Deliciosas recetas donde la lechuga es la definitiva protagonista (INFOGRÁFICO)

¿Habías pensado en usar la lechuga como la base de algunos de tus platillos?

Si existiera un adjetivo que definiera mejor a la lechuga sería la frescura. Además de las vitaminas y antioxidantes que da a tu organismo, su gran cantidad de agua hace que tus platillos sean mucho más digeribles. Seguro has sentido cómo, aunque hayas ingerido una gran cantidad de comida pesada como la carne o los carbohidratos, siempre al acompañarla con un poco de lechuga pareciera que tu estómago se siente más ligero. 

Si recuerdas el método del plato, tu comida principal diaria debe ser de al menos la mitad del platillo verde, es decir, frutas o verduras. Una buena manera de lograr esto es usando la lechuga como el soporte del platillo comida ¿Cómo? En el siguiente infográfico te damos algunos ejemplos. Puedes preparar atún, soya, e incluso carne en distintos formatos envueltos en lechuga (tu imaginación seguro incrementará más aún la lista).

lettuce_wrap_recipes-581x1024-1



Las lechugas y sus propiedades: una breve reseña

Lo primero que se puede decir con respecto a la lechuga y a la mayoría de las verduras de hoja verde es que son bajas en calorías.

Lo primero que se puede decir con respecto a la lechuga y a la mayoría de las verduras de hoja verde es que son bajas en calorías.

Son una fuente importante de folato (vitamina B9), esencial para aquéllas mujeres que planeen tener hijos o ya estén embarazadas, esto es debido a que se sabe que ayuda a prevenir defectos congénitos.

Aunque en menor medida, también aporta vitamina C, la cual no sólo tiene propiedades antioxidantes sino que participa en la formación de los glóbulos rojos, huesos, dientes y colágeno.

También contiene,  según la variedad, beta carotenos y antioxidantes que auxilian en la prevención de enfermedades degenerativas, entre las que se incluye el cáncer y la aterosclerosis. En este punto es útil recordar que las verduras cuanto más oscuras (verdes) más cantidad de beta carotenos tienen.

Es ideal para incorporar en dietas de adelgazamiento o de bajo valor calórico.

También se cree que la lechuga produce un efecto sedante en el organismo, por lo que se la suele recomendar para calmar estados nerviosos y para inducir el sueño.

Asimismo, se la considera facilitadora de la digestión y un gran depurativo gracias a su alto contenido de agua y potasio.

Twitter del autor: @lucia_mtz93