Una sorprendente serpiente que no había sido vista por 78 años en México es encontrada

La serpiente Clarión es endémica de una de las islas más lejanas de la costa mexicana.

La isla Clarión es una de las más distantes de la costa de México. En una expedición reciente, encabezada por Juan Esteban Martínez Gómez, Investigador del Instituto de Ecología (Inecol), este espacio lejano ha demostrado que aún guarda intrigantes secreteos. 

Desde hace 78 años no se había sabido nada de la serpiente Hypsiglena ochrorhyncha unaocularus, una especie nocturna con patrones de manchas cafés sobre su cuerpo. Su tamaño llega hasta los 40 0 55 cm de largo.

La primera vez que se supo de la serpiente nocturna de Clarión, como se conoce, fue en 1936, cuando el naturalista estadounidense Charles William Beebe viajó al remoto sitio para estudiar sus especies.

La isla Clarión mide unos 1.600 kilómetros cuadrados y está ubicada en el archipiélago de Revillagigedo, a unos 1.100 kilómetros de México, por lo que la visita de los hombres al lugar es casi improbable. 

Después del regreso de Beebe, quien de hecho se llevó un ejemplar de serpiente Clarión con él, esta quedó como vestigio en el Museo de Historia Natural de Estados Unidos. Sin embargo, a su regreso, Beebe no encontró ninguna otra serpiente similar. Años después la serpiente fue borrada de la lista de ejemplares de la isla. Pero en 2012, Daniel Mulcahy, investigador del Departamento de Zoología de vertebrados del Museo Nacional de Historia del Instituto Smithsoniano, inició una nueva expedición a la isla convencido de que la serpiente aún se encontraba ahí.

El hallazgo se considera como uno de los más significativos en su tipo en los últimos años en México. Cabe apuntar que por la poca cantidad de ejemplares de serpiente Clarión existentes, está considerada en peligro de extinción. Se cree que su reproducción fue posible por algún desbocamiento de algún río que llevó en troncos algunas especies nuevas a la isla, que luego fueron evolucionando.



Las 10 nuevas especies descubiertas en el 2018

Estos descubrimientos corroboran que la vida en el planeta sigue siendo el elemento crucial y primigenio, y quizá nada pueda contra ella.

Podríamos pensar que ya lo hemos visto y descubierto todo. Pero aún existe mucho mundo: el planeta es territorio indómito de misterios, quizá infinitos, que hacen de cualquiera un aventurero en potencia, capaz de revelar cosas hasta ahora desconocidas.

Y aunque sabemos que la extinción animal es un grave problema y que cada día podría ser el último para muchas especies, lo cierto es que no todo es muerte. La vida es el elemento que caracteriza a nuestro planeta, y así lo demuestra el hecho de que nuevas especies son descubiertas cada año.

Nuestro planeta es hogar de 8.7 millones de especies,

de las cuales sólo se ha catalogado un 15%.

Las nuevas especies descubiertas en 2018

Aún estamos muy lejos de conocer el planeta en su totalidad: tal es la magnitud de la biodiversidad en él. Sólo conocemos un 10% de las formas de vida en ese otro mundo que son los océanos y sus profundidades, mientras que del “reino fungi” sólo se conoce un 7%.

Y de hecho, miles de nuevas especies son descubiertas cada año: entre 15 mil y 18 mil.

Pero no estamos siquiera cercanos a tener un total conocimiento de la biodiversidad. Eso nos hace sentir, quizá, tan insignificantes como afortunados, pues el planeta tiene aún mucho que dar de sí (y nosotros, mucho que aprender de él).

La Environmental Science and Forestry es la institución encargada de estas pesquisas, que son por demás extravagantes: a veces se descubren nuevas especies a partir de especímenes encontrados en colecciones antiguas de museos, aunque también existen los aventureros que hacen nuevos hallazgos directamente en las profundidades de la selva. Incluso se han encontrado nuevas especies en las ciudades, como una rana que fue descubierta en Nueva York.

Esta organización da a conocer los nuevos descubrimientos que hace cada año, realizando complementariamente una lista de las 10 nuevas especies más sorprendentes.

Esta es la lista de las nuevas especies descubiertas en el 2018

Un protista sin linaje: Ancoracysta twista

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Los protistas son un reino en sí mismo, que suele encontrarse en hábitats acuáticos o húmedos. Este, en especial, no encaja con ninguno de los grupos encontrados previamente por los científicos.

 

Un árbol solitario: Dinizia jueirana-facao

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este árbol de hermoso tronco y gran altura (mide hasta 40m) vive en el prístino bosque atlántico, una formación neotropical que pasa por Brasil, Paraguay y Argentina. Sólo se ha encontrado este árbol en la Reserva Natural Vale en el norte de Espirito Santo, Brasil y, hasta el momento, se sabe que existen 25 especímenes.

 

Un anfípodo de mares fríos: Epimeria quasimodo

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este anfípodo, que semeja mucho una langosta, fue nombrado en honor al personaje de Víctor Hugo, Cuasimodo, por la manera en la que se enrosca. Su peculiar hábitat es el océano Ártico.

 

Un escarabajo auto-stop: Nymphister kronaueri

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este escarabajo fue encontrado en Costa Rica, viviendo entre hormigas nómadas. Éstas llevan a los escarabajos (quienes aprovechan los largos viajes que hacen las hormigas) a manera de mochilas. De hecho, quizá por dicha cuestión, los escarabajos son del mismo color que el tronco de las hormigas.

 

Un nuevo orangután indonesio: el de Tapanuli

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Los científicos descubrieron una población aislada de orangutanes en el límite sur de Sumatra, en Indonesia, distintos de las dos especies hasta ahora conocidas que habitan dicho territorio.

 

El pez de las profundidades: pez baboso de Swire

Como demuestra su foto, este pez vive a tal profundidad en el océano Pacífico que sólo se le puede observar con infrarrojo en su hábitat. Fue capturado a profundidades de casi 8 mil metros; casi el límite en el que un pez puede vivir, que es de 8,200m.

 

Un “cerezo” heterótrofo: Sciaphila sugimori

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

La flora en Japón no sólo es preciosa, sino bastante bien conocida. Por eso, este hallazgo en la isla Ishigaki es excitante. Se trata de una flor cuya nutrición no es por fotosíntesis sino mediante el proceso conocidmo como heterótrofo, lo que quiere decir que obtiene sus necesidades alimenticias a partir de otros organismos, en este caso un hongo, al cual no daña en el proceso.

 

La bacteria volcánica: Thiolava veneris

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Algunas especies surgen de coyunturas naturales. Esta bacteria fue encontrada en el 2014, 3 años después de que el volcán submarino Tagoro hiciera erupción en la costa El Hierro, en las Islas Canarias. Pero fue estudiada hasta que pudo ser categorizada, en este 2018, como una nueva especie, debido a sus características metabólicas únicas.

 

El marsupial perdido: Wakaleo schouteni

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Existía en Australia, hace 23 millones de años, un marsupial león, de un tamaño comparable al de un perro mediano pero con una agilidad de gato que le permitía vivir parte de su tiempo entre las ramas. Apenas fue descubierto, gracias a los fósiles de la World Heritage Area en Queensland.

 

El escarabajo de las cavernas chinas: Xuedytes bellus

nuevas-especies-descubiertas-2018-animales

Este peculiar escarabajo no sólo vive en cuevas sino que tiene un cuerpo delgado, más similar al de una hormiga. Fue descubierto en una cueva en Du’an, en la provincia china de Guangxi. En los últimos tiempos, en China han sido descubiertas 130 especies de escarabajos.

 

* Ilustración: John Beckley



Un pez que camina y puede vivir hasta 4 días a la intemperie es descubierto en el Himalaya

Su cabeza hace una figura parecida a la de una víbora y sus capacidades han retado al mundo de los peces como lo conocíamos hasta ahora.

Quizá no lo sabías, y pareciera increíble este dato, pero se cree que aún no han sido descubiertas hasta el 86% de las especies en el mundo, entre vegetación y animales. También, existen espacios, afortunadamente vírgenes, donde la huella humana no ha alcanzado a modificar el paisaje y la vida dentro de este.

Hace poco fueron descubiertas sorprendentes especies marinas y cada año se calcula que son encontradas unas 18 mil especies nuevas. En estos días, WWF lanzó un informe donde describe nuevas especies encontradas en una zona de las más biodiversas de la Tierra, en la selva ubicada al extremo norte de Myanmar (antiguamente Birmania), el sur de Tíbet y el noreste de India; en esta zona se localiza también el Everest.

Se calcula que en esa área viven hasta 10.000 especies de plantas, 300 de mamíferos, 977 de aves, 176 de reptiles, 105 de anfibios y 269 peces de agua dulce. Entre las nuevas especies descubiertas está un pez que particularmente ha llamado la atención del mundo. Es uno que reta incluso la definición usual de esta especie pues es capaz, además nadar, de caminar, respirar aire, sobrevivir hasta 4 días en tierra firme y reptar (arrastrarse como reptil) hasta 400 metros  en un suelo húmedo.

La forma de su cabeza, además, se asemeja a una de serpiente y su color es azul. Una prueba más de nuestra pequeñez ante la vastedad del mundo, una que, vista desde la humildad, más bien nos hace agradecidos.

 

Puedes ver acá el informe completo

Podría interesarte también en Ecoosfera:

*Nuevas especies descubiertas en el último año

*Las especies recién descubiertas de la selva amazónica