Descongestiona tu nariz con estos consejos naturales

Es una de las facetas del resfriado que causa más molestias, pero hay muchos remedios caseros para atenuarla.

Al finalizar el invierno los cambios de temperatura también provocan resfriados. Pareciera que las temperaturas finalmente han ascendido pero de repente bajan sin previo aviso y caemos en cuenta que en realidad el invierno no ha terminado del todo. Como parte de vivir un resfriado, durante y al final de esta enfermedad, la congestión nasal es uno de los síntomas que perdura, y puede ser muy molesta. 

Si ya está terminando tu resfriado, concentrarte en recobrar tu respiración normal puede ser muy útil. Por ello, te recomendamos algunos remedios para que puedas volver a respirar con libertad:

Respira vapor de Eucalipto: hierve hojas de eucalipto en un recipiente y respirar su vapor. El olor es deleitoso y descongestionará tu nariz rápidamente. 

Mastica un diente de ajo: pícalo crudo y mastícalo.

Infusión de hierbas: Calienta en agua hojas de laurel, salvia y canela. Después de entre 5 y 10 minutos huele el vapor del producto. Finalmente tómate el producto. 

Agua con sal marina: para desinflamar los tejidos nasales introduce en tu nariz unas gotas de agua con sal marina. 

Come Pimiento, wasabi, gengibre picante, cebolla, ajo o fenogreco: todo lo anterior ayudará a que tu mucosidad se vuelva menos densa y se descongestione más rápido tu nariz.



Científicos encuentran cocaína en camarones de río

Los camarones analizados en ríos del Reino Unido contienen trazos de cocaína y pesticidas nocivos para la salud.

La contaminación no solo vicia el aire que respiramos; nuestros residuos también llegan al mar. Cada vez más animales marinos se ven afectados por el plástico, que se encuentra hasta en nuestros propios cuerpos. Pero el daño va más allá. Científicos del Reino Unido han encontrado cocaína en los camarones provenientes de sus ríos. Así es: hay trazos de droga en los mariscos que varios consumimos. 

No se trata de un caso aislado ni un suceso extraño. El estudio publicado en Environment International, que puede consultarse aquí, tomó muestras de 15 sitios en julio 2018, que abarcan 5 zonas del área de Suffolk. A través de un biomonitoreo cauteloso, se determinó que había pesticidas y farmacéuticos en dichos entornos. ¿Qué quiere decir? Que aquellos químicos utilizados por la población terminan en el río e impregnan a sus habitantes acuáticos. 

Este no es un problema reservado al Reino Unido, pues claramente no son los únicos consumidores de farmacéuticos. Los trazos de farmacéuticos que se liberan a través de la orina y que llegan a los ríos por el drenaje son los principales culpables, y un estudio realizado en México quizá arrojaría datos similares. 

Otras drogas descubiertas en los camarones fueron ketamina, un tranquilizante de alta potencia, y tramadol, un opioide utilizado para tratar dolores crónicos. También se hallaron muestras de pesticidas que el Reino Unido ha prohibido por su grado de letalidad, como fenuron. La transparencia de los ríos no oculta ninguna práctica nociva; todo lo que se hace en tierra firme puede encontrarse en ellos. 

¿Significa que comer camarones importados nos afectará? No en primera instancia. De acuerdo al estudio, las concentraciones halladas en los camarones no son suficientes para causar un daño inmediato en quien lo consuma. Pero no por eso debemos respirar tranquilos. Sabemos que el daño acumulativo puede ser real si comemos productos contaminados a largo plazo. 

Este sorprendente hallazgo sirve para recordarnos que nuestros hábitos dejan huella. De alguna forma u otra, lo que desechamos acaba por regresar a nosotros. No estamos separados del lugar que habitamos, hay una conexión que nos une al resto de los seres que viven en el entorno. Por eso el desarrollo de una conciencia sobre lo que compramos, consumimos y tiramos es vital para mantener este delicado equilibrio. 

También en Ecoosfera: 10 acciones contra la contaminación por plástico



10 remedios naturales y caseros para la tos

¿Tienes tos? Estos son los mejores remedios caseros y naturales para la tos; son bastante efectivos así que te recomendamos que los pruebes antes de medicarte o acudir a un doctor.

¿Existen remedios efectivos (naturales o caseros) para la tos?

La tos es uno de los males más comunes y molestos que existen. Por suerte existen remedios caseros y naturales contra la tos, lo cual significa que la mayoría de las veces no tendrás que recurrir a medicinas o médicos para aliviarla. Obviamente si después de tratar algunos de estos remedios las molestias persisten, entonces sería buena idea consultar a un especialista. 

¿Por qué nos da tos?

La tos ocurre cuando los virus, bacterias, polvo, polen o otras sustancias irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones. La tos es la manera en que el cuerpo se trata de liberar de estas sustancias y limpiar los pasajes.

Pero, mientras la tos crónica puede ser signo de una enfermedad seria, la mayoría de las personas considera a la tos más como una molestia que como un evento de salud. Y mientras muchas personas, al sentir el comienzo de una tos, van directo a la farmacia a comprar medicina, expertos del American College of Chest Physicians apuntan que esto es una pérdida de dinero. Existe una gran variedad de remedios caseros que funcionan tan bien o mejor que las combinaciones farmacéuticas. 

10 remedios naturales y caseros para la tos

1. “Jarabe” de miel para la tos

Existe evidencia científica de que la miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Puedes tomarla directamente o, para mejores resultados, mezclar miel con aceite de coco y jugo de limón. También puedes tratar el viejo remedio de las abuelas antes de dormir: un trago de whiskey o coñac mezclado con miel.

2. Un baño caliente

Abre el agua caliente, cierra las ventanas y apaga cualquier tipo de ventilador. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también tu mejor aliado. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones. (Aunque si sufres de asma, el vapor puede exacerbar la tos).

3. Té de pimienta negra y miel

Para la tos húmeda puedes probar un remedio de té de pimienta y miel; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).

4. Té de tomillo

En Alemania, el tomillo es un tratamiento contra la tos, las infecciones respiratorias y la bronquitis aprobado oficialmente. Las pequeñas hojas de la hierba contienen un potente remedio que calma la tos y relaja los músculos de la tráquea, al tiempo que reduce la inflamación. Puedes hacer té de tomillo remojando dos cucharadas de tomillo machacado en una taza de agua hirviendo por diez minutos, y luego colar. Añadir miel y limón mejora el sabor y añade fuerza al remedio.

5. Toma muchos líquidos

Beber muchos líquidos, ya sea cualquiera de los tés enlistados aquí o agua simple, puede ser muy bueno para aliviar la tos. Los fluidos ayudan a adelgazar los mocos y mantiene a las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la tos.

6. Gotas naturales para la tos

Las gotas de mentol para la tos adormecen la parte de atrás de la garganta, lo cuál ayuda a domesticar el reflejo de la tos.

7. Chupa un limón

Este remedio popular es realmente eficiente. Prepara la mitad de un limón y añade sal y pimienta, y después chúpalo.

8. Mezclas comerciales de té para la tos

La mayoría de las tiendas de salud tienen una variedad de tés para la tos. El té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco, por ejemplo, son muy buenos para esto.

9. Jengibre

El jengibre tiene muchísimas propiedades, y se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Tiene capacidades antistamínicas y descongestionantes. Puedes hacer un té de jengibre añadiendo 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Deja hervir a fuego lento por 20 minutos y retíralo del calor. Cuélalo y añade una cucharada de miel y exprime un limón. Pruébalo; si está muy picante añade más agua.

10. Orozuz

La raíz de regaliz (o orozuz) ha sido utilizada desde hace siglos para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de orozuz o dejarlo hervir por 20 minutos. Colarlo, añadir una cucharada de miel y un limón y beber.

*También puede interesarte:

Desmitificando: remedios naturales para la tos que no funcionan (o tienen efectos secundarios)

7 remedios naturales para la depresión

4 remedios naturales para la pérdida del cabello

Remedios naturales y caseros para la piel seca