En México la diabetes se genera desde la niñez por estos motivos

Gran parte del problema tiene que ver con el consumo de alimentos insanos.

En México los hábitos alimenticios son pésimos: desde una alimentación altamente frita, hasta el hecho de que este país es el principal consumidor de bebidas azucaradas, pastelillos, cereales previamente azucarados, botanas y confitería. Todo lo anterior provoca que se trate de uno de los países con mayor obesidad en el mundo y con las mayores tasa de diabetes. 

Lo anterior se origina en gran medida en la infancia, ya que un niño obeso muy probablemente desarrollará diabetes. Está comprobado, por ejemplo, que las variaciones moderadas en el peso de niñas y niños entre ocho y nueve años, conllevan el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes a lo largo de su vida.

Aunque en México existe una estrategia nacional contra la obesidad, algunas organizaciones como El Poder del Consumidor han probado cómo los intereses comerciales siguen prevaleciendo por sobre la salud, pues el etiquetado de los alimentos sigue siendo engañoso y algunos productos dañinos portan incluso distintivos nutrimentales.

Tampoco se han etiquetado los recursos necesarios para la inhalación de bebederos de agua potable en las escuelas, lo que propicia el consumo de otras bebidas, muchas de ellas azucaradas. 

Si se lleva una alimentación balanceada desde la niñez, es muy poco probable que los niños desarrollen diabetes posteriormente. Esta enfermedad está  quizá más relacionada con la alimentación que con factores genéticos como suele creerse.



Prevenir la diabetes es posible con una dieta “verde” (Estudio)

Un cambio alimenticio puede significar prevención y sin duda una transformación de vida.

Otra razón para encontrarle el gusto a las verduras y empezar una dieta sana. Tras 16 semanas de consumir una dieta verde, los niveles de insulina se logran regular; esto de acuerdo a un estudio realizado por Physicians for Responsible Medicine (PCRM por sus siglas en inglés).

Los resultados de dicho estudio son alentadores y más para aquellos preocupados por atender una enfermedad como la diabetes, embolias o afecciones cardiovasculares. La Dra. Hana Kahleova, que lidera esta investigación, explica que:

La segregación de células beta y la sensibilidad de la insulina en periodos de ayuno se modifica al cabo de 16 semanas de mantener una dieta verde preventiva.

Desafortunadamente, tan solo en Occidente, se come a diario más del doble de alimentos cárnicos de los que requiere el cuerpo. El mundo entero, de hecho, consume carne en cantidades exacerbadas. Pero este tipo de dieta no solo es relevante como parte de una campaña para la prevención de enfermedades como la diabetes, también resulta de total beneficio para proteger el medioambiente y también la cría de animales.

La salud alimentaria se refleja en la capacidad productiva de las personas, por eso cada vez más nutriólogos y especialistas ven la forma de comer como una manera de prevenir enfermedades tanto en nosotros como en nuestra descendencia.

Al reconocer los beneficios de este régimen alimenticio, para las personas, pero también para la sociedad, limitar la ingesta de carne se plantea como un estilo de vida. Países como Bélgica, Inglaterra, Nueva Zelanda y China promueven entre la población consumir verduras a diario, esto también ayuda al bolsillo, ya que el costo de la proteína animal se dispara.

La diabetes es una pandemia y al año el costo de todos los efectos que produce esta enfermedad, es altísimo. Si el ayuno a intervalos y una alimentación más sana puede evitar los pinchazos de insulina, ¿no es algo que valdría la pena difundir y poner en práctica?

Al día, lo recomendable es ingerir seis porciones de alguna de estas verduras que abajo enlistamos:

Acelga cocida ½ taza

Apio 1 ½ t

Berros 1 t

Brócoli cocido ½ t

Calabaza 1 pza.

Chayote cocido ½ t

Chícharo cocido 2 Cdas.

Chile poblano 1 pza.

Ejote cocido ½ t

Espinaca cocida ½ t

Lechuga 3 t

Nopal 1 t

Pepino rebanado 1 ¼ t

Pimiento 1 pza.

Romeritos cocidos 1 t

Verdolaga cocida 1 t.



Abu extraña a su nieta recién diagnosticada con Diabetes 1

Querida niña, Hace pocas semanas te diagnosticaron Diabetes 1, desde entonces cada que lo pienso me dan ganas de llorar. En alguna red social leí algo que me hizo sentido, lo cito textual (en mayúsculas): SHOCK Y ADAPTACIÓN AL DEBUT DE LA DIABETES, COMO EN TODA SITUACIÓN DE SHOCK, HAY UN PERIODO DE “CAOS/DESCONCIERTO” INICIAL, […]

Querida niña,
Hace pocas semanas te diagnosticaron Diabetes 1, desde entonces cada que lo pienso me dan ganas de llorar.

En alguna red social leí algo que me hizo sentido, lo cito textual (en mayúsculas):

SHOCK Y ADAPTACIÓN
AL DEBUT DE LA DIABETES, COMO EN TODA SITUACIÓN DE SHOCK, HAY UN PERIODO DE “CAOS/DESCONCIERTO” INICIAL, SEGUIDO DE UNA FASE DE “HUNDIMIENTO/DESESPERACIÓN”, PARA POSTERIORMENTE IR ENTRANDO EN LA “ACEPTACIÓN/RECUPERACIÓN” Y FINALMENTE LLEGAR A LA “ESTABILIDAD”, RETORNANDO AL CONTROL ACTIVO DE LA “PROPIA VIDA”.

Esto me hace entender que mis lágrimas no son porque elijo sufrir, son naturales y parte de esta nueva etapa en nuestras vidas.

Lo que sucede es que aún no te he visto como la niña que solías ser y eso es porque tu glucosa aún no está del todo ajustada, pero tu excelente endocrinólogo pediatra sugirió unos cambios que seguro te ayudarán a estar mejor.
Como son vacaciones ya saliste a pasear, te extraño, pero te quiero decir que me ha tocado ver en estos días de fiestas decembrinas a muchos jóvenes alcoholizados y cómo pierden su estado de conciencia. Entonces he pensado en ti querida niña, tu Diabetes 1, va a ayudarte a ser una mujer más sana, tu hígado no va a sufrir por tanto alcohol.

¿Por qué la gente no ve que el alcohol daña tanto a su salud y a su estado de conciencia? ¿Por qué no existen campañas de prevención efectivas?

¿Estaré en la etapa de encontrarle lo bueno a tu Diabetes? ¿Te convertirás en una mujer deportista y con buenos hábitos alimenticios? Hoy por lo pronto tan solo tienes tres años.

Blue Bayou.

 

Parte I: 7 consejos a 7 días de que mi nieta fue diagnosticada con diabetes 1