Algunos alimentos con los que puedes lavar y refrescar tu cara

Las propiedades de estos insumos alimenticios cotidianos son mucho mejores que las de cualquier jabón.

A veces olvidamos que los alimentos fueron la materia prima del hombre para muchas otras ramas en su vida. La medicina, el arte, todo provenía de las herramientas que la naturaleza aportaba a partir de sus millones de hierbas y vegetales. Así, con la invención de los productos industrializados, pareciera algo extraño el plantear en asearnos con algunos alimentos (aunque hay que recordar que esto era lo más natural en numerosas culturas). 

Hoy enlistamos algunos alimentos comunes que pueden sustituir tus monótonos jabones con propiedades mucho más integrales. Usarlos de vez en cuando aportará cualidades increíbles a tu cutis. 

Aceite de Oliva: es un perfecto removedor de impurezas y además deja tu piel más suave, radiante y tersa. Es también un ideal desmaquillante natural. (Remuévelo con agua caliente)

Miel: tiene propiedades antibacteriales y humectantes. Colócalo por toda tu cara y remuévelo con con agua tibia.

Mayonesa Orgánica: es un increíble hidratante por estar hecha a base de huevo. Espárcela en tu cara y luego remuévela con agua tibia. Si quieres usarla simultáneamente como exfoliante añádele algo de avena. 

Tomate: por sus propiedades antioxidantes, vitaminas y ácidos, el tomate ayuda a remover la piel muerta de la cara y limpiarla. 



6 productos naturales para hacer la limpieza y que seguro ya tienes en casa

Fuera los químicos tóxicos; conoce esos productos limpiadores comunes y sanos para ti y la ecología.

Anteriormente te habíamos presentado una lista con recetas que puedes hacer en casa para hacer la limpieza. Los químicos artificiales salen sobrando y es cada vez más importante que con el flujo de la información y más conciencia vayamos refinando nuestro entorno con productos más sanos y ecoamigables.

Hoy te presentamos, además de esas recetas antes mencionadas, también algunas opciones naturales, más sencillas, y que seguramente ya tienes en casa para usarlas en la limpieza, esta vez propuestas por el sitio Alternet:

 

1. Limón:

Su jugo es un blanqueador, desodorante, removedor de manchas, cortador natural de grasa y eliminador de moho. A las superficies les da un toque de brillo. Solo mezcla un poco de agua con jugo de limón y pásalo sobre las superficies que desees limpiar. También puedes añadirlo en un rociador con agua para que sea más fácil usarlo. Para limpiar metales añádele un poco de sal. Puedes añadir a tu lavadora un poco de limón para eliminar manchas y añadir una mitad a tu jabón de trastes es ideal para eliminar olores indeseables.

 

2. Aceite de Oliva:

Es u buen limpiador y pulidor. Puedes usarlo para eliminar ralladuras en superficies de piel y si le añades vinagre o limón será un gran pulidor de madera. Con él puedes también aceitar puertas, utensilios de la cocina o limpiar rociando un poco tus utensilios de jardinería.

 

3. Vinagre Blanco:

Su acidez natural lo hace un perfecto anti hongos y anti bacterial, muy bueno también para eliminar el cochambre. Ponlo en un vaso durante la noche para eliminar olores como el cigarro.

 

4. Bicarbonato:

Un poco de bicarbonato en un recipiente abierto en tu refrigerador se deshará de los malos olores. También es un buen antiviral y elimina la mugre y la grasa. Puedes usarlo para limpiar desde tu parrilla, pisos, desagües y cañerías.

 

5. Agua carbonatada, también conocida como agua gasificada:

Muy efectivo para limpiar ventanas colocando el líquido en un rociador. También es bueno para eliminar manchas de mugre. En jardinería, si rocías con ella una vez a la semana tus plantas, esta las hará crecer por sus minerales.

  

6.  Sal:

En realidad si mezclas la sal con casi la totalidad de los productos anteriores podrás obtener limpiadores aún más potentes pero sobre todo específicos para ciertos usos. Por ejemplo, si lo mezclas con vinagre blanco tendrás un poderoso limpiador desodorizante, con agua carbonatada será el mejor limpiador para tu refrigerador. Con limón te servirá para remover manchas de moho. En una solución de agua y sal dará brillo a tus cortinas, tapetes o alfombras.



Remedios naturales para eliminar las manchas de tu ropa

Alrededor del 27 por ciento de las compras de despensa se dirige a productos de limpieza.

Año con año, cada hogar mexicano gasta en promedio 2 900 pesos en artículos de limpieza. Esto indica que, alrededor del 27 por ciento de las compras se dirige a este tipo de productos. Principalmente del detergente de ropa, cloro, suavizante, limpiadores, paquetes de servilletas, detergentes para trastes, barra, servitoallas y aromatizantes.

De acuerdo con Kantar Worldpanel México, un hogar promedio compra 195 artículos, comprando hasta 27 kg de detergente de ropa, 22 litros de suavizante y 17 litros de cloro. Este consumo desmedido de los productos químicos trae graves consecuencias tanto en el medio ambiente como en la salud de los usuarios.

Por ello, para prevenir y reducir la contaminación generada por estos productos, te compartimos unos sencillos hacks que te ayudarán a limpiar y eliminar manchas con artículos naturales:

Limpia las macetas de barro frotándolas con arena fina.

Para eliminar las manchas amarillentas en tu ropa blanca, frótalas con agua oxigenada rebajada en agua.

Las manchas de aceite frótalas con jabón líquido en seco antes de lavarlas con agua.

Elimina las manchas de café con vinagre y alcohol. Deja secar la prenda, y luego lávala como hagas habitualmente.

En cuanto a las manchas de cerveza, rocía la prenda con agua oxigenada; luego, remójala en agua con unas gotas de amoniaco.

Las manchas de grasa se van con planchar la prenda, colocando encima de la mancha un poco de talco y papel higiénico. El talco absorberá la grasa.

El moho en la ropa se elimina con colocar vinagre y bicarbonato de sodio sobre la misma. A continuación, lava la ropa como habitualmente.

Elimina las manchas de sangre seca sobre la ropa al lavarla con agua y amoniaco.

Saca las manchas de sudor de tu ropa remojándola en agua y vinagre.

Sumerge la ropa manchada con tinta en leche templada o zumo de limón. Luego, lávala habitualmente.

En caso que hayas derramado vino tinto o rosado en la ropa (o mantel), coloca un poco de vino blanco y lava la prenda habitualmente.

Una vez que se haya secado el yogurt de la ropa, cepilla la mancha y lava la prenda en agua tibia.

Elimina las manchas en tus zapatos, frótalos con agua y vinagre. Bastará con una cucharada en una taza de agua.