El cáncer podría desaparecer para 2050 (con algunos cambios de hábitos)

De acuerdo con el reportaje del University College London existen evidencias que permiten considerar que, para 2050, la mayoría de los cánceres relacionados con la muerte de niños y adultos mayores podrán prevenirse

El cáncer, la enfermedad del siglo XXI, es un neoplasma causado por el crecimiento anormal de células que tienden a expandirse a otras partes del cuerpo. No todos los tumores son cancerígenos; por ejemplo, los tumores benignos no se expanden hacia otras áreas. Actualmente se conocen alrededor de 100 tipos de cáncer que afectan a los humanos.

De acuerdo con el reportaje del University College London existen evidencias que permiten considerar que, para 2050, la mayoría de los cánceres relacionados con la muerte de niños y adultos mayores podrán prevenirse. Esto podrá ser posible a través de ciertos cambios en el estilo de vida y en la disponibilidad de tecnologías protectoras así como en terapias farmacéuticas, entre otros. El reporte explica que:

En las décadas futuras, la combinación entre medicinas innovadoras y el mejoramiento de intervenciones radiológicas y quirúrgicas, brindadas por la investigación, darán la oportunidad a que más individuos con cánceres avanzados se curen, o al menos sean capaces de vivir con la enfermedad de una manera plena.

La eliminación del cáncer en un futuro también podrá lograrse gracias a la atención psicosocial y al mejoramiento en el estilo de vida de los pacientes. Esto último responde a una conciencia individual sobre la salud integral y a un ánimo de tomar las riendas de este aspecto de tu vida. En la “salud preventiva” (el vivir de un modo saludable para prevenir la enfermedad) radica buena parte del bienestar. Por ejemplo, una buena la alimentación, comer en forma saludable, resolverá gran parte de tus malestares incluso antes de que aparezcan (consulta aquí un listado de alimentos saludables). En consecuencia, un cuidado a las causas tanto emocionales como ambientales pueden volver a las personas seres responsables con su salud, motivándolas a inspeccionarse desde las primeras etapas.

Una vez que la conciencia acerca de una salud integral rompa las barreras de la fatiga, el miedo y los tabúes, el cáncer podrá erradicarse (seguramente, antes de 2050).

 

 



Alimentos de color rosa que previenen y combaten el cáncer de mama

…y que toda mujer debe comer.

Pareciera que la naturaleza también está en campaña contra el cáncer de mama, ya que muchos de los alimentos de color rosa o tonos rojizos que nos provee contienen nutrientes y vitaminas que ayudan a prevenir el cáncer. Y algunos son aún más efectivos contra el cáncer de mama que contra cualquier otro tipo de esta enfermedad.

Esto nos recuerda a esos alimentos que, curiosamente, evocan visualmente la parte del cuerpo a la que benefician: por ejemplo, las nueces, que fortalecen el cerebro, o el aguacate, que beneficia el útero. De esta forma es como la naturaleza nos guía nutricionalmente: con pistas que parecieran casi intencionales.

Como resultado de su pigmentación, estos alimentos rosas contienen antocianinas y otros antioxidantes que tienen actividad anticancerígena. Si quieres saber de otros alimentos recomendados para combatir y prevenir el cáncer, puedes consultar la página Food for Breast Cancer.

Alimentos de color rosa que previenen y combaten el cáncer de mama

Col roja

alimentos-cancer-mama-rosas-previenen-combaten

Es capaz de proteger a las células de ADN contra el daño y se ha descubierto que promueve la apoptosis, suprime la progresión del ciclo celular e inhibe la angiogénesis de las células humanas de cáncer de mama.

Inhibe la producción de una enzima llamada aromatasa, la cual convierte los andrógenos en estrógenos, reduciendo efectivamente el riesgo de cáncer de mama que es ocasionado por desequilibrios hormonales.

 

Coliflor

alimentos-cancer-mama-rosas-previenen-combaten

Tanto la blanca –más común– como la exótica coliflor morada tienen supresores de las células cancerígenas, y como la col, pueden proteger del daño a las células de ADN.

 

Rábano

alimentos-cancer-mama-rosas-previenen-combaten

Contiene fibra, potasio, ácido fólico y glucosinolatos. Este último compuesto se descompone en sustancias que evitan que las células se vuelvan cancerosas.

 

Manzana

alimentos-cancer-mama-rosas-previenen-combaten

Tan sólo su color indica que tiene antioxidantes con actividad anticancerígena. Pero además, las manzanas contienen un flavonoide llamado quercetina, que previene el crecimiento del cáncer de mama.

 

Betabel

alimentos-cancer-mama-rosas-previenen-combaten

Los extractos del betabel previenen el crecimiento de tumores. Este efecto anticancerígeno se atribuye a la presencia de betanina, que le da su peculiar e intensa pigmentación.

 

Camote (papa dulce)

alimentos-cancer-mama-rosas-previenen-combaten

Contiene betacaroteno, un compuesto que reduce el riesgo de cáncer de mama. Además, los extractos de las papas en general también reducen los tumores de cáncer de mama existentes y previenen la formación de nuevos, al reparar el daño celular y regular la proliferación celular.

 

Uvas

alimentos-cancer-mama-rosas-previenen-combaten

Contienen antioxidantes y receptores selectivos de estrógeno que lo modifican y evitan que aumenten sus niveles.



Descubren por casualidad un nuevo órgano del cuerpo humano

Anuncian el descubrimiento de un nuevo órgano en el cuerpo humano que podría tener implicaciones fundamentales en la lucha contra el cáncer.

A veces parece que algunos de los hallazgos más importantes que ocurren en la vida, se dan precisamente cuando estamos buscando otra cosa. Durante una endoscopía de rutina –mediante la cual se monitoreaba el tracto de un paciente para cerciorarse de que n0 hubiesen indicios de cáncer–, un grupo de médicos podría haber encontrado un órgano del cuerpo humano hasta ahora desconocido.

Los médicos hallaron una serie de cavidades que simplemente no estaban registradas como parte de la anatomía del ser humano. De hecho, se asumía que esa capa de tejido alrededor del conducto biliar era gruesa, y nadie había imaginado que debajo se ubicaban estos compartimientos. De acuerdo con la revista New Scientist, el hallazgo fue presentado al doctor Neil Theise, especialista de la Universidad de Nueva York. Tras algunas pruebas Theise notó que estos patrones se encuentran formados por una especie de fluido, y que están presentes en todo el cuerpo. 

Hasta ahora se especula que todo el tejido de nuestro cuerpo podría estar rodeado de esta red de canales, los cuales técnicamente constituyen en sí un órgano (y que podrían almacenar hasta 1/5 parte de todo el líquido presente en nuestro cuerpo). Pero además de lo excitante que pueda ser descubrir un nuevo órgano, al parecer este hallazgo abre un nuevo horizonte en el entendimiento y eventual combate del cáncer.

Aparentemente estos canales, que drenan el sistema linfático, son aprovechados por las células cancerígenas para propagarse dentro del cuerpo. Si esto se confirma (si se puede detectar el vehículo que utiliza el cáncer para propagarse en un organismo) sería el primer paso para, eventualmente, poder neutralizarlo.

Y si algunos de los hallazgos más importantes de la vida ocurren mientras buscamos otra cosa, entonces tal vez la moraleja sea siempre buscar… A fin de cuentas, y como diría Forest Gump, “La vida es como una caja de chocolates: nunca sabes lo que te tocará”.