Sociedad civil demanda a Coca-Cola por publicidad engañosa en México

El Sidral Mundet es promocionado como si fuese hecho a base de jugo natural, por ejemplo.

Desde hace unos meses, organizaciones de la sociedad civil en México han estado señalando cómo es que, en general, el etiquetado de los alimentos en este país es engañoso. También han reprobado el cómo algunos distintivos nutrimentales son tramposos. Muchas bebidas que contienen ínfimas cantidades de extracto de jugo de fruta se adjudican en sus publicidades de estar hechas a base de estos y evitan hablar de las grandes cantidades de azúcar empleadas.

Recientemente, la organización El Poder del Consumidor demandó a Coca-Cola por la intensa y engañosa campaña de su producto Sidral Mundet, uno de los más promocionados por la compañía, luego de la mala  reputación que han estando sumando sus productos más clásicos.

“Coca-Cola ha centrado la campaña de los primeros meses del año en una bebida que los consumidores mexicanos consideran erróneamente como saludable o menos mala, engañando en su publicidad para tratar de mantener esa falsa percepción”(…) “Se sigue centrando en presentar a Sidral Mundet como si fuera una bebida en base a jugo de manzana, cuando sólo contiene 1% y no de jugo sino de concentrado de jugo., señaló Alejandro Calvillo, director El Poder del Consumidor.

Una de estas bebidas de 600 mililitros contiene 12 cucharadas de azúcar, que para un niño representa el 240% del máximo tolerable para todo un día establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como criterio ideal.

“ El engaño al consumidor es tan evidente que podemos decir que un Sidral Mundet de 600 mililitros contiene solamente seis mililitros de jugo de concentrado, lo que equivale a seis gramos.

“Mientras tanto contiene una cantidad de 60 gramos de azúcar, equivalente a 12 cucharadas cafeteras.” Apuntó en un comunicado la organización.

Las autoridades mexicanas están permitiendo que este tipo de publicidad prevalezca, por lo que ahora miembros de la sociedad civil usarán la vía jurídica contra el poder de las corporaciones, que parece imponerse, pese a las nuevas medidas legislativas en contra de la obesidad en el país.



Esto es lo que le pasa a tu organismo, en una hora, luego de tomar una lata de Coca-Cola (Infográfico)

Quizá eres consciente de que estás ingiriendo la totalidad del azúcar que necesitas en todo un día, pero conoce el resto del proceso, y pensarás dos veces para la próxima.

Con la facilidad de expansión de la información podría decirse que todos conocemos que la Coca-Cola, tomada habitualmente, es mala para la salud. Sin embargo, ¿Qué tan mala es? ¿Y si tomas una sola?

Un interesante artículo de therenegadepharmacist desglosa los efectos de la Coca-Cola en tu cuerpo luego de solo una hora de haberla ingerido. ¿Buena o mala para la salud? Después de leer esto… ¿a ti a qué te suena?

Traducción:

1.Primeros 10 minutos:

De un jalón ingeriste 10 cucharadas soperas de azúcar; esto es el 100% de la que requieres en un solo día. No vomitas por el exceso de dulce, gracias al ácido fosfórico que hace que se contrarreste un sabor de ese tamaño

2. 20 minutos:

El azúcar en tu sangre crece exponencialmente, causando una explosión de insulina. Tu hígado responde convirtiendo toda la azúcar que puede en grasa. (Para este momento ya hay mucha grasa en tu cuerpo).

3. 40 minutos:

Tu cuerpo ha absorbido toda la cafeína del producto, tus pupilas se dilatan, tu presión en la sangre aumenta, y como resultado, tu hígado arroja más azúcar a tu torrente sanguíneo. Los receptores de adenosina en tu cerebro están ahora bloqueados para evitar tu adormecimiento.

4. 45 minutos:

Tu cuerpo aumenta su producción de dopamina estimulando las zonas vinculadas al placer en tu cerebro. Exactamente el efecto que produce la heroína, por cierto.

5. 60 minutos:

El ácido fosfórico combina el calcio, magnesio y zinc en la parte baja de tu intestino, acelerando tu metabolismo. La mezcla compuesta por altas dosis de azúcar y endulzantes artificiales también incrementan la excreción urinaria de calcio.

6. 60 minutos:

Las propiedades diuréticas de la cafeína entran al juego (te harán hacer pipí). Ahora eliminarás el calcio, magnesio y zinc que fue directo a tus huesos, así como el sodio, electrolitos y agua.

7.60 minutos:

La fiesta en un interior ha terminado y comenzarás a tener una colisión de azúcar. Muy probablemente te sentirás irritable y perezoso. Habrás eliminado el agua de la Coca, pero en combo con nutrientes que tu cuerpo necesitaría para volver a hidratarse, o fortalecer tus huesos o dientes.

coke1hr3-1024x1024



Baja 10% la venta de refrescos por los nuevos impuestos en México (pese a estrategias publicitarias)

En un año la disminución en el consumo es notable, aun cuando algunas marcas han implementado ingeniosas estrategias de marketing

Por primera vez, después de muchos años en auge, cayeron las ventas de los refrescos y las bebidas azucaradas en México. Este país es el principal consumidor de refrescos y también el más obeso del mundo, tanto en el nivel infantil como adulto.

El año pasado fueron etiquetados nuevos impuestos a las bebidas azucaradas y al refresco; también se bloqueó la publicitación de comida chatarra en horarios para niños (aunque algunas marcas lograron colarse tramposamente, pese a no ser nutritivas). En este contexto, han emergido los primeros resultados de ventas. 

Afortunadamente, en un año cayeron 10% las ventas de refrescos, desde el inicio de la aplicación de los nuevos impuestos (aproximadamente de 1 peso por litro). Esto pese a las estrategias de marketing altamente afectivas implementadas por Coca-Cola (principal refresco ingerido en México), que desde julio ha incrustado nombres de personas a sus latas para generar un vínculo emocional con los consumidores. Según la propia marca: “Las reacciones positivas de la gente nos han dejado impactados, pues más allá de un nombre en un empaque hecho especialmente para ellos, se han creado motivos para compartir momentos de felicidad con quiénes más quieren” (declaración de José Luis Basauri, director de marca de Coca-Cola México para El Financiero).

En una reciente encuesta hecha por la Alianza por la Salud Alimentaria se develó también que 52% de los mexicanos considera que consume menos refresco y 16% de los padres señala que sus hijos casi nunca los consumen, 9% más que el año pasado. Al parecer, los nuevos impuestos están impactando positivamente en la disminución del consumo en bebidas chatarra; ahora, las organizaciones como la antes mencionada buscarán que parte de los nuevos impuestos sean destinados verdaderamente a la implementación de bebederos en las escuelas de todo el país.