Lecciones sobre el tiempo: sigue la crianza de unos búhos bebés en esta transmisión en tiempo real

En cualquier momento que lo necesites puedes, con solo un click, hacer una visita íntima a esta familia de búhos blancos.

De vez en cuando es bueno detener las cosas (“parar el tiempo” diría Don Juan Matus) y visualizar qué actividades ocupan nuestra vida ¿cuánto tiempo dedicamos a dormir, a trabajar, a nuestra familia, amigos, a las redes sociales o al arte de no-hacer?

Si llevamos a cabo este ejercicio con cierta periodicidad, lo más probable es que terminemos haciendo algunos ajustes a nuestra agenda cotidiana, o por lo menos cuestionándonos la jerarquización que implementamos a la hora de distribuir el recurso más importante que poseemos.

Afortunadamente, además de estas herramientas, como la auto revisión, de forma espontánea aparecen en la vida situaciones que incentivan el refinamiento de nuestro diálogo con el tiempo. Por ejemplo, el improbable video en tiempo real que documenta la crianza de unos búhos blancos bebés –proceso alojado en una granja ubicada cerca de Silicon Valley, en California (y que paradójicamente es la meca industrial de tecnologías digitales).

La viva escena de Willow y Aspen, los padres, entregados con biológico amor a la crianza de sus futuros siete bebés (hasta ahora solo tres han atravesado el cascarón) hace de esta transmisión en vivo vía YouTube una ventana al núcleo rítmico de la naturaleza –por cierto una tonada antagónica a la que musicaliza buena parte de nuestra rutina contemporánea.

A través de las horas, si tenemos la constancia suficiente para estar intermitentemente regresando a la pestaña donde tenemos abierto el video, nos damos cuenta como el cuidado de las crías libera una narrativa sedante, lo suficientemente calma como para inducirnos reflexiones en torno a nuestro estilo de vida, a sus ritmos y prioridades.

En resumen, te invito a que dejes de leer esta nota, abandones cualquier otra cosa que estés haciendo y te entregues unos momentos a seguir la vida familiar de Willow, Aspen, Winston, Luna y Scarlet (pues por ahora no puedo imaginar una mejor sugerencia).  

Twitter del autor: @ParadoxeParadis



Fotos de búhos como nunca los habías visto

El halo de sofisticación y gracia que caracteriza a los búhos en sugerentes imágenes del fotógrafo Sasi Smith .

Los búhos, uno de los animales más misteriosos y elegantes, han sido un símbolo milenario de sabiduría en muchas de las culturas. Por ser uno de los pocos animales que duermen durante el día, su sonido repetitivo y arrullador, su discreción y porte; estos animales parecieran guardar secretos para unos cuantos afortunados que pueden descifrarlos.

En la mitología griega el búho está asociado a  la diosa Atenea, quien se convierte en este y representa a los ideales del arte, la sabiduría, la belleza y la destreza. Por estos atributos que permean nuestra percepción colectiva sobre estos animales, y por su belleza intrínseca, el fotógrafo Sasi Smith ha hecho de los búhos su modelo predilecto, una tarea retadora, pues como sabrás, son unos expertos en camuflarse

Aquí algunas de sus fotografías que engloban ese misterio elegante que nos fascina de los búhos:



La migración más grande de búhos nivales que jamás se haya visto

Los hermosos búhos nivales bajaron de la región ártica en grupos inmensos para pasar el invierno en las planicies de Estados Unidos. Un hecho insólito y deslumbrante.

El búho nival (Bubo scandinacus) es un animal magnífico de observar. Parado mide un metro de alto y abierto de alas llega a medir un metro y medio. Es blanco níveo de ojos amarillos y, por suerte, hay cientos de ellos guardando los bosques del mundo.

snowy_owl_by_d0rktastik-d35zu48Típicamente se encuentran en el Ártico, pero este invierno bajaron al este de Estados Unidos en números que no se habían visto en cincuenta años. De acuerdo con los reportes noticiarios, los búhos han sido vistos en la región de las Bermudas, las Carolinas y Missouri.

Este tipo de migración se llama “irrupción” y esta es la más “grade de su tipo en la memoria reciente”, apuntó Kevin McGowan, un experto en pájaros del Laboratorio de Ornitología en la Universidad de Cornell. La migración puede deberse a que el alimento de los búhos –típicamente roedores- no están disponibles. Pero nadie sabe a ciencia cierta por qué hay tantos búhos nivales sobrevolando el sur. Los científicos notan que están atraídos a planicies como aquellas que se encuentran en el Ártico. Por estas razones muchas veces terminan en planicies costeras o aeropuertos, donde pueden correr peligro. En sólo este mes cinco aviones han sido golpeados por búhos en la región de Nueva York.

Este fenómeno de irrupción es uno de los grandes acontecimientos del año 2013. O al menos el más elegante de todos.

snowy-owl-in-flight-hd-pictures-0