¿Tienes estos alimentos dentro del refrigerador? Será mejor que leas esto

Con el fin de mantener la inocuidad de nuestros alimentos tomamos ciertas precauciones, como conservar a temperatura ambiente algunos alimentos

La inocuidad de los alimentos es indispensable para mantener una dieta equilibrada y saludable, por lo que cada uno de nosotros es responsable de conservar en el mejor estado de higiene y salubridad aquellos alimentos que consumiremos, con dos principales fines: primero, nuestra salud; segundo, procurar el cuidado de nuestro medio ambiente.

De modo que, con el fin de mantener la inocuidad de nuestros alimentos, tomamos ciertas precauciones como lavarnos las manos con frecuencia, cambiar constantemente las esponjas y toallas para platos para impedir la proliferación de gérmenes, limpiar los abrelatas, batidoras y mesas, verificar la temperatura tanto del congelador como del refrigerador, hacer uso de refrigeradores pequeños para ahorrar energía, mantener el refrigerador organizado y distribuido para que el aire circule con facilidad, guardar en el congelador la carne y pescado en bolsas si se va a guardar por más de 2 días y mantener ciertos alimentos lejos del refrigerador, entre otros.

Sin embargo, ¿cuáles son los alimentos que deben mantenerse lejos del refrigerador? Además de los enlatados o en polvo, existe cierta comida que debería conservarse a temperatura ambiente tanto por el sabor como por su sanidad. Por ejemplo, estos que les compartimos a continuación (aunque usted no lo crea):

 



3 formas efectivas de conservar alimentos sin necesidad de un refrigerador

Aunque para algunos resulte difícil de creer, lo cierto es que hay métodos para extender la vida de los alimentos sin necesidad de refrigeradores o conservadores industriales

Muchos alimentos ya no requieren refrigerarse pues rebosan de conservadores con dudosas consecuencias para nuestra salud. Sin embargo, los alimentos naturales y aquellos cuya producción o procesamiento no incluyen estrafalarias dosis de conservadores requieren de ser conservados cuidadosamente para mantenerlos el tiempo suficiente que nos tome consumirlos. 

Afortunadamente, un refrigerador no es el único método para lograr lo anterior. Ya sea porque no tienes cupo suficiente en él, porque se descompuso o simplemente porque optaste por vivir sin uno de estos aparatos, existen maneras de extender la vida de tus alimentos de forma completamente natural, sin requerir de electricidad ni de comida nocivamente conservada (por cierto, ¿te acuerdas de las hamburguesas de McDonald’s que se mantienen eternamente?).

A continuación 3 maneras sencillas y viables de conservar tus alimentos:

Fermentación

Este método consiste en únicamente permitir la proliferación de bacterias benéficas. Para ello es fundamental el uso de salmuera, lo cual permite una fermentación controlada.

Recipientes sellados

Guardar tus alimentos en recipientes herméticamente sellados retrasa significativamente el proceso de descomposición. Parece demasiado simple, pero lo cierto es que es uno de los métodos más efectivos. 

Sal

La sal es un magnífico conservador. Una concentración salina mayor al 10% es una forma más que probada de mantener, por ejemplo, la carne. Posteriormente, antes de consumirla, debes remojarla un rato en agua para desalinizarla y luego comerla. 

Finalmente te aconsejamos mantener los alimentos en lugares frescos, lejos de la luz y el calor del Sol, y cerca de corrientes de aire que puedan mantener la temperatura a niveles relativamente bajos. 

 

 



15 maneras de utilizar el limón para limpiar

Este fruto es un desinfectante y aromatizante natural, y seguramente tienes alguno en tu refrigerador ahora mismo.

El ácido cítrico del limón es un excelente limpiador por su bajo pH y sus propiedades antibacteriales. Además tiene un olor fresco y es difícil que dañe el material que quieres lavar. Cuando quieras usarlo, recuerda enjuagar con agua jabonosa y secar con una tela limpia.

 

  1. Con medio limón y sal puedes limpiar objetos de cobre.
  2. Con la misma receta puedes limpiar el latón descolorado (sólo si es verdadero, no artificial. Para asegurarte, realiza una prueba en alguna zona discreta).
  3. Con los mismos ingredientes, sácale brillo al cromo de un coche antiguo.
  4. Con jugo de limón y un cepillo de dientes antiguo, puedes limpiar el espacio entre las tilas del baño.
  5. También puedes limpiar las manchas de óxido en la regadera o en las manijas con medio limón.
  6. Pon ¾ de taza da agua con un par de cucharadas de jugo de limón en el microondas, calienta hasta que hierva. No abras la puerta durante 10 minutos. Después sólo seca con una tela limpia.
  7. Coloca medio limón en un plato y mételo en el refrigerador para que absorba los olores. Cámbialo una vez a la semana.
  8. Quita la grasa de la parrilla y de las pinzas con jugo de limón y sal.
  9. Para quitar residuos y olores de los recipientes de comida, límpialos con jugo de limón. También puedes añadir bicarbonato de sodio. Enjuaga y seca
  10. Añade unas gotas de limón a tu líquido para limpiar platos, así quitará la grasa más fácilmente.
  11.  Para eliminar de tus manos los olores de la comida, diluye jugo de limón con agua y lávatelas.
  12.  Para limpiar ventanas y espejos, mezcla un par de cucharadas de limón con agua en una botella con atomizador. Funciona igual que el vinagre y huele mejor.
  13. Cuando limpies tu excusado, vierte media taza de jugo de limón.
  14. El jugo de limón diluido te puede ayudar a quitar los residuos de jabón de tu cabello y a dejarlo más suave y brillante.
  15. Puedes lavar tu rostro con jugo de limón y azúcar para una piel más limpia y suave.

 

[MotherNatureWork]