¿Cómo cultivar una casa de hongos en tu hogar?

Una manera para fortalecer este apoyo es a través de las pequeñas camas de cultivos en nuestro hogar.

Formar un huerto requiere de mucha paciencia, en especial cuando se trata de dejar que el tiempo haga de las suyas. Sin embargo, tras la desesperación de la inmediatez que a veces nos alberga, sabemos que los resultados son gratificantes y sencillamente hermosos. En especial cuando se trata de apoyar al cuidado del planeta en el que habitamos.

Una manera para fortalecer este apoyo es a través de las pequeñas camas de cultivos en nuestro hogar. Por ello, en Ecoosfera te compartimos una manera sencilla para cultivar hongos.

Para hacerlo necesitas tomar en cuenta que la materia orgánica será un factor de apoyo invaluable para el proceso de crecimiento y desarrollo de los hongos. Esto se debe a que cuentan con una cantidad significativa de nutriente, por lo que necesitas agua en abundancia, algunas astillas de madera y paciencia.

Así que primero coloca los retoños de los hongos de stropharia en la tierra, y cúbreos con pedazos de madera. Permite que haya agua abundante en la zona hasta que, con mucha paciencia, observes la presencia de micelio (sustancia blanca fibrosa que constituye el cuerpo principal del hongo). Y espera, espera, espera…



5 hongos comestibles que alivian el estrés

Los hongos, además de ser deliciosos, cuidan la salud en momentos de estrés.

La magia de los hongos ha sorprendido a los seres humanos durante siglos. La antigua China reconocía sus propiedades curativas y los incluía en el extenso arsenal de su medicina tradicional. Los hongos medicinales se utilizaban para tratar condiciones tan variadas como la infertilidad y el estrés postraumático. Ahora, hay cada vez más pruebas de que este delicioso alimento puede mantenernos sanos en momentos de estrés.

Algo que todos los hongos comestibles tienen en común, además de su versatilidad en la cocina, es la regulación de los niveles de cortisol. Nuestro cuerpo libera esta hormona cuando sentimos estrés, y aunque es benéfica para el cuerpo en cantidades moderadas, su producción excesiva puede hacernos daño. Por fortuna, los hongos medicinales vienen al rescate. Estas cinco especies de hongos te ayudarán a recobrar energías, sanar tu cuerpo y aliviar los efectos nocivos del estrés

 

1. Reishi

comer-hongos-medicinales-propiedades-estres-reishi

El hongo reishi tiene el beneficio de aliviar el insomnio, uno de los problemas más comunes provocados por el estrés. Cuando el cerebro trabaja a mil por hora, es difícil conseguir la paz necesaria para que el cuerpo descanse apropiadamente. Al no dormir suficiente, el estrés de la vida diaria aumenta, dando lugar a un ciclo vicioso.

El reishi calma el sistema nervioso y ayuda a conciliar el sueño. Para sacarle jugo a sus propiedades, prepárate una taza de reishi unos minutos antes de dormir. Agrega un poco de miel para mitigar su sabor amargo. 

 

2. Cordyceps

comer-hongos-medicinales-propiedades-estres-cordyceps

El Cordyceps ha sido utilizado en la medicina tradicional tibetana y china durante años. Además de reducir los niveles de cortisol, este hongo estimula los procesos cognitivos del cerebro, que suelen verse afectados ante el estrés. No es raro que nuestra memoria falle en condiciones de alta tensión, o que nos cueste trabajo concentrarnos. El Cordyceps alivia estos problemas y nos energiza por su alto contenido de beta-glucano, un tipo de azúcar que se encuentra en las paredes de sus células. 

 

3. Chaga

comer-hongos-medicinales-propiedades-estres-chaga

Este hongo reduce la inflamación, otra de las consecuencias que puede tener el estrés en el cuerpo. La inflamación incrementa el riesgo de padecer diabetes, obesidad y enfermedades neurodegenerativas, y tiene alguna incidencia en el desarrollo de cáncer. El chaga es rico en fibra y antioxidantes; además, reduce la inflamación del tracto gastrointestinal. Esto es especialmente útil para las personas que sufren de colitis nerviosa. 

 

4. Melena de león

comer-hongos-medicinales-propiedades-estres-melena-leon

Otro hongo que mejora los procesos cognitivos del cerebro es el llamado melena de león. Trabaja estimulando la producción de un neuropéptido encargado de mantener y regular el crecimiento de las neuronas. Para conseguir sus beneficios, es necesario tomar dosis diarias por un período largo de tiempo. 

 

5. Cola de pavo

comer-hongos-medicinales-propiedades-estres-cola-de-pavo

Este hongo, llamado así por su forma, tiene propiedades antibacteriales y antivirales; es un buen suplemento en el alivio de los resfriados y las infecciones de las vías respiratorias. Pero eso no es todo: quizá la propiedad más especial de este hongo son sus beneficios para el sistema inmune. La cola de pavo ayuda en la regeneración de las células blancas en la sangre. Por eso, en países como Japón es utilizado como un suplemento para tratar el cáncer, que acompaña a la quimioterapia y la radioterapia.