¿Sabías que el aspartame es un veneno que probablemente ingieres a diario? (evítalo)

Se encuentra en muchos alimentos cotidianos como un endulzante alternativo: múltiples estudios han probado sus efectos dañinos

El aspartame en un endulzante alternativo al azúcar. Es utilizado generalmente en productos dietéticos, y se encuentra en marcas de endulzantes como Natreen,  Canderel y NutraSweet, y en algunos productos tan populares como la Coca-Cola. 

Hacer un repaso por la historia del aspartame, por cierto, un producto creado en laboratorio, es un tanto macabro, pues van develándose los intentos sistemáticos de los promotores de la marca para legitimar con estudios dudosos el uso del producto, cuando por su parte, casi la totalidad de los análisis independientes prueban los efectos nocivos del aspartame, entre ellos, cancerígenos. 

 

Algo de la historia del aspartame

Fue descubierto por casualidad en 1965 por James M. Schlatter. Es un polvo blanco, cristalino, sin olor, y que se deriva de dos aminoácidos: el ácido aspártico y la fenilalanina. En 1975 se otorgó el permiso para la comercialización del aspartame, pero sólo unos meses después fue suspendido por considerarse que no existían pruebas suficientes sobre sus efectos en el organismo, sobre todo en el cerebro, aunque posteriormente fue permitido. Desde entonces, científicos independientes han estado propulsando estudios que prueban los efectos cancerígenos, sobre todo en el cerebro, del aspartame, mismos que han sido devaluados por la propia empresa comercializadora. 

En 1974, el defensor del consumidor James Turner y el neurólogo John Olney de la Universidad de Washington hicieron un comunicado dirigido al gobierno norteamericano en contra de la aprobación del aspartame, argumentando que destruía las células nerviosas en cerebros de ratones. Luego de esto se ha desatado una guerra de estudios en los que, curiosamente, la totalidad de los asociados a NutraSweet defienden el producto, pero al menos 92% de los análisis independientes han encontrado secuelas inadmisibles en la salud del organismo. 

Cabe anotar que, desde 1985, la antipopular empresa Monsanto compró G.D. Searl y creó James Hetfield Company, comercializando desde entonces el aspartame. Hasta la fecha este producto se continúa comercializando, a pesar de la incertidumbre respecto a los efectos del producto.

 

Recomendaciones

Revisa el etiquetado de tus productos y asegúrate de que no contenga aspartame o bien, evita las marcas Natreen, Canderel y NutraSweet. También te proporcionamos algunos productos que suelen contenerlo:

Coca-Cola Light

Coca Cola Zero

Pepsi Max

Sprite Zero

7Up Free

Fanta Zero

Dr. Pepper Zero

Danone Activia Cherry

Silver Spoon Sweetness y Light

Silver Spoon Light Granulated Sugar

 

También en Ecoosfera

Aspartame: La dulce historia de terror en el endulzante en las bebidas refrescantes.



Alimentos cotidianos que debes evitar para cuidar tu salud

Algunos productos que suelen estar producidos con sustancias que dañan tu salud.

Los conservadores, alimentos industrializados, el uso de fertilizantes, herbicidas, y el cultivo de alimentos transgénicos, etc. Todo lo anterior permea nuestras mesas mientras la mayoría apenas contamos con tiempo para comer (en un ritmo de la frenética vida citadina). Sin embargo, aunque la realidad anterior es apabullante, hay ciertos básicos que debes conocer para cuidar tu salud: alimentos casi ubicuos que debes evitar siempre.

Tomates enlatados: generalmente contienen bisfenol, un químico tóxico asociado a deficiencias reproductivas, cáncer de próstata, diabetes y enfermedades cardíacas. Está probado como los niveles de acicidad del tomate hacen que estos absorban el bisfenol más que otros alimentos, lo que lo vuelve peligroso.

Carnes procesadas: el sabor delicioso de las carnes procesadas como jamón, salami, roast beef, etc., contienen componentes como el nitrato de sodio, hormonas de crecimiento y antibióticos. Los nitratos por ejemplo, están asociados con el cáncer.

Margarina: contiene grasas saturadas que son artificiales. Está asociada con enfermedades del corazón, cáncer, problemas óseos, desbalances hormonales, infertilidad y problemas en el embarazo y lactancia, entre otros. 

Azúcar artificial: esta contiene aspartamo, un ingrediente artificial que ha sido muy polémico y ha sido defendido férreamente por empresas tan oscuras como Monsanto. Está asociado a la formación de cáncer.



Aspartame: la dulce historia de terror del endulzante en las bebidas refrescantes

A sabiendas de que hay cosas que son “demasiado buenas para ser verdad”, el aspartame prometía endulzar bebidas y productos sin aumentar las calorias ni producir obesidad en los usuarios –pero a un costo demasiado grave para la salud.

aspartame

El 23 de abril del 2007, el doctor italiano Morando Soffritti recibió el premio Irving J. Selikoff en la escuela de medicina de Nueva York Monte Sinaí, uno de los galardones más prestigiosos de la medicina. Soffritti fue reconocido así por su “destacable contribución a la identificación de cancerígenos ambientales e industriales y por su promoción de la investigación científica independiente.” Soffritti es sólo uno de muchos científicos que han cuestionado el aspartame comercial como sustancia endulzante, a pesar de que el gobierno estadunidense siga ratificándolo como un producto no peligroso.

En el caso del aspartame como en el de pesticidas, semillas genéticamente modificadas e industrias como la del tabaco, la FDA (agencia gubernamental encargada de aprobar los ingredientes utilizados en medicinas y alimentos en Estados Unidos) ha hecho oídos sordos: los estudios independientes siguen demostrando los peligros de sustancias y productos de uso cotidiano mientras que los estudios conducidos por la FDA o fuentes corporativas alaban sus propiedades. ¿De qué lado está la ciencia?

¿Qué es el aspartame?

Es una combinación de metanol y dos aminoácidos, fenilalanina y ácido aspártico. Fue descubierta por accidente en 1965 por el químico James Schlattler, quien trabajaba en la empresa G.D. Searle, mientras trabajaba en otra sustancia. El aspartame resultó ser mucho más dulce que el azúcar convencional pero sin el añadido de las calorías.

La panacea de este químico de sabor a caramelo es amenazada por los metabolitos, que no son sino los remanentes de una sustancia cuando esta es absorbida (es decir, metabolizada, “descompuesta” a través de la digestión u otro proceso químico del cuerpo), y que pueden tener efectos secundarios con el paso del tiempo.

Casi todos los estudios científicos que provienen de fuentes corporativas sobre el aspartame no encuentran ninguna señal de los posibles efectos adversos de la sustancia; en oposición, casi todos los estudios independientes evidencian peligros para la salud. Uno de los más tempranos estudios data de 1967, cuando Harold Waisman, bioquímico de la Universidad de Winsconsin, suministró leche endulzada con aspartame a siete bebés mono. Uno murió y otros cinco desarrollaron convulsión tónico-clónica. El estudio puede consultarse aquí.

Pensando un poco en una teoría de conspiración, puede tratarse de que los gobiernos conozcan los efectos secundarios descritos por estudios independientes (aumento en la agresividad y el enojo) por lo que bebidas carbonatadas endulzadas con aspartame son entregadas puntualmente en el frente de guerra a los soldados desde hace décadas.

La etiqueta de los productos que consumimos, así como la información, son nuestra única arma para elegir conscientemente qué productos deseamos en nuestras vidas y qué sustancias no deseamos en nuestros cuerpos. Aquí una pequeña lista de los tipos de productos y bebidas comerciales que contienen aspartame:

Diet Coca Cola

Coca Cola Zero

Pepsi Max

Sprite Zero

7Up Free

Fanta Zero

Dr. Pepper Zero

Danone Activia Cherry

Canderel

Silver Spoon Sweetness y Light

Silver Spoon Light Granulated Sugar

etc.

[Global Research]