5 consejos para que tu jardín ayude a combatir al cambio climático (aún más)

La proliferación de bacterias y microorganismos de la tierra es esencial para que tu jardín absorba más Co2.

Todos sabemos que las plantas limpian el aire absorbiendo el bióxido de carbono, y aunque por las noches expiran este mismo compuesto, es mayor su contribución para regenerar el ambiente. También conocemos los beneficios de crecer el número de espacios verdes, sobre todo en las ciudades, los cual mejora las temperaturas y la calidad del aire circundante. Sin embargo, hay ciertos consejos que pueden hacer que tú jardín o espacio verde contribuyan aún más a limpiar el aire,  y con ello reducir el cambio climático; recordemos que los cambios individuales, en suma, pueden hacer grandes diferencias. 

Sami Grover, experto en jardines, ha desarrollado en un artículo reciente una serie de consejos para que tu jardín pueda absorber mayor cantidad de CO2. Los siguientes tips pueden ser un paso notable en la contribución individual por el medio ambiente (también aumentarán tus conocimientos básicos sobre jardinería). 

1. Aplica siempre composta a tu jardín.

La composta no solo alimenta tus plantas, también crea un magnífico mundo de microorganismos y bacterias que absorben mucho más Co2 que el cultivo mismo.

2. No excaves.

En el mismo sentido que el anterior consejo, al cavar, haces que aquél submundo microscópico quede al descubierto y a expensas del oxígeno y la luz del sol, lo que merma la cantidad de Co2 que absorbería de no haber quedado al descubierto. 

3. Usa cubiertas de abonos naturales.

Si cubres el suelo con abonos naturales, como con una especie de cubierta, harás que los microorganismos y los nutrientes de la tierra se multipliquen. Además, esas capas pueden ser retiradas cuando el crecimiento de la planta lo necesite. 

4. Diversifica tus cultivos

Es muy curioso, pero en la naturaleza los cultivos nunca son homogéneos. Aún así, las personas parecemos empeñarnos en hacer de nuestros jardines un lienzo estético de pocas especies. Mientas más diversidad de alimentos y plantas cultives, mayor será tu aporte al consumo de Co2 y el mejoramiento de la temperatura. 

5. El césped no es tan buena idea

Los jardines de césped perfectamente podado son de hecho una invención criticada por los expertos. No suelen ser muy ecoamigables, por el gran uso de agua que requieren, y su contribución para limpiar el aire no es si quiera cercana a la de un jardín diversificado.



Toma acción contra el cambio climático con la más flamante guía de la ONU

Conviértete en un contundente agente de cambio y ayuda a frenar la catástrofe global.

Nuestra especie tiene una obsesión con dividir todo en dos. El mundo se polariza entre conflictos, mientras el ser humano se separa cada vez más de la naturaleza. Pero aunque la dualidad es inherente a la vida misma, polarizarlo todo podría estar haciéndonos tomar muy malas decisiones cada día sin darnos cuenta.

Muchos deciden no hacer nada contra el cambio climático porque éste “es culpa de las industrias”. Al polarizar así esta situación olvidan que los consumidores somos la mitad de la ecuación, y que lo que hagamos o dejemos de hacer tiene consecuencias muy concretas sobre el destino del planeta. Esto lo saben bien algunos jóvenes, quienes deciden transformar sus hábitos de consumo para aliviar un poco su impacto y contribuir así a frenar la catástrofe global.

acciones-contra-cambio-climatico-como-combatir-guia-onu

Y es que la ONU ya nos ha advertido este año sobre dos desoladores panoramas mundiales que se avecinan: el de un aumento extremo de la temperatura para el año 2030 y el del acelerado incremento de emisiones de CO2, que podría ocasionar daños irreversibles.

Ante esto, es urgente no relegar responsabilidades. Debemos irradiar una nueva conciencia contemporánea a partir de nuestros propios hábitos. Sólo así, siendo congruentes con lo que decimos y hacemos, podemos pensar en un activismo a mayor escala.

Por eso, la ONU pone en nuestras manos una guía
para agentes de cambio contra el cambio climático.

acciones-contra-cambio-climatico-como-combatir-guia-onu

La ONU lanzará una nueva campaña a través de Facebook para hacer más fácil que la gente aprenda y se involucre en acciones cotidianas contra el cambio climático. La plataforma Climate Action ActNow posibilitará a los usuarios compartir su progreso como agentes de cambio y así incentivar la acción colectiva.

Para esto, se diseñó una guía que cuenta con cuatro niveles. A través de cada nivel se proponen acciones que van sumando mayor dificultad, pero también mayor efectividad para hacer nuestra vida más sustentable.  La guía, llamada The Lazy Person’s Guide to Saving the World, puede ser consultada en la página oficial de la ONU, y cuenta con información tanto del cambio climático como de salud, equidad de género, energías limpias y pobreza.

Si quieres saber más sobre cómo poner en práctica los consejos de la ONU, nosotros tenemos algunas propuestas para empezar. Por ejemplo, esta guía de cambios que puedes hacer en todos los espacios que habites, o estas propuestas de primeros microcambios que reducirán mucho tu emisión individual de CO2.

La cuestión está en que no relegues responsabilidades y comiences tu activismo desde la primera trinchera… que eres tú mismo.



Contaminación por CO2 alcanza cifra récord: el desolador informe de la ONU

La ONU declara urgente la toma de acciones. ¿Fracasamos como especie? No: todavía puedes hacer algo.

Justo antes de la Cumbre del Clima de Naciones Unidas (COP24), que tendrá lugar en Polonia del 2 al 14 de diciembre, el Programa para el Medio Ambiente de la ONU publicó una noticia alarmante: las emisiones de dióxido de carbono han registrado un aumento nunca antes visto a nivel mundial. Según la ONU:

las emisiones mundiales de CO2 aumentaron en 2017 después de 3 años de estancamiento.

En el último año, la emisión global de carbono se incrementó en un 1.2%. Parece un porcentaje pequeño, pero hay que pensar a largo plazo: si no se hace algo al respecto, una cifra así culminaría en un aumento irreversible de la temperatura global para el año 2030.

Este es el mayor incremento que se ha registrado en los 9 años que la ONU lleva evaluando el cambio climático. Los efectos de este fenómeno ya se reflejan en varios ámbitos de nuestras vidas: el aire contaminado de las ciudades deriva en enfermedades e incluso muertes prematuras.

¿Qué es lo que queda? Aminorar el daño en la medida de lo posible. 

La directora del Programa para el Medio Ambiente del organismo, Joyce Msuya, expresa:

El reporte científico es claro: a pesar de los ambiciosos planes de los gobiernos para frenar el cambio climático, es necesario que actúen más rápido y con mayor urgencia. 

La rápida expansión de la industria de los combustibles fósiles a nivel global ha llevado al planeta a esta crisis del cambio climático. Los niveles históricos de dióxido de carbono que se registraron este año se relacionan directamente con el crecimiento económico de los países involucrados, según la ONU.

Actualmente, sólo 57 países están desarrollando proyectos urgentes para detener estas emisiones. Entre ellos se encuentra Bruselas, que se comprometió a detener completamente el uso de combustibles fósiles para el año 2050. 

Se espera que más países tomen acciones para transformar el sector energético y abaratar los costos de las energías renovables. Como explica Jian Liu, científico en jefe del programa:

Si todos los subsidios de combustibles fósiles se reducen gradualmente, podríamos lograr una reducción del 10% en las emisiones de carbono para el 2030.

En este enlace puedes leer el reporte completo en español. 

Y acá está todo lo que puedes hacer para contribuir a detener este desalentador escenario.