Las razones por las que Japón es el país más longevo del mundo (como hacer jardinería)

Solo un tercio de tu información genética influye en qué tan viejo serás, lo demás depende altamente de tus hábitos cotidianos.

En Japón la esperanza de vida es la segunda más alta del mundo con 91,8 años. Ahí, concretamente en la isla de Okinawa, viven las mujeres más longevas del mundo; solo tiene un 5% de obesidad (en comparación del 33% de E.U.). También es el país con más centenarios del mundo, con unos 40 mil registrados. 

Pero, ¿Qué es lo que hace que este país sea tan sano? Algunos estudios prueban que la longevidad tiene qué ver solo en un tercio con la genética y lo demás depende de los hábitos, así de poderosos son. 

El micrositio BuenaVida del diario el País ha hecho un recuento de aquellos hábitos, justo, que han influido en que los habitantes de Japón puedan llegar a la ancianidad en tan buenas condiciones, y que la salud de sus habitantes sea aún loable. Aquí algunos preciosos motivos: 

La mayoría hace una dieta vegetariana: aunque algunos comen pescado, la mayor parte de la dieta japonesa es vegetariana. Algunos de sus alimentos altamente comunes como verduras salteadas, patatas dulces, tofu y soja, son bajos en calorías, pero altos en nutrientes, y buenos luchadores contra el colesterol. 

Hacen jardinería: se ha comprobado cómo la mayoría de los centenarios en este país aún realizan jardinería, lo que les obliga a la actividad física y a los beneficios de tener contacto con la naturaleza

Tienen un sentido de comunidad: ahora que el individualismo permea a la sociedad, el sentimiento de soledad y de aislamiento puede ser emocionalmente muy dañino. En Japón las personas tienen algunos rituales colectivos como tomar té, que hace que se sientan parte de un grupo. Asimismo, como sociedad suelen cuidarse, reduciendo con ello su estrés y ansiedad. 

Suelen pasar mucho tiempo al aire libre: esto les ayuda a absorber vitamina D que ayuda a evitar la osteoporosis. 

Su postura y actividad física: el hecho de que usen pocos muebles como el tatami, que carece de respaldo, obliga a sentarse con la columna erguida y el abdomen tenso, evitando posturas perjudiciales. Los dolores tardan, así, mucho más en aparecer.



Ranking: estos son los países más saludables del mundo

¿Cuál es su secreto?

España acaba de superar a Italia, convirtiéndose en el país más sano del mundo.

Según el Bloomberg Healthiest Country Index de este año, el cual clasifica 169 economías y analiza la manera como contribuyen a la salud en general, España pasó de ocupar el sexto lugar en 2017 al primero este año.

Este peculiar ranking clasifica a las naciones según diversas variables, entre ellas la esperanza de vida y los hábitos –buenos o malos– que se promuevan desde grandes instancias y que la población adopte, como hacer actividad física o no consumir tabaco. También toma en cuenta el acceso a derechos básicos como el agua potable y su calidad.

Se pronostica que para el 2040, España tendrá la vida útil más alta, con casi 86 años.

paises-mas-saludables-longevos-ranking-top-alimentacion-9 copia
Dara Amersfoort

Además de España e Italia, otras cuatro naciones europeas se encuentran en los 10 primeros lugares: Islandia (tercer lugar), Suiza (quinto), Suecia (sexto) y Noruega (noveno). Por su parte, Japón fue la nación asiática considerada como más saludable, seguida de Singapur.

Australia e Israel completaron el ranking, posicionándose en el séptimo y décimo lugar respectivamente.

 

¿Qué hace a estos países tan longevos y saludables?

Muchos de estos países tienen algo en común: los ingredientes presentes en sus dietas y lo saludables que son, así como los hábitos de su población. Por eso, muchos de ellos forman parte de las llamadas “zonas azules”: los lugares donde la gente es más longeva. Pero detengámonos en su dieta –pues, sin duda, todo buen hábito empieza por aprender a comer–.

Las naciones europeas tienen tradiciones culinarias muy similares, y todas son tan deliciosas como innegablemente saludables, ya que incluyen granos enteros, como los presentes en el pan artesanal, así como pescado, hortalizas, frutos secos y grasas buenas, presentes en el aceite de olivo con el que cocinan.

Por otro lado, la cocina asiática está repleta de vegetales. En Japón y Singapur se utilizan ingredientes como el alga marina, el arroz y diversos tipos de hongo. Su famosa sopa miso es un must en su dieta, y resulta ser excelente para el estómago gracias a sus probióticos. Además toman té verde todo el tiempo, un elixir esencial.

En Israel y otros países de Oriente Medio también tienen sus propios probióticos, como el deliciosos jocoque. Además utilizan proteínas vegetales en sus platillos, como los garbanzos y el cuscús, un cereal que puede utilizarse como el arroz.

¿Y Australia? Son un poco aficionados a la carne –muchas hamburguesas que bien podrían ser vegetarianas–, pero también incluyen pescado en su dieta, así como el famoso vegemite, una pasta de levadura que es una buena fuente de proteínas.

Si te quedan dudas, acá puedes ver qué más come la gente más longeva del mundo.



Dibuja un árbol y conocerás el universo: esto es el ‘rakugaki’

Para el diseñador japonés Bunpei Yorifuji, dibujar no se trata de hacerlo bien. Descubre el porqué.

Encontrar los dibujos de la infancia, ya sea por accidente o porque tus padres los presumen, es un momento mágico que puede provocar alegría y nostalgia. Al mirarlos, ¿quién no ha extrañado a su niño interior del pasado? Esa máquina de historias y dibujos de personajes en mundos fantásticos. ¿Cuántas personas dejaron de hacerlo, ante las críticas de su profesor de arte sobre la falta de realismo?

Pero para el diseñador e ilustrador japonés Bunpei Yorifuji (1975), dibujar es decir lo que piensas. Es una forma de dar vida a tus ideas y entrenar la imaginación. No se trata de talento innato, de estilo, ni de hiperrealismo, sino de interpretación. 

Dibujar significa observar dentro, y fuera de nosotros (…) Lo que nos interesa o nos mueve.

Estas y otras ideas están incluidas en su libro Rakugaki: Cómo potenciar la imaginación a través del dibujo (Blackie Books, 2017).

 

 

Con ejercicios muy sencillos, el ilustrador japonés se convierte en un guía del rakugaki, término japonés que podría traducirse como “grafiti” o “garabato”. Algo así como “dibujo hábil y rápido”. En palabras del autor, es:

(…) el dibujo más pequeño con que se puede representar el universo más grande que existe.

El rakugaki permite ver las cosas desde otro punto de vista. Dibujar se trata de interpretar y no de copiar, de dar vida a mundos imaginarios través de las líneas.

Tomemos un árbol como punto de partida. Normalmente dibujamos el tronco, el follaje y el pasto base. Pero esto es sólo una “ínfima parte de lo que podemos dibujar”, dice el autor. El ser humano tiene distintas visiones de su realidad. Puede dibujar el árbol a través de la clorofila de sus hojas (visión microscópica), sus raíces bajo la tierra (estructural), o incluso el árbol a través del tiempo (visión temporal).

O mejor dicho:

No se trata de simplificar una forma al plasmarla, sino más bien integrar en una línea sencilla posible las experiencias, conocimiento de lecturas, sensaciones y la propia imaginación.

El dibujo ha sido importante para la ciencia y las artes. Los dibujos de Leonardo da Vinci fueron sumamente importantes para sus creaciones finales, y la esencia en el trabajo de Pablo Picasso o Keith Haring.  

Keith Haring

Cat, de Picasso

 

En el caso de Bunpei Yorifuji, el dibujo es el inicio de todo. Y algunas veces, puede ser la mejor manera de decirle algo al mundo. ¿Qué te parece?

 

Rakugaki: Cómo potenciar la imaginación a través del dibujo (Blackie Books, 2017)

Autor: Alex GR