¿Qué pasa si molestas a una tortuga gigante cuando se está apareando? (No lo recomendamos)

El explorador Paul Rose fue descubierto mientras espiaba a unas tortugas gigantes en apareamiento y el resultado es, al menos, aleccionador.

Como en sus muchos viajes de exploración, el experto Paul Rose knows, vicepresidente de la Royal Geographical Society, se acerca lo más posible a sus objetos de interés de estudio. 

En una reciente expedición a las islas Seychelles, Rose escuchó un ruido en unos arbustos y encontró a unas tortugas gigantes de Aldabra en pleno apareamiento. 

Como un estudioso del mundo natural, la oportunidad de observar este intrigante espectáculo le pareció perfecta. Sin embargo, lo que sucedió después de que la tortuga macho le descubriera fue un tanto perturbador. El animal le persiguió de una manera obstinada e inquietante, y aunque la tortuga tiene un ritmo que pareciera no ser peligroso para el humano, su actitud ciertamente incita a un horror aleccionador.

 Aquí puedes ver el simpático video.



Datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos

Te compartimos datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos (con la esperanza de generar una reflexión sobre la sexualidad humana)

En la actualidad occidental, el sexo no tiene nada que ver con lo que realmente significa. La exclusividad genital y mecánica ha encauzado a la sexualidad humana a comprarla y asemejarla a la reproducción animal.  Esto, sin duda alguna, ha generado curiosidad sobre las semejanzas y diferencias entre ambas nociones. Por ello, en Ecoosfera, con ayuda de Wired, te compartimos datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos (con la esperanza de generar una reflexión sobre la sexualidad humana):

Los penes de algunos escarabajos están cubiertos de picos, palas, arpones y dagas, los cuales producen heridas en las vaginas de las hembras. Esto supone una facilidad de apareamiento a la hora que el esperma entra en contacto con la vagina.

En ocasiones, los insectos hembras tienden a matar y a comer a sus pretendientes.

Las vaginas de los insectos pueden almacenar durante años el esperma de los machos antes de usarlo. Inclusive hasta expulsarlo en caso que no les atraiga el macho.

Las moscas macho deben realizar toda una contorsión genital, de entre 90° y 180°, para poder penetrar a la hembra; aunque algunas especies logran hacer una rotación de 360°.

Muchos insectos experimentan el sexo como agonía y éxtasis al mismo tiempo; ya que, en ocasiones, el pene explota o se rompe dentro de la vagina de la hembra. El ejemplo de esta práctica son las abejas, donde el pene del macho explota con la eyaculación hasta que cae del cielo, muriendo entre los arbustos. Otro caso son los grillos, los cuales sostienen el pene del macho como un snack de proteínas; por lo que, en este proceso, el tamaño sí importa ya que las hembras sólo escogen a su pareja con base en su spermatóforo.

Los dermápteros machos cuentan con dos penes en caso que el primero se rompa dentro de la vagina de la hembra. Además, cada pene del dermáptero tiene una longitud similar al de su cuerpo entero.

Hay ocasiones en que los machos se desprenden de su pene en el interior de la vagina de su pareja. De acuerdo con los científicos, los machos que sobrevivieron al proceso, pudieron aparearse eventualmente; mientras que las hembras tardaron más en hacerlo.



Top: 5 especies animales que se están divirtiendo más que tú

El ser humano siempre ha soñado en volar como un ave, envidia la “vida de perros”, y se maravilla con las habilidades de ciertos animales. Por ello, haciendo un ejercicio, enlistamos algunos animales que parecen realmente disfrutar su vida.

1. Delfines

Estos simpáticos animales parecen siempre pasarla bien: tal vez por sus chasquidos o su forma de mostrar sus dientes, como si rieran todo el tiempo. ¿Te imaginas realizar sus saltos, sumergirte en las inmensidades de los océanos, surfear las olas y alcanzar velocidades de 40 kilómetros por hora?

Además, se sabe de la inteligencia de los delfines: juegan, conviven y se comunican entre ellos; pueden reconocerse en un espejo e incluso han mostrado que pueden crear su propio arte.

Por si fuera poco, se ha visto que los delfines tienen una actitud muy liberal hacia el sexo: intercambian parejas y hasta realizan orgías.

2. Bonobos

Los bonobos deben ser los simios que mejor abanderan la frase “haz el amor, no la guerra”, pues se la pasan teniendo sexo entre ellos, y por una diversidad de razones: para saludarse, para prevenir y aliviar conflictos sociales, para reconciliarse, o por el simple placer de hacerlo. También se ha observado que practican los besos franceses, coitos cara a cara, e incluso sexo oral. Se sabe que no discriminan a ningún miembro por su edad o género. Son, por mucho, los primates más hippies del planeta.

2

3. Las mascotas

Algunos perros, gatos y otras mascotas tienen la fortuna de vivir bajo un lindo techo, con comida equilibrada, llenos de mimos y de tiempo para jugar, dormir y dormir y tomar siestas.

 1

4. Águilas

El ser humano siempre ha tenido envidia del vuelo de las aves, sobre todo del águila, la reina de su cadena alimenticia. Son grandes, fuertes, poderosas, de gran visión, (de 3.6 veces mayor precisión que la nuestra. Viven en los riscos más altos y pueden cazar desde peces hasta mamíferos.

5. Chitas

El humano también envidia la velocidad de estos felinos, pues pueden acelerar de 1 a 100 km/h en tan sólo tres segundos, su velocidad máxima es entre 96 y 104 km/h y pueden mantenerla por medio kilómetro. Esto les ayuda a que su eficiencia, en sus cacerías, sea de casi 50%.

 

[io9]