Mexicanos detienen una prestigiada muestra de arte por maltrato animal

El artista austriaco Hermann Nitsch ha sacrificado animales como parte de sus performance.

Muchas personas aún hoy son escépticas del activismo digital, o “de sillón”, como le llaman algunos. Sin embargo, gracias al internet podemos contactar a personas que comparten afinidades ideológicas, o al menos valores similares, para tejer demandas vía digital y dirigirlas a distintos actores. 

Este mes de enero, en México, un inédito evento sorprendió: en pocos días y gracias a una petición en línea, más de cinco mil mexicanos lograron la cancelación de la muestra del artista austriaco Hermann Nitsch, quien desafió el puritanismo de su época con la corriente del accionismo vienés desde los años cincuenta. 

Sin embargo, sus obras han documentado performances donde el artista sacrifica animales, y las escenas ensangrentadas, eran parte de la crudeza de sus mensajes, lo que para muchos es brutal e injusto para con los animales y la clase de cultura que se busca: una que respete todo tipo de vida desde cualquier vertiente, incluyendo al arte (de ahí que también exista mucha polémica con el llamado bioarte). 

#PintaConTuPropiaSangre y #NoEresBienvenido son dos de los hasghtags que acompañaron la petición online para la cancelación del evento. El Museo Jumex ya tenía programada la inauguración de la muestra el 26 de febrero, y a pocos días de que iniciara el movimiento en contra de la muestra, los organizadores decidieron cancelarla sin explicaciones de por medio. 

La muestra no incluiría pinturas o trabajos relacionados a los trabajos que incluyen maltrato animal. Aún así, el movimiento social originado en torno a la exhibición causó sorpresivas reacciones y se trata de uno de los primeros casos en México en que es evidente la correlación entre movilización social y reacción a tal molestia: esta muestra fue cancelada mostrando cómo la manifestación puede incidir en el entorno. 

Algunas de las obras del artista que se presentarían en la muestra: 

19118-gde

 

19120-gde 

19117-gde

 

19122-gde

 

 Twitter de la Autora: @anapauladelatd

 

Autor: Ana Paula de la Torre
Politóloga de carrera, colabora para diversas publicaciones digitales como Pijama Surf. Creadora del proyecto ciudadano yanostoca.com. Y pintora ocasional


Niños cambiando la forma de pensar de sus padres: hablemos de crisis climática

Aquí una inesperada respuesta científica a este inesperado hecho.

La lucha medioambiental es nuestro mayor predicamento. Simplemente porque está poniendo en riesgo el futuro, y arruinando el presente. Los niños, con esa perspicacia e intuición que los suele caracterizar, lo saben. No por nada alguien tan joven como Greta Thunberg, de apenas 16 años de edad, se ha hecho la vocera de todo un movimiento global que se volvió masivo, y en el que todos podemos participar, estemos donde estemos.

Más allá de evocar la infancia de manera ingenua, pensándola sólo como aquello inocente y puro, lo cierto es que los niños de hoy nos están demostrando cómo se hacen las cosas. Esto es: con más empatía y menos categorizaciones sombrías. Una fórmula ciertamente más elocuente para los tiempos que corren. Porque si no, ¿cómo explicar que los niños nos estén convenciendo a todos de hacer algo ya contra el cambio climático? ¿Acaso no miles de científicos y organizaciones nos estuvieron llamando a ello desde hace, por lo menos, una década?

Sí: pero lo que necesitamos ahora no es sólo insistir, desde el mero discurso, en que todo “está mal”. Necesitamos también de acciones orientadas a cambiar el curso de la catástrofe, que hablen también desde la esperanza y el compromiso. Porque las cosas están muy mal, pero podrían estar peor.

Hasta ahora queda claro por qué los niños de todo el mundo han logrado remover conciencias. Pero un estudio publicado en Nature Climate Change lo viene a corroborar.

Un equipo de científicos sociales y ecologistas de la North Carolina State University descubrieron que los niños son capaces de convencer hasta a sus padres sobre la urgencia de hacer algo ante el caos climático. Muchos han logrado hacer que el nivel de preocupación de sus padres respecto al predicamento ambiental se eleve, lo que los investigadores consideraron un resultado de que los niños no aproximan el problema desde ningún tipo de ideología política.

Los más de 200 padres que participaron en el estudio
hablaban constantemente con sus hijos sobre el cambio climático.

Los pequeños les hacían preguntas como: “¿Qué cambios has visto en el clima?” y “¿Has visto el nivel del mar elevarse?”, que los invitaban a relacionarse directamente con el problema. Además, los padres asistían a actividades con ellos. Antes y después de estas sesiones, los padres fueron encuestados para saber qué opinaban del cambio climático y cuál era su ideología política. El nivel de interés sobre el tema subió en todos ellos, sólo que a distintas escalas.

cambio-climatico-ninos-convencen-movimiento-greta-thunberg

Así, parece que los niños, de manera innata, son mejores para atajar los problemas ahí donde deben ser atajados, sin dar vueltas sobre asuntos que, hasta ahora, sólo han logrado distraer nuestra atención y desilusionarnos de cualquier intento por incursionar en un cambio social. Porque los espectros políticos ya no son el área decisiva desde donde debemos discutir los problemas más apremiantes. Éstos fungen, si acaso, un papel organizativo dentro de las concepciones que nos hacemos; porque reconocer nuestra posición en dicho espectro es útil para identificarnos con otros y poder formar parte de colectividades con los mismos principios. No obstante, hay cosas que van más allá de ideologías, espectros políticos o principios. El predicamento ambiental es uno de ellos, pues estemos del lado del que estemos, todos nos extinguiremos si no hacemos algo.

¿Será que ganará la filosofía del “me extingo, luego pienso”?  Quien sabe. Pero por lo menos los niños del mundo no están dispuestos a dejar que eso pase.

*Imágenes: 1) Ben Piven; 2) Atlas of The Future



“Sea Walls: Murals for Oceans”, activismo artístico para proteger la vida marina

“Sea Walls: Murals for Oceans”, el festival de arte y conciencia que tiene lugar en Isla Mujeres (México)

Hace 1 mes un grupo de artistas se reunió en Sea Walls: Murals for Oceans, el festival de arte y conciencia que tiene lugar en Isla Mujeres (México). Este proyecto artístico creado por PangeaSeed tiene como objetivo proteger tiburones, vida marina y océanos.

Dentro de este concepto, llamado ARTivism, se pretende generar una toma de conciencia que mezcle el activismo ecológico y el arte. El mensaje principal es incentivar la conservación marina a como dé lugar.

Para lograrlo se creó este proyecto en Isla Mujeres, para que 15 artistas internacionales crearan 14 murales que exploren la belleza del mar y sus criaturas. Y para volverlo más interesante, el tema principal eran las especies en peligro de extinción, según la International Union for Conservation of Nature’s Red List.