Haz chocolate vegano con solo 5 ingredientes para este San Valentín

Es mucho más sano y sencillo de lo que podrías pensar.

Aunque sabemos que las fechas como San Valentín suelen estar envueltas en una mercadotecnia apabullante y una descarada red de consumismo, lo cierto es que muchas veces terminamos influenciados por estas. Si ya te vas a adherir a las fiebres de los festejos más populares, puedes hacerlo desde una óptica más ecológica y responsable con el medio ambiente. 

El blog especializado de comida vegana The Veggie Nook, entre sus múltiples recetas, ha incluido la preparación de chocolates a partir de pocos ingredientes que pueden darle a tu día de San Valentín un toque delicioso y original. Además  te harás de conocimientos nuevos para tu vida cotidiana en el delicatessen de los postres. 

¿Cómo hacer chocolate vegano pocos ingredientes? 

Ingredientes: 

Cacao en Polvo 2/3 de taza

Aceite de Coco 1/4 de taza

Miel de abeja o Jarabe de Maple 

Stevia

Procedimiento 

  1. Calienta el aceite de coco a fuego lento. 
  2. Una vez derretido remuévelo del fuego. 
  3. Vierte el cacao en polvo en el aceite de coco caliente pero fuera del fuego hasta que esté completamente combinado.
  4. Endúlzalo a tu gusto con miel o con stevia. 
  5. Vierte el resultado en moldes, espera a que enfríe y mételo a refri. (También puedes usarlo como chocolate líquido vertiéndola en frutas por ejemplo). 


5 prácticos y sencillos consejos para veganos

Con el objetivo de crear un estilo que respeta tanto a los animales, medio ambiente y la salud, el veganismo reduce el consumo de productos que provengan de explotaciones intensivas –como la carne, leche y huevos–.

Imagen: https://periodicoelamanecer.files.wordpress.com

El veganismo, esta alternativa enfocada en el cuidado del medio ambiente, animales y la salud, se enfoca en el consumo de alimentos adecuados a las necesidades físicas y espirituales, con el fin de evitar productos derivados de los animales tales como la carne, el pescado, los lácteos, los huevos, la miel, artículos de origen animal como el cuero y pieles. De acuerdo con la Asociación Vegana Española, el veganismo es un estilo de vida más sano y respetuoso con los animales y la naturaleza. 

Con el objetivo de crear un estilo que respeta tanto a los animales, medio ambiente y la salud, el veganismo reduce el consumo de productos que provengan de explotaciones intensivas –como la carne, leche y huevos–. Estas explotaciones animales no respetan las necesidades básicas ni derechos de los animales, pues los someten a mutilaciones y malos tratos al vivir en condiciones deplorables para obtener de ellos el máximo rendimiento posible.

Además, el 24 por ciento de los problemas medioambientales y sociales que afronta la humanidad están relacionados con la cría de 1 300 millones de animales en explotación ganadera. Gran parte de la destrucción de millones de hectáreas de bosque tropical en América Central y del Sur, se ha llevado acabo con el fin de aumentar la presencia de pastizales. Esto ha provocado la extinción de numerosas especies animales y vegetales, principalmente de pájaros, mamíferos y reptiles. Sin mencionar que las técnicas empleadas por la ganadería intensiva causan la pérdida irreparable de la capa fértil del suelo. Por ello, la práctica del veganismo es la forma más directa y saludable para proteger el medio ambiente pues se gasta menos del 10 por ciento del agua necesaria para alimentar a alguien que se alimenta de carne de res. 

Sin embargo cambiar radicalmente una dieta con base en carne a una vegana, puede llegar a ser una verdadera odisea. Pero, como bien dice la enseñanza popular, “Roma no se hizo en un día”. Por lo que, en caso que estés iniciando en esta alternativa de cuidados ecológicos y de salud, te compartimos estos cinco consejos útiles que Greenpeace propone:  

Recuerda: tu dieta, tus reglas. La alimentación es una parte muy importante de la vida. Eso significa que no estás siguiendo las reglas ni tendencias de otros hervíboros, no tiene nada de malo. Hay algunos vegetarianos que escogen comer frutos del mar que fueron capturados de manera ecosustentable; otros, consumen huevos de sus propias gallinas; hay quienes se llaman ‘freegans’, que comen carne y pollo para evitar que se tiren como desperdicios. Recuerda que lo importante del veganismo y vegetarianismo es comer saludable tomando decisiones conscientes para el bien de uno y del planeta. 

Está bien si empiezas poco a poco. Si estás alejando la carne de tu dieta, puedes intentar hacerlo paso a paso. Hay personas que dejan de comer carne sólo un día a la semana; otros, eligen opciones vegetarianas cuando comen en restaurantes. Elige opciones que poco a poco te vayan acercando al veganismo. 

Habla al respecto con amigos y familiares. A veces nuestras dietas afectan a las personas con quienes vivimos y vemos constantemente. Si compartimos nuestras decisiones, probablemente podemos llegar a un acuerdo en conjunto. E incluso apoyo. 

El internet puede ser un buen consejero en estos casos. Desde información nutrimental hasta recetas vegetarianas, estos son algunas de las opciones que puedes encontrar: 

5 deliciosas y sencillas recetas cuyo ingrediente secreto es el aguacate

TOP: 10 recetas vegetarianas para esta Navidad

TOP: 5 recetas deliciosas para integrar la chía a tu dieta diaria

 – Considera comprar productos orgánicos o locales. En caso que no puedas dejar de consumir carne inmediatamente, compra productos orgánicos o locales que estén libres de procesos tóxicos que afecten al medio ambiente. Esto reducirá tu huella ecológica en el planeta. 

 



¿Otra razón para comer chocolate? Sí: mejora la memoria y el aprendizaje

Georgina Crichton, autora de la investigación, explica que el consumo regular de la cocoa provee beneficios significativos en las funciones cognitivas, previniendo los efectos asociados con el envejecimiento mental.

Hay numerosos factores que producen cierta deficiencia en el desempeño cerebral, tales como algún traumatismo, falta de práctica a lo largo de los años e inclusive, diversas enfermedades neurodegenerativas. Actualmente existen numerosos programas, medicamentos y ejercicios para prevenir futuros malestares; sin embargo, de acuerdo con un estudio reciente de la Universidad del Sur de Australia, el chocolate es uno de los métodos más efectivos para mantener la agilidad cerebral.

Georgina Crichton, autora de la investigación, explica que el consumo regular de cocoa provee beneficios significativos para las funciones cognitivas, previniendo los efectos asociados con el envejecimiento mental. Tomando en cuenta factores como el estilo de vida, la dieta y la salud cardiovascular, en el estudió se encontró que, al parecer, hay una asociación positiva entre el consumo habitual de chocolate y el funcionamiento cognitivo.

cocoa

En dicha investigación se analizó el desempeño cognitivo de 968 participantes adultos, a partir de una variedad de factores como estatus socioeconómico, fumadores-no fumadores, actividad física, índice de masa corporal y hábitos dietéticos. Cada uno de ellos consumió chocolate, al menos una vez al día, durante el experimento.

Las pruebas de CI mostraron una mejora en el funcionamiento cerebral, así como en capacidades relacionadas con el aprendizaje, la memoria y la organización, principalmente cuando se trataba del consumo de chocolate oscuro, el cual posee una mayor cantidad de las propiedades de la cocoa.

En caso que estés interesado en preparar chocolate casero en tan sólo 1 minuto y con tres ingredientes, te recomendamos darle clic aquí; y en caso que busques una alternativa más vegana, esta receta seguramente te interesará.

 

Más en Ecoosfera: Entérate de las 9 marcas de chocolate asociadas a la explotación de niños