Comunidades indígenas VS las mineras: ahora más grupos se amparan

Miembros de Zacualpan, Cuetzalan e Ixtacamaxtitlan se han amparado siguiendo con una serie de luchas legales para proteger sus territorios.

Desde hace al menos un año hemos estado documentado cómo es que la sociedad en México se ha estado defendiendo de las decisiones de gobierno que dañan el medio ambiente por medio de amparos. 

Una reforma reciente permite a los mexicanos defenderse jurídicamente cuando las decisiones del Estado vayan en contra el interés legítimo colectivo, por supuesto, el medio ambiente figura en este renglón. 

Comunidades yucatecas y mayas, por ejemplo, han logrado el bloqueo de la soya transgénica en su estado que contamina la producción orgánica de su miel (además de los efectos  ya conocidos contra la salud).

En el terreno de las mineras, que han sido concesionadas a empresas mayormente extranjeras, ocurre algo similar. Los habitantes de los ecosistemas circundantes, suelen estar excluidos de los beneficios de sus propios recursos, y además, comúnmente son contaminados, como sucedió con el caso reciente del Río Sonora, cuando Grupo México vertió más de 40 mil litros de ácido sulfúrico al agua.

Recientemente, en la Sierra Norte de Pueblo, se ha dado una expansión de mega proyectos mineros, gracias a las concesiones del gobierno ahora existen hasta 122 proyecto de explotación, lo que merma sobe todo el derecho al agua y al territorio de las comunidades.

Así, grupos de los municipios de Zacualpan, Cuetzalan e Ixtacamaxtitlan, en los estados de Colima y Puebla, acompañados por el Consejo Tiyat Tlali, la Red Mexicana de Afectados por la Minería, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, el Colectivo de Abogados y Fundar. Centro de Análisis e investigación, interpusieron tres amparos contra proyectos mineros que afectan sus territorios ancestrales.

En 2013 los wixárikas habían obtenido la suspensión de permisos de explotación minera a las empresas canadienses y a Frisco en la región de Wirikuta en más de 98 mil hectáreas.

Twitter del autor: @anapauladelatd

Autor: Ana Paula de la Torre
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional


Campesinos se manifiestan contra minera canadiense en Mazapil, Zacatecas

En tan sólo cinco años, la minera Peñasquito ha agotado los manantiales del ejido Cedros y Cerro Gordo.

En el estado de Zacatecas, en el municipio de Mazapil, decenas de campesinos han protestado frente a la contaminación derivada de la mina de oro a cielo abierto Peñasquito. Esta mina, de la empresa canadiense Goldcorp– se encuentra a 315 km al noroeste de la capital, provocando un impacto negativo sobre los mantos freáticos debido a elementos químicos como el selenio. 

Los efectos de la actividad minera resulta en gases contaminantes, los cuales se transforman en lluvia ácida –agua cargada de ácidos fuertes como el sulfúrico–  y ésta, a su vez, produce un efecto devastador sobre la vegetación, suelo, aguas continentales, muerte de peces y otras especies animales. En especial, en la alcalinidad del suelo, provocando una acidificación que degrada y oxida la materia orgánica que contiene –reduciendo considerablemente su productividad agronómica y forestal–. En palabras de la Universidad de Castilla-La Mancha –UCLM–: “Además, puede producir tanto la movilización de algunos componentes a través de la formación de sales solubles, como la inmovilización agronómica de otros, que pueden pasar a formar compuestos insolubles, no biodisponibles.

Frente a ello, el 1 de octubre construirán el Frente Común de Afectados por la Minera Peñasquito. En ellas participarán campesinos de 20 comunidades aledañas a la mina, así como el Frente Popular de Lucha de Zacatecas –FPLZ–, cuyo vocero, Felipe Pinedo Hernández, informó que la manifestación tendrá lugar en las instalaciones de la mina con el fin de hacer saber a los directivos que no se piensa seguir aceptando su actividad pues representa grandes riesgos a la salud y privación del derecho al agua. Hasta la fecha, la contaminación ha provocado en niños daños en la piel, embarazos de alto riesgo y una incidencia prominente de ceguera: “Arroja desechos mineros que contienen metales pesados y químicos tóxicos como plomo, selenio, arsénico, cadmio y cianuro, que ya han ocasionado enfermedades de la piel entre la población, sobre todo en niños, además de que se han registrado 27 embarazos de alto riesgo.

goldcorp

Pinedo Hernández además explica que Goldcorp no sólo ha afectado el flujo acuífero y la salud de los habitantes, también la actividad agrícola en los ejidos de Cedros, El Vergel, Cerro Gordo, Las Palmas, Matamoros, Ciénega y Tecolotes. Incluso afirma que estos sitios no han obtenido beneficio alguno de la minera aunque han tenido que dejar de dar uso a sus tierras. De modo que la minera no ha cumplido con el convenio que la misma firmó con los campesinos, en los cuales destacaba la perforación de pozos de agua para consumo humano, indemnización por uso de tierras y empleos directos e indirectos para los habitantes de la zona. 

En tan sólo cinco años, la minera Peñasquito ha agotado los manantiales del ejido Cedros y Cerro Gordo, afectando también las actividades agropecuarias ya que se quedaron en abandono. 

Ahora, la empresaGoldcorp se niega a cumplir con los compromisos firmados, quienes al principio recibieron 22 millones de pesos por la renta de sus tierras a la minera por un periodo de 30 años. Ellos, los campesinos, expresaron: “Aceptamos el convenio porque sólo en las películas habíamos escuchado de una cantidad tan enorme –22 millones de pesos–, y porque nos prometieron hospitales, universidades, becas para nuestros hijos, caminos y empleos. Hoy vemos que el dinero que recibimos lo gastamos en llevar a nuestros hijos, padres o esposas a los hospitales porque con frecuencia están enfermos de las vías respiratorias, de conjuntivitis, entre otras.”

Más en Ecoosfera

¡No más contaminación minera! Apoyemos a esta comunidad indígena en Oaxaca

Mira cómo las mineras se llevan todas las ganancias en México (Infográfico)

Mujeres mineras de Latinoamérica: activas defensoras de la vida de sus comunidades



Más de 300 conflictos ambientales han estallado en México en los últimos años

Los grandes megaproyectos que prometen desarrollo, contaminan los recursos naturales, y enriquecen a pocos.

Imagen: Greenpeace

Mientras la mayoría nos mantenemos alejados de la naturaleza con una vida cotidiana en las ciudades, las preocupaciones diarias nos alejan también de su cuidado. 

En la ciudad es preciso reflexionar sobre dónde vienen los productos que consumimos: cuando compramos una botella de agua en la tienda ¿sabías que podría ser de Coca-Cola y Nestlé explotando los mantos friáticos de tu país a costos 5000% menores de lo que la venden?

Cuando compras un teléfono ¿sabías que sus elementos podrían venir de mineras que desplazan comunidades, pagan pocos impuestos, y contaminan el agua?

Todo ello pareciera lejano aunque el equilibrio del planeta depende de esas decisiones de compra y de hacer consciente que en tu propio país, a pocos kilómetros, las marcas que compras podrían estar devastando ecosistemas y también sociedades.

Es una realidad, en México en los últimos años, según una investigación de la revista Contralínea, se han originado hasta 300 conflictos ambientales, la mayoría de ellos mineros. ¿Sabías que desde la administración de Felipe Calderón mineras extranjeras, en los últimos diez años, se han llevado 4 veces más oro que durante el periodo de conquista de México?

La gran mayoría de estos conflictos ambientales suceden en zonas de tierra comunal, donde las personas tienen pocos recursos y poder, por ello es muy sencillo para las grandes corporaciones conseguir las concesiones por parte del gobierno mexicano y despojarlos.

Al ser los afectados personas con poca influencia, pareciera que pocos se enteran de cómo megaproyectos enteros están alterando el equilibrio ecológico, rompiendo el tejido social de miles, originando violencia, y contaminando el entorno, pagando pocos impuestos y enriqueciéndose con los recursos colectivos.

El siguiente cuadro desglosa los sectores y los estados donde más conflictos ambientales se han activado en México en los últimos años. Hay que estar alertas, estos conflictos, por ser ambientales, en realidad son de todos. Si quieres conocer más de este tema puedes dar click a la página del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales donde conocerás casos de toda la región.

 

conflictos ambientales méxico