Descongestiona tu nariz con estos consejos naturales

Es una de las facetas del resfriado que causa más molestias, pero hay muchos remedios caseros para atenuarla.

Al finalizar el invierno los cambios de temperatura también provocan resfriados. Pareciera que las temperaturas finalmente han ascendido pero de repente bajan sin previo aviso y caemos en cuenta que en realidad el invierno no ha terminado del todo. Como parte de vivir un resfriado, durante y al final de esta enfermedad, la congestión nasal es uno de los síntomas que perdura, y puede ser muy molesta. 

Si ya está terminando tu resfriado, concentrarte en recobrar tu respiración normal puede ser muy útil. Por ello, te recomendamos algunos remedios para que puedas volver a respirar con libertad:

Respira vapor de Eucalipto: hierve hojas de eucalipto en un recipiente y respirar su vapor. El olor es deleitoso y descongestionará tu nariz rápidamente. 

Mastica un diente de ajo: pícalo crudo y mastícalo.

Infusión de hierbas: Calienta en agua hojas de laurel, salvia y canela. Después de entre 5 y 10 minutos huele el vapor del producto. Finalmente tómate el producto. 

Agua con sal marina: para desinflamar los tejidos nasales introduce en tu nariz unas gotas de agua con sal marina. 

Come Pimiento, wasabi, gengibre picante, cebolla, ajo o fenogreco: todo lo anterior ayudará a que tu mucosidad se vuelva menos densa y se descongestione más rápido tu nariz.



En la naturaleza, la protagonista de “El Rey León” sería una hembra 🦁

Probablemente vaya en contra de tus recuerdos de infancia, pero Nala y Sarabi tendrían mucha más acción que Simba y Mufasa.

El 13 de julio de 1994 se estrenó la primera versión de “El rey león”, y se colocó rápidamente como una de las películas más taquilleras de todos los tiempos. Al cumplirse 25 años de aquel hito, Disney celebra con una versión live action, que seguramente será muy exitosa desde un punto de vista cinematográfico, ¿pero es atinada desde el punto de vista biológico?

En realidad no. En la naturaleza salvaje, las manadas de leones están conformadas en un 99% por hembras relacionadas entre sí: madres e hijas, tías y primas, sobrinas y abuelas controlan grandes extensiones de territorio en las cuales pasan toda su vida.

Las hembras son el núcleo de la manada

En una investigación para National Geographic (dicho sea de paso, compañía propiedad de Disney), Erin Biba recopila testimonios de expertos en grandes felinos, quienes afirman que, en la vida real, las hembras tienen un papel mucho más predominante que el de los machos en la vida de la sabana.

Craig Packer, director del Centro de Investigación de Leones de la Universidad de Minnesota, afirma que en estado salvaje, “las hembras son el núcleo. El corazón y el alma de la manada. Los machos van y vienen.”

Las manadas de leones son sociedades matrilineales (es decir, en las que el parentesco se establece por vía materna); si una manada se hace demasiado grande, las hembras buscan otro territorio para que las hijas puedan vivir, criar y cazar en él, y así evitar conflictos. Además, las hembras crían juntas a los hijos e hijas de todas, como en una “gran guardería.”

También en Ecoosfera: 33 leones fueron rescatados de la esclavitud del circo, y este será su nuevo hogar

Según Packer, si Simba regresara del exilio siendo un adulto para casarse con Nala, su amor de infancia, probablemente estaría casándose con su prima, su tía… o su hermana.

No es que las monarquías ni la historia de la literatura estén libres de historias de incesto, estupro o endogamia (reproducción entre familiares), sino que, al tratarse de una de las fábulas más exitosas de los últimos años, resulta asombroso (y un poco injusto) juzgarla con los lentes estrictos de la ciencia.

Naturaleza vs ficción

Las infancias de muchos milenials están marcadas por el (¿spoiler?) exilio de Simba, el joven heredero de la sabana, cuando su padre, Mufasa, es asesinado por una estampida de ñus, bajo la mirada inclemente de su tío Scar. Ah, recuerdos de infancia.

Pero en la realidad, probablemente Mufasa y Scar hubieran tenido que colaborar para protegerse mutuamente de otras alianzas de machos. Según Packer:

“tienes que tener un compañero de armas para enfrentar los desafíos de todos los demás machos que quieren apoderarse de tu familia y matar a tus bebés.”

Un grupo de machos (nunca de más de cuatro o cinco individuos) puede quedarse en las inmediaciones de una manada y disputársela con el resto, pero al final también serán las hembras quienes elijan un macho residente. Este cargo (propiamente el del “rey león”) no dura más de dos o tres años. Luego se van y recomienzan el ciclo reproductivo y territorial en otra parte.

rey-leon-leonas-sabana
Aunque los leones puedan derribar a una jirafa, las leonas en grupo son prácticamente invencibles.

Según el especialista, la única función de las famosas melenas de los leones machos es precisamente demostrar su valía genética a las hembras:

“Las hembras prefieren al macho que es el más visible y que tiene las características claras en las que puede confiar para garantizar que sus crías sobrevivan y estén sanas”, y lo mejor es una melena negra (como la de Scar), pues esta indica “buena condición física, niveles más altos de testosterona, y es más probable que toleren heridas.”

Por fortuna, no tenemos que elegir entre la naturaleza y la ficción. Las fábulas protagonizadas por animales han maravillado la imaginación desde los tiempos de Esopo en el siglo VII antes de nuestra era, las de Jean de La Fontaine en el siglo XVII hasta, más recientemente, las del escritor guatemalteco Augusto Monterroso.

El rey león maravilla a las audiencias no por su precisión documental de la vida de los leones, sino por su tragedia y su alegría, por las aventuras de sus protagonistas y por los efectos especiales de la producción. Es decir, maravilla porque apela a la imaginación, no al rigor científico.



10 remedios naturales y caseros para la tos

¿Tienes tos? Estos son los mejores remedios caseros y naturales para la tos; son bastante efectivos así que te recomendamos que los pruebes antes de medicarte o acudir a un doctor.

¿Existen remedios efectivos (naturales o caseros) para la tos?

La tos es uno de los males más comunes y molestos que existen. Por suerte existen remedios caseros y naturales contra la tos, lo cual significa que la mayoría de las veces no tendrás que recurrir a medicinas o médicos para aliviarla. Obviamente si después de tratar algunos de estos remedios las molestias persisten, entonces sería buena idea consultar a un especialista. 

¿Por qué nos da tos?

La tos ocurre cuando los virus, bacterias, polvo, polen o otras sustancias irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones. La tos es la manera en que el cuerpo se trata de liberar de estas sustancias y limpiar los pasajes.

Pero, mientras la tos crónica puede ser signo de una enfermedad seria, la mayoría de las personas considera a la tos más como una molestia que como un evento de salud. Y mientras muchas personas, al sentir el comienzo de una tos, van directo a la farmacia a comprar medicina, expertos del American College of Chest Physicians apuntan que esto es una pérdida de dinero. Existe una gran variedad de remedios caseros que funcionan tan bien o mejor que las combinaciones farmacéuticas. 

10 remedios naturales y caseros para la tos

1. “Jarabe” de miel para la tos

Existe evidencia científica de que la miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Puedes tomarla directamente o, para mejores resultados, mezclar miel con aceite de coco y jugo de limón. También puedes tratar el viejo remedio de las abuelas antes de dormir: un trago de whiskey o coñac mezclado con miel.

2. Un baño caliente

Abre el agua caliente, cierra las ventanas y apaga cualquier tipo de ventilador. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también tu mejor aliado. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones. (Aunque si sufres de asma, el vapor puede exacerbar la tos).

3. Té de pimienta negra y miel

Para la tos húmeda puedes probar un remedio de té de pimienta y miel; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).

4. Té de tomillo

En Alemania, el tomillo es un tratamiento contra la tos, las infecciones respiratorias y la bronquitis aprobado oficialmente. Las pequeñas hojas de la hierba contienen un potente remedio que calma la tos y relaja los músculos de la tráquea, al tiempo que reduce la inflamación. Puedes hacer té de tomillo remojando dos cucharadas de tomillo machacado en una taza de agua hirviendo por diez minutos, y luego colar. Añadir miel y limón mejora el sabor y añade fuerza al remedio.

5. Toma muchos líquidos

Beber muchos líquidos, ya sea cualquiera de los tés enlistados aquí o agua simple, puede ser muy bueno para aliviar la tos. Los fluidos ayudan a adelgazar los mocos y mantiene a las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la tos.

6. Gotas naturales para la tos

Las gotas de mentol para la tos adormecen la parte de atrás de la garganta, lo cuál ayuda a domesticar el reflejo de la tos.

7. Chupa un limón

Este remedio popular es realmente eficiente. Prepara la mitad de un limón y añade sal y pimienta, y después chúpalo.

8. Mezclas comerciales de té para la tos

La mayoría de las tiendas de salud tienen una variedad de tés para la tos. El té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco, por ejemplo, son muy buenos para esto.

9. Jengibre

El jengibre tiene muchísimas propiedades, y se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Tiene capacidades antistamínicas y descongestionantes. Puedes hacer un té de jengibre añadiendo 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Deja hervir a fuego lento por 20 minutos y retíralo del calor. Cuélalo y añade una cucharada de miel y exprime un limón. Pruébalo; si está muy picante añade más agua.

10. Orozuz

La raíz de regaliz (o orozuz) ha sido utilizada desde hace siglos para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de orozuz o dejarlo hervir por 20 minutos. Colarlo, añadir una cucharada de miel y un limón y beber.

*También puede interesarte:

Desmitificando: remedios naturales para la tos que no funcionan (o tienen efectos secundarios)

7 remedios naturales para la depresión

4 remedios naturales para la pérdida del cabello

Remedios naturales y caseros para la piel seca