Diseños de moda hechos con desechos de comida (FOTOS)

Ahora, los desperdicios de comida también pueden cautivar a fashionistas

En el año 2004 Jean Paul Gaultier realizó una colección denominada Pain Couture, en ella convierte el alimento básico de los franceses en paraguas, vestidos, sombreros de copa, todos con una extraordinaria belleza.  Al exponer su “moda-pan” Gaultier relataba como el arte no es efímero y atraviesa la evolución de la sociedad, en cambio, la moda simplemente se limita a reflejar esa evolución.

Hoyan Ip es una diseñadora de modas egresada de la Universidad de Westminster que continuamente ha experimentado con conceptos y materiales con la idea de generar una moda más sustentable.

El desperdicio de comida es un tema con connotaciones morales,  intrínsicamente relacionado con las sociedades de consumo y su idea desechar todos los objetos de manera irreflexiva. La diseñadora Hoyan Ip se opone a esa lógica consumista. Ella ha decidido optar por una nueva filosofía: “waste not, want not”, precepto que traducido al español sería algo como; no desperdicies, no quieras.

Probablemente, una de las mejores formas de llevar a la práctica el axioma propuesto por la diseñadora, es simplemente rehusar, y su propuesta de reutilizar se basa en diseñar mediante bio-trimmings, productos a base de comida destinados a ser eliminados. Ip recupera aquello considerado como desperdicio orgánico, los seca, cocina, mezcla y transforma en preciosos adornos.

Hoyan Ip, ha llevado a la práctica su filosofía de vida al diseñar bolsos, hebillas y botones con bio-recortes de comida. Su contribución al mundo de la moda contiene un mensaje contundente acerca de la importancia de mirar en nuestra cotidianidad a los objetos desde otra forma, una en la que puedan ser utilizados nuevamente aún cuando su aparente vida útil haya acabado.



Utensilios biodegradables te permiten comer con comida

Esta serie de cubiertos transforma los aburridos cubiertos desechables en hermosas y divertidas creaciones.

Graft es una línea de utensilios desechables hechos con el ácido poliláctico del almidón del maíz. Esta línea de bioplástico se distingue por su excelente diseño, ya que estos platos y cubiertos de mesa parecen frutas y verduras, cosa que los convierte en objetos desechables que queremos conservar.

1673232-inline-1s3000-bowl-honey-melon

Ya que el tamaño, forma y color de los utensilios con los que comemos pueden influenciar como percibimos nuestros alimentos, los platos de Graft juegan con nuestros sentidos al presentarnos platos hondos que parecen melones, cuchillos que parecen apios y cucharas que parecen zanahorias.

1673232-inline-press3000-goblet-lemon

Qiyan Deng, diseñó los utensilios como parte de su proyecto de maestría, a ella le “encantaría introducir el bioplástico a las personas sin tener que utilizar palabras para hacerlo… Es un material hermoso que merece un buen diseño, no solo una exhortación moral. Ya que los bioplásticos están hechos de plantas, ¿por qué no pueden verse como ellos mismos?”

1673232-slide-press3000-teaspoon-carrot

Los platos y cubiertos de bioplástico son desechables y su textura y diseño siempre corresponde con una herramienta práctica y no del todo estéticamente agradable, por lo que Deng espera que sus diseños hagan que estos utensilios tengan una narrativa propia y que “exciten el sentido del gusto después de que las personas los vean”.

[Fast Co.Exist]