Descubre las maravillas que tiene el jengibre para tu organismo

Con el paso del tiempo, el jengibre se exportó al imperio romano, donde se volvió un fenómeno culinario con fines terapéuticos.

El jengibre ha fungido como medicina tradicional china desde hace más de 2 000 años, cuya especialidad era mejorar la digestión al reducir los síntomas de la diarrea, náuseas y problemas estomacales. Con el paso del tiempo, el jengibre se exportó al imperio romano, donde se volvió un fenómeno culinario con fines terapéuticos. Desde entonces, el Occidente se encargó de combinar, usar y fomentar el uso del jengibre en todas sus variantes.

Se comenzó a hacer un análisis riguroso de sus beneficios terapéuticos, donde se descubrió que el jengibre ayuda a la pérdida del apetito, a las náuseas, al vómito derivado de las cirugías y tratamiento para el cáncer, flatulencias, problemas intestinales, cólicos, mareos, entre otros. Hay quienes afirman que este rizoma, de la familia del cardamomo, la cúrcuma y galanga, reduce los síntomas asociados al tracto respiratorio como la bronquitis, la tos; los problemas menstruales, artritis y el dolor muscular.  

Por ello, en Ecoosfera, con ayuda de Medical News Today, te compartimos los beneficios terapéuticos que implica integrar el jengibre a tu dieta diaria:

Reduce la inflamación del colon. De acuerdo con un estudio en el periódico Cancer Prevention Research, la persona reduce el riesgo de desarrollar cáncer de colon al reducir la inflamación en el área.

Alivia el dolor muscular causado por el ejercicio. En la Universidad de Georgia (EE.UU.), se encontró que el consumo diario del jengibre ayuda a reducir el dolor derivado de la actividad física hasta el 25 por ciento. Cada participante del estudio sintió mejoría en el funcionamiento de los brazos, la inflamación y los niveles de dolor.

Náuseas derivadas por la quimioterapia. Reduce la sensación de vómito hasta un 40 por ciento. Esto sucede debido a que el jengibre absorbe tempranamente los químicos de la quimioterapia, fungiendo como un antiinflamatorio.

Ayuda a la lucha contra el cáncer de ovario al reducir hasta la muerte aquellas células cancerígenas a través de la apoptosis (se suicidan) o autofagia (se atacan entre sí).

Síntomas de asma. El jengibre puede funcionar como agonista beta, el cual ayuda a relajar el músculo liso bronquial.

El daño en el hígado causado por acetaminofeno (Tylenol, paracetamol, etcétera), el cual se le asocia con la hepatotoxicidad. El jengibre ayuda a prevenir daños hepáticos, aliviando el estrés oxitativo como si fuera una vitamina E.

Dismenorrea (menstruación dolorosa). Los investigadores de la Islamic Azad University encontraron que 82.85 de las mujeres del grupo de control que consumieron cápsulas de jengibre, reportaron mejoras en los síntomas de dolor.

 

 



4 recetas deliciosas para diversificar el uso del jengibre

Para disfrutar de este tubérculo tan benéfico para el cuerpo, te compartimos cuatro recetas naturales y deliciosas.

En la medicina tradicional china se ha usado el jengibre desde hace más de 2 000 años para reducir los síntomas derivados a trastornos respiratorios y estomacales. Actualmente se han realizado análisis rigurosos sobre sus beneficios terapéuticos, principalmente para casos de diarrea, náuseas, vómito, flatulencias, cólicos, mareos,  dolor muscular, artritis, entre otros; así como de bronquitis, tos, etcétera. 

Para disfrutar de este tubérculo tan benéfico para el cuerpo, te compartimos cuatro recetas naturales y deliciosas: 

 

– Medallón de atún en salsa de jengibre. Necesitas: 1 pieza de medallón de atún,  chile morrón rojo, chile morrón amarillo y chile morrón verde, zanahorias, aceite de oliva, jengibre en polvo, pimienta molida, especias finas, sal con ajo, papa cocida, mantequilla, consomé de pollo en polvo y pan. Método: En un bowl, agrega el aceite de oliva, pimienta, hierbas finas; esto con el fin de marinar el atún durante 20 minutos. Una vez marinado el medallón, hay que poner el pescado en una sartén para sellarse por todos lados. En el sartén se colocan también las verduras para saltearlas con mantequilla. Mientras se deja reposar el pescado y las verduras, se prepara el puré con papa cocida. Para la salsa, se coloca un poco de mantequilla, vino blanco y el jengibre en polvo en un sartén. En cuanto surja el primer hervor, mezclar todos los ingredientes. 

– Arroz con leche, jengibre y canela. Necesitas: 2 tazas de arroz cocido, 2 tazas agua de jengibre, 4 tazas de leche, 1 vaina de canela, 1 cucharada de azúcar mascabada, canela molida para adornar. Método: Cocer a fuego medio el arroz junto con agua y canela. En cuando se seque el arroz, se agregan la leche y el jengibre. Hervir a fuego lento, adornando con la canela molida.  

– Infusión de menta, canela, jengibre y té verde.  Necesitas: 5 hojas de menta dulce, 1 litro de agua natural, 1 cucharada de canela, 1 cucharada de manzanilla molida, 3 lascas de jengibre deshidratado, 1 cucharada de té verde. Método: Verter agua hirviendo sobre los ingredientes, tapar y mantener ocho minutos en reposo. Colar y endulzar con miel.

– Pan de jengibre. Necesitas: 2 tazas de harina, 1/3 taza de azúcar, 1 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de polvo para hornear, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1 cucharadita de canela, 1 1/2 cucharadita de jengibre molido, 1/2 cucharadita de clavo de olor molido, 1/2 taza de mantequilla derretida, 1 taza de molasa, 1 huevo, 1/2 taza de suero de leche, 1/4 taza de agua caliente. Método: Precalentar el horno a 200º C, engrasar un molde para pan. Mientras tanto, cernir la harina, azúcar, sal, polvo para hornear, bicarbonato de sodio, canela, jengibre y clavo. En un tazón combinar la mantequilla, molasa, huevo y suero de leche. Agregando esta mezcla a los ingredientes secos, remover suavemente en lo que se incorpora el agua caliente hasta que se torne homogéneo. Vertir la masa anterior en el molde –previamente engrasado– y hornear de 45 a 50 minutos. Se recomienda comer el pan con una salsa de limón. 

 



Tres remedios caseros con jengibre para enfermedades respiratorias

Existen numerosas maneras se sanar este tipo de enfermedades, sin embargo no todas son efectivas o naturales para el cuerpo.

 Al año se reportan 893 mil casos de enfermedades respiratorias en el país, de los cuales, el 60 por ciento corresponde a niños menores de cinco años. Estas enfermedades se relacionan con afecciones en los bronquios, cavidades nasales, faringe, laringe, pleura, pulmón y tráquea; y entre las más populares se encuentran silicosis, asma, bronquiolitis y afecciones pulmonares derivadas de sustancias químicas aromatizantes; sin mencionar la gripa, tos y catarro. 
 
Existen numerosas maneras se sanar este tipo de enfermedades, sin embargo no todas son efectivas o naturales para el cuerpo. Por lo que hemos reunido tres remedios naturales que utilizan el jengibre como planta medicinal efectiva, saludable y deliciosa: 
 
– Infusión de jengibre y limón para bajar la fiebre, pues además es un gran analgésico y antibacteriano, es un remedio ideal para enfermedades como la gripa. Necesitas: 3 cucharaditas de jengibre fresco y una taza de agua hirviendo. Deja reposar por 10 minutos y añade 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido. Endúlzalo con miel. 
 
– Té de jengibre para la garganta. Necesitas dos cucharadas de té negro en hierbas, trozo de jengibre, limón, un litro de agua y miel. Instrucciones: Corta en trozos el limón con su pulpa y miel, y el jengibre previamente pelada. Llévalos a una cacerola con el litro de agua y deja que hiervan durante cinco minutos. Apaga el fuego y añade dos cucharadas de té negro, y deja que repose durante quince minutos más. Cuela y listo. 
 
– Infusión de jengibre y ginkgo para la circulación. Al ser vasodilatadores, esta combinación es un remedio interesante y efectivo para mejorar la circulación sanguínea. Necesitas: una taza y media de agua, una cucharada de jengibre rayado, una cucharada de hojas de ginkgo biloba y miel. Instrucciones: Hierve la taza y media de agua, añadiendo el jengibre y la cucharada de hojas de ginkgo. Deja hervir durante cinco minutos, apaga el fuego y deja reposar durante unos 15 minutos.