Increíbles inventos hechos con impresoras 3D para ayudar a los animales (FOTOS)

Desde 2010, la impresión de órganos ha ayudado tanto a personas como a animales a recuperar un estilo de vida integral y saludable

El 3D printing o la fabricación aditiva es un proceso enfocado en crear objetos en 3a dimensión a partir de archivos digitales. Esto se logra gracias a la acumulación seccional de las capas del material hasta convertirlo en un elemento con forma. 

Desde su invención, el 3D printing se ha utilizado para diferentes objetivos, como crear prototipos de diseños visuales, en la fundición de metales, la arquitectura, la educación, para productos relacionados con la salud, en el entretenimiento y el arte, entre otros. Inclusive ha ayudado a reconstruir fósiles en estudios paleontológicos, replicar artefactos en arqueología, restaurar huesos o partes corporales en patología forense, etcétera.

Pero quizá el uso más característico y trascendente del 3D printing es el de la biotecnología, donde es posible recrear órganos y partes del cuerpo a través de las técnicas de inyección. Existen múltiples maneras para referirse a esta aplicación: impresión de órganos, bioimpresiones, ingeniería de tejidos computarizados.

Desde 2010, la impresión de órganos ha ayudado tanto a personas como a animales a recuperar un estilo de vida integral y saludable. Los ejemplos perfectos son estos 10 animales que, gracias a las bioimpresiones, pudieron volver a su normalidad:

 



Espontáneos retratos de animales salvajes en la oscuridad

George Shiras revela lo desconocido y da fe de la belleza de un mundo en el corazón de la noche.

Para retratar la naturaleza salvaje hace falta una fotografía salvaje, una imagen que tenga una relativa falta de control en la composición y que se arriesgue en el proceso experimental.

Así es la fotografía de George Shiras, el padre de la fotografía de la vida silvestre nocturna. Shiras fue el primero en utilizar el flash para retratar a los animales salvajes en la oscuridad, revelando lo desconocido y dando fe de la belleza de un mundo en peligro de extinción.

animales salvajes en la oscuridad
George Shiras y su asistente John Hammer a bordo de su canoa equipada en el Lago Whitefish, región del Lago Superior, Michigan, 1893

En la colección George Shiras: In the Heart of the Dark Night, los animales quedan paralizados por la luz  que emite la cámara. Las imágenes fueron recolectadas en las aguas del Lago Superior de Michigan, EE.UU., durante la noche, cuando los sonidos, las formas y los movimientos parecían más misteriosos y dramáticos.

Poco a poco Shiras fue retratando ciervos de cola blanca, un búho nevado, un alce en la niebla y un mapache, entre otros animales silvestres.

En cada imagen lograba cazar a estos animales en sus rutinas nocturnas donde se detenían a observar, darse la vuelta o correr.

animales salvajes en la oscuridad 9
George Shiras

Las imágenes documentan una especie de intervención y registran la interacción humana y animal. Para fotografiar de noche, Shiras imitaba una técnica de caza que aprendió de la tribu ojibwa llamada jacklighting, cuando el fuego se coloca en una bandeja en la parte delantera de una canoa, y el cazador se sienta en la proa del bote.

Así como a Shiras, la noche ha inspirado a grandes artistas e intelectuales, como Charles Baudelaire, que encontraba inspiración en los búhos y los gatos, animales salvajes en la oscuridad y emblemas de su encanto.

animales salvajes en la oscuridad 2
George Shiras
animales en la oscuridad 3
George Shiras
animales en la oscuridad 4
George Shiras
animales en la oscuridad 6
George Shiras
animales en la oscuridad 5
George Shiras
animales en la oscuridad 8
George Shiras



Taiwán prohibe tanto la venta como el consumo de carne de perro y gato

Para la legisladora Wang Yu-min, del partido Koumintang, esta iniciativa se desarrolló para asegurar el bienestar de los animales después de hacerse público los actos de crueldad hacia los mismos por parte de los humanos.

Entre bromas se dice que cada vez que abre un restaurante asiático, los gatos y perros de la zona empiezan a desaparecer. La  realidad es que las prácticas culinarias asiáticas, principalmente las chinas, han alterado las tradiciones, y convertido muchos platillos en una mezcla de sadismo animal y ritual gastronómico. El uso de animales vivos o domésticos para divertir a los comensales ha impactado a más de un ser humano que se enfrenta a violencia hacia todo ser vivo. 

Frente a esto, Taiwán, una isla al sureste de la China continental, decidió reforzar sus leyes de protección animal convirtiéndose en la primera de la región asiática en prohibir la matanza de perros y gatos para el consumo humano. En caso de continuar realizando esta práctica, el infractor se enfrentará a penas de prisión y pagos de multa de hasta 8 000 dólares. 

Para la legisladora Wang Yu-min, del partido Koumintang, esta iniciativa se desarrolló para asegurar el bienestar de los animales después de hacerse público los actos de crueldad hacia los mismos por parte de los humanos. Yu-min asegura que es el primer sitio en el continente asiático en aprobar una legislación similar, demostrando así su compromiso hacia el bienestar tanto del hombre como de la biodiversidad. 

Por esta razón, la norma castiga: la matanza de perros y gatos con penas de dos años de cárcel; la venta, compra y consumo de su carne con multas altas; la tortura y maltrato a animales domésticos y salvajes. Además se prohíbe el uso de correas a sus perros y tirar de ellos mientras se conduce el automóvil o motocicleta, o se camina entre los vehículos automotores con ellos. 

La legislación entrará en vigor a finales del mes de abril del 2017, después de que las enmiendas sean firmadas en el Consejo de Ministros y la Oficina Presidencial.