe ser rediseñado con cautela, aplicando herramientas que ayuden a preservar la vida atendiendo siempre a la máxima calidad, armonía y equidad posible. 

 

Movidos por el espíritu de la transformación, arquitectos, ingenieros y diseñadores han mezclado sus talentos para dar forma a proyectos asombrosos en Estados Unidos. Muestra de ello es el trabajo de Mags Harries y Lajos Héder que, por medio de  paneles solares y un bello diseño, ensamblaron quince flores de metal en Austin, Texas. Los girasoles metálicos invitan a reflexionar sobre la conexión que reposa entre las energías naturales que son vitales para la vida y el desarrollo tecnológico. 

Actualmente existen planchas de pavimento sin utilizar que cubren grandes extensiones de tierra fértil. Pero esto no impide que la vida se abra paso entre las grietas, formando pequeñas islas de pasto y plantas, fenómeno que bien puede representar un deleite estético o fuente de inspiración. Valiéndose de la premisa de que el concreto y el asfalto no deben ser permanentes, Stacy Levy, en conjunto con Biohabits Inc., desarrolló el proyecto Dendritic Decay Garden, una serie de parques ecológicos creados en espacios abandonados que se revitalizan como sitios de esparcimiento, orientados a mantener fresca la conexión con la naturaleza. 

High Line, fundado en Nueva York en el 2009. Un grupo de diseñadores y los vecinos de la zona utilizaron la infraestructura ferroviaria abandonada en Manhattan como un parque a desnivel. Un hermoso cruce peatonal lleno de plantas y flores que se mezclan con la construcción original, un espacio perfecto para realizar eventos culturales al aire libre y afianzar los lazos de la comunidad. Los mismos habitantes de la zona se encargan ahora de su preservación.

Las voluntades aglutinadas con el fin de rescatar la importante conexión del hombre con la naturaleza son un ejemplo de belleza artística y creativa que mantiene viva la esperanza de ciudades mejores.