Coca-Cola paga a expertos para que digan que su producto es saludable

Miles de artículos han aparecido, escritos por supuestos expertos nutricionales, y recomendando a Coca-Cola como un snack.

En un interesante recuento hecho por el sitio Mashable, se muestra una nueva tendencia publicitaria de las compañías chatarra: están intentando inmiscuirse en el mundo de la nutrición con marketing disfrazado de saludable. 

Una nueva ola de artículos patrocinados y escritos por supuestos expertos en nutrición,  y algunas apariciones en televisión y radio en espacios dedicados a productos nutritivos, incluyen paradójicamente a productos chatarra.

Según la documentación de  Mashable,  la estrategia de las compañías que hacen productos no saludables como Coca-Cola o Nestlé, es sumarse a una tendencia informativa actual donde el medio ambiente y la salud del cuerpo y la mente están siendo cada vez más populares. ¿Cómo lo están haciendo? pagando a expertos para que  hablen de sus productos como opciones de snacks, que dosificadas, pueden ser ingeridas sin problemas de salud. 

Estos artículos patrocinados y espacios publicitarios en bloques nutricionales son preocupantes, porque entonces estas compañías, de alguna manera, están dándole la vuelta justo a su punto débil: la nula nutrición en sus productos. 

Algunos expertos en nutrición como Alice Lichtenstein, de la Universidad Tufts, advierte muy claro: “yo jamás recomendaría una Coca-Cola pequeña ni siquiera como un snack”. 

En pocos meses, se reportaron artículos en hasta mil sitios, muchos de ellos, de los más populares en Estados Unidos, escritos por supuestos expertos en nutrición y que en algún momento recomiendan una Coca-Cola pequeña. Este tipo de encubrimiento de marketing aparece como uno oportunista y que seguro habrá de regularse próximamente.



CocaCola y Pepsi sobornaron organizaciones médicas para limpiar su reputación

Los patrocinios se hicieron de manera previa a la publicación de estudios que demostraban la relación del consumo de bebidas azucaradas y enfermedades como diabetes y obesidad.

Durante los primeros diez minutos de haber bebido un sorbo de Coca-Cola, el cuerpo recibió 10 cucharadas soperas de azúcar –más del 100 por ciento de lo que se requiere en un sólo día–. Si bien no vomitas el exceso de dulce, el cuerpo libera grandes cantidades de ácido fosfórico para contrarrestar un sabor de ese tamaño. ¿Qué pasaría realmente si bebes una botella completa, de 600ml, de una Coca-Cola? 

De acuerdo con un estudio realizado entre 2011 y 2015 por la Universidad de Boston, y publicado en American Journal of Preventive Medicine, CocaCola y Pepsi, se han asociado con numerosas enfermedades causadas por exceso de azúcar; como la diabetes y obesidad. Además, han pagado millones de dólares, mediante patrocinios, para minimizar el impacto de estudios que los perjudican. Es decir, se han encargado de silenciar posibles estudios que comprueben los efectos nocivos de sus productos en la población. 

 Según los investigadores de la Universidad de Boston, el 97 por ciento de los patrocinios se hicieron de manera previa a la publicación de estudios que demostraban la relación del consumo de bebidas azucaradas y enfermedades como diabetes y obesidad. Entre las organizaciones financiadas por Coca-Cola se encuentran: la Asociación de Diabetes de Estados Unidos, la Fundación de Investigación de la Diabetes Juvenil, la Sociedad Americana de Cáncer, la Cruz Roja y el Centro de Control de Enfermedades, entre otras. 
 
soda-coke-vs-pepsi-paul-ward
 
Un ejemplo claro que confirma el estudio es la ONG, Save The Children, la cual promovió activamente un nuevo impuesto sobre el azúcar hasta 2010, año en el cual dejó de hacerlo pues, en 2009, recibió un donativo de 5 millones de dólares por parte de Coca-Cola y PepsiCo. 
 
Incluso, el diario español El País realizó un estudio en 2013 en el que alertó “sobre un sesgo que provocaban los patrocinios de Coca-Cola o Pepsi en la investigación sobre los efectos de sus bebidas.” Es decir que 83 de 96 organizaciones señaladas recibieron dinero de CocaCola, haciendo público el listado de ayudas que brinda, y así cubrir los efectos que tienen sus bebidas sobre enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes e incluso muerte prematura. 
 
Más en Ecoosfera
 


Estos son los estragos de las bebidas azucaradas en México (y los diputados les bajan impuestos)

El 70% de los azúcares añadidas consumidas vienen de las bebidas azucaradas.

En México 7 de cada 10 adultos tiene sobrepeso y 3 de cada 10 niños. Los niveles de diabetes e hipertensión son alarmantes, y aunque muchas persona apuntan a que se trata de un problema cultural, y algo hay de ello, también es curioso que la epidemia de obesidad en el país coincide con las tres décadas de apertura comercial (neoliberalismo) en que la disponibilidad de comida chatarra se hizo más factible que la de de alimentación saludable.

Como parte de una estrategia para paliar la epidemia de obesidad, hace año y medio fueron grabados más impuestos a las bebidas azucaradas, de tal manera, que las refresqueras fueron las principales a afectadas por este: 1 peso más por cada litro de refresco. Luego de un año de la aplicación del impuesto, resultó en la disminución del 6% en el consumo; por cierto la primera vez en años en que este disminuye en décadas.

Aún así, al parecer el poder de cabildeo de las refresqueras ha funcionado y el día de ayer los diputados del PAN y el PRI decidieron disminuir un 50% este impuesto… El hecho, además, resulta más sospechoso considerando que justo ahora los ingresos al Estado provenientes del petróleo han disminuidos drásticamente hasta un 50% por el declive de los precios.

Finalmente los legisladores cedieron a la industria, señala Alejandro Calvillo, de la organización El Poder del Consumidor.

Con esta disminución, que debe ser ratificada por el Senado, las empresas dejarían de pagar hasta 552 millones de pesos.

Acá los estragos causados por las bebidas azucaradas en México, según un infográfico de El Poder del Consumidor.

 

Robaplana-Reforma-Quién-paga-los-costos