Descubre una gran cantidad de plantas medicinales y sus usos

A pesar del paso del tiempo y el avance de la tecnología médica, las plantas medicinales continúan siendo la panacea “de cabecera” de muchas familias

El uso de las plantas medicinales se remonta a la época prehistórica en la mayoría de las culturas conocidas. Gracias a sus infinitos conocimientos tradicionales, esta industria ancestral persiste en el equilibrio del bienestar integral tanto de los pacientes como de los practicantes.

A pesar del paso del tiempo y el avance de la tecnología médica, las plantas medicinales continúan siendo la panacea “de cabecera” de muchas familias. Esto es posible dado que algunas plantas liberan compuestos llamados metabolitos primarios, los cuales cuentan con glúcidos y lípidos, y metabolitos secundarios. Ambos compuestos concentran extractos que optimizan el funcionamiento de varias partes del cuerpo.

En caso de que desees conocer más acerca de esta alternativa medicinal, principalmente en México, te compartimos 50 plantas medicinales que te ayudarán a optimizar tu salud integral (y así, prevenir cualquier malestar o enfermedad):

Aciano (Centaurea cyanus): disminuye la cantidad de azúcar en sangre y orina; adelgazante.

Algas: las grandes desconocidas; posen innumerables propiedades y son una fuente inagotable de vitaminas y minerales.

Amapola (flor): sedante y para el insomnio, nerviosismo, bronquitis, tos.

Angélica (raíz): estimulante, tónica, promueve el equilibrio del sistema nervioso y está indicada para múltiples dolencias.

Anís (grano cribado): reduce hinchazón, gases, acidez, digestiones pesadas y enfermedades respiratorias.

Apio (semillas): para problemas de afonía, llagas; cicatrizante; muy buenas para las arritmias y el nerviosismo.

Arándano (hojas): reduce el contenido de glucosa en la sangre (ayuda a los diabéticos).

Arenaria: diurética (indicada en dietas de adelgazamiento) y desintoxicante.

Árnica (flor): para golpes y problemas en la piel, musculares, esguinces, estrías; antibacteriana.

Arraclán (Frangula alnus; corteza): para el buen funcionamiento del hígado y bazo; disminuye el estreñimiento en embarazo.

Artemisa: para dolores menstruales y postparto; regula la menstruación.

Avena sativa: afrodisíaca; para la fertilidad; diurética; para el culturismo muy energizarte.

Caléndula (flor): antiinflamatorio natural, para quemaduras e irritación de piel, úlceras e infecciones.

Cardamomo verde extra: estimulante afrodisíaco; combate la fatiga, fortalece el corazón y mejora la voz.

Castañas de indias: para problemas de próstata. Tonifica arterias capilares; combate varices e hinchazón de venas y problemas de celulitis.

Centella asiática: para una piel bella y tonificada; combate la celulitis y varices de la piel.

Cerezas (rabos): eliminan la retención de líquidos para recuperar unas piernas ligeras; recomendadas en regímenes de adelgazamiento.

Cilantro: para trastornos digestivos y eliminación de gases.

Comino: diurético; problemas de reuma.

Corteza de copalchi: para el tratamiento de la diabete; febrífugo, para la gripe y resfriados.

Cúrcuma (raíz): antiinflamatorio; artritis; hígado; elimina sustancias cancerosas, soriasis y hongos.

Cúrcuma molida: combate piedras en el riñón.

Enebro (bayas): elimina el dolor de cabeza, la jaqueca y los cálculos en el riñón.

Equinácea: aumenta las defensas del cuerpo; muy útil para los herpes labiales.

Escaramujo (frutos): para personas que necesitan calcio; ideal para disolución de grasas.

Espino blanco: para todo tipo de problemas de corazón; disminuye la hipertensión; es antioxidante.

Estragón (hojas): para trastornos digestivos; estimula el apetito y elimina las lombrices intestinales.

Eucalipto: para enfermedades de vías respiratorias: asma (funciona como expectorante), bronquitis, tos, gripe, anginas.

Frambuesa (hojas): para la garganta y llagas en la boca o encías; dermatitis; dolores menstruales.

Fresno (hojas): adelgazante; muy bueno para curar y quitar verrugas .

Fresa (hojas): muy interesante en el tratamiento de la artritis, gota y colesterol.

Ginseng (raíz): combate el insomnio, cansancio y fatiga crónica, neutraliza el estrés, incrementa la capacidad mental y la memoria, regula el colesterol y azúcar en sangre (indicada en el tratamiento de diabetes), el sistema inmune; previene el cáncer; es afrodisíaco; ayuda a disminuir la impotencia y la flacidez.

Gordolobo (hojas): para bronquitis, tos, dolor de garganta, catarro; analgésico y antiviral.

Grama (raíz): antiséptico antiinflamatorio en infecciones y cálculos urinarios, gota, artritis y celulitis.

Grosellero negro (hojas): disminuye la inflamación de las articulaciones, calma el dolor y reduce la inflamación causada por gota, promoviendo la circulación de la sangre.

Jengibre (raíz): antivomitivo (eficaz contra mareos; por ejemplo, en el embarazo); bueno para el corazón y el aparato circulatorio, el síndrome de fatiga crónica y la sinusitis.

Laurel (hoja molida): para usos culinarios y tratamientos de arterioesclerosis, reuma, bronquios, gripe y aparato respiratorio.

Lavanda: para usos gastronómicos. Digestiva, para eliminar la ansiedad y ahuyentar los insectos, combatir los malos olores, cicatrizante y para los dolores de cabeza.

Mate (hierba): estimulante, elimina la fatiga, mejora la actividad mental y física, buena para las defensas, la circulación, y los problemas de vejiga.

Mejorana (cortada): propiedades digestivas, antiséptico, sedante, para afecciones respiratorias, potentísimo antioxidante.

Melisa (hojas): para problemas nerviosos, estrés, angustia, insomnio, taquicardias y espasmos musculares.

Menta piperita (hojas): digestiva, combate la hinchazón del vientre, problemas estomacales, mal de altura, dolores, tensiones musculares y piedras del riñón.

Milenrama (flor): mejora la memoria, ayuda en la menopausia, combate la hipertensión e inflamación de venas, varices, granos, uñas.

Mostaza amarilla (en grano): alto contenido proteico y de minerales; posee propiedades antisépticas digestivas.

Olivo (hojas): especialmente indicado para la hipertensión y taquicardias; aumenta el colesterol bueno y es antiviral; funciona como antibiótico.

Ortiga blanca: para la tos, bronquitis, faringitis, actúa en el epíteto bronquial, aumentando las secreciones broncoalveolares.

Ortiga verde (hojas): combate las piedras en el riñón y la artrosis.

Rabogato (planta): para ulceras gastruodenales y gastritis; en lo externo cura heridas con rapidez; tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias.

Regaliz (raíz): para la acidez, ulceras y llagas en la boca, digestiones pesadas, tabaquismo; protector del hígado; ayuda a combatir la hepatitis, el alcoholismo, la cirrosis, la hepatitis B; es antivírico: indicado en el tratamiento de gripe, herpes labial, fatiga crónica; es un estimulante y afrodisíaco natural.

Roble (corteza): para la incontinencia urinaria; reduce el exceso de líquidos en el intestino frenando la diarrea; ayuda a curar la gastritis actuando sobre la mucosa gástrica inflamada.

Saúco (flor): alivia la tos, problemas gripales, fiebre, previene resfriados y si la introducimos en forma de vapor en los oídos, es un remedio para la otitis.

Sen (folículos): se utiliza como laxante natural, y es mucho mas suave y mejor que las hojas.

Sen (hojas): se usa como laxante severo y en dietas adelgazantes.

Tila (flor): para el insomnio, estrés, nervios en la boca del estomago y problemas físicos de naturaleza nerviosa.

Uña de gato: para enfermedades en vías urinarias renales, heridas de difícil curación; ayuda al sistema inmune, pues es antiviral; útil en el tratamiento del SIDA, herpes y cáncer.

Valeriana (raíz): planta utilizada desde hace miles de años por su efecto relajante para situaciones de estrés e insomnio.

Tomillo (Thymus vulgaris): es un buen estimulante del apetito, antimicrobiano, antiséptico, digestivo y expectorante.

Fuente principal: Logicaecologica.es

 

 



¿Qué es el kratom, cuáles son sus efectos y por qué se considera una planta peligrosa?

Esta planta medicinal ha llamado la atención últimamente por las intenciones del gobierno estadounidense de restringir su uso.

En lo que concierne al uso de las plantas medicinales, es fundamental informarnos y usarlas de forma responsable. Sus efectos son reales y muy poderosos, y dependiendo de cómo sean consumidas será la experiencia que se tenga. Es el caso del kratom, la hoja de un árbol tropical nativo del sureste de Asia que comparte linaje con el árbol del café y los opiáceos.

Por su ingrediente activo, la mitragyna, el kratom es usado ya sea en polvo, en cápsulas, masticada o en infusiones para focalizar la mente y energizar el cuerpo. Pero la mitragyna es un sedante, por lo cual, las dosis muy altas pueden provocar los efectos contrarios: cuerpo pesado, mente nublada y efectos más parecidos a los de la morfina.

Debido a estos paradójicos efectos es que el gobierno estadounidense, concretamente la Drug Enforcement Adminstration (DEA) ha incluido el kratom en la lista de drogas no reguladas con riesgos para la salud. Además, la dependencia que esta planta puede ocasionar aún no ha sido estudiada a profundidad, y los casos de abuso han subido significativamente en Estados Unidos.

kratom-hoja-que-es-peligrosa-droga

Las declaraciones del gobierno estadounidense apuntan a que no hay evidencia de los efectos positivos del kratom, y en cambio, esta planta sí ha demostrado tener malos efectos sobre las funciones cardiovasculares y neuronales. No obstante, hay una dimensión que parece nunca estar presente cuando se aborda la problemática de los psicoactivos: su uso tradicional.

 

¿Cómo se ha usado milenariamente el kratom?

Las hojas de kratom, como muchas otras sustancias tan cotidianas como el café, han sido utilizadas milenariamente en las culturas asiáticas para potenciar las habilidades humanas. En el caso del kratom, se trata de una hoja que se usa de manera similar a la hoja de coca en las regiones andinas: se masca para obtener sus beneficios paulatinamente durante las jornadas laborales. Es un uso que los pueblos originarios de Malasia y Tailandia le han dado al kratom desde hace siglos y que conviene tener presente cuando se debate cómo y por qué regularizar una sustancia.

Por supuesto que la utilización de los psicoactivos y las plantas medicinales puede volverse contraproducente, incluso en las regiones rurales donde están asentados los pueblos originarios que las usan. Algunos estudios han verificado que los abusos de esta sustancia han provocado ataques en quienes habitan estas regiones asiáticas.

https://ecoosfera.com/2015/01/descubre-una-gran-cantidad-de-plantas-medicinales-y-sus-usos/

Pero habría que tomar en cuenta que ingerir sustancias es una práctica social; como tal, se desarrolla al interior de sociedades cuyas dinámicas han cambiado vertiginosamente en poco tiempo y han hecho cada vez más necesario el uso de todo tipo de estimulantes y drogas, desde el café hasta el Prozac.

Entonces, ¿no es el ritmo de la vida contemporánea lo que lleva a las adicciones, más que las sustancias en sí mismas? Habría que discutirlo colectivamente. Porque debemos recordar que detrás de la criminalización (o legalización) de muchas sustancias hay intereses económicos y políticos. Por eso hace falta más investigación, así como un uso informado y responsable de todo lo que consumimos.

Así que por ahora podemos decir que el kratom no es peligroso si se consume sin excesos. Pero, sin duda, habrá que seguir indagando colectivamente en estas vitales cuestiones que nos comprometen a todos.

 

* Imágenes: 1) Redicecreations; 2) CC; 3) Next Generation Village



7 plantas medicinales para los tiempos modernos

Limpia tu cuerpo y aclara tu psique con estas dosis de naturaleza.

La herbolaria es una práctica viva. Somos herederos de la sabiduría de las culturas originarias que pueblan el mundo y que han defendido sus tradiciones con terquedad, incluyendo las creencias y prácticas de salud que involucran el uso de plantas medicinales.

No cabe duda de que la naturaleza es una fuente de salud primigenia y que, directa o indirectamente, nuestra salud depende de ella, incluso si sólo usamos fármacos (que son una síntesis química de sustancias presentes en las plantas). Pero si bien el uso de fármacos se impuso como la única vía para obtener salud en muchos países, lo cierto es que el uso de plantas medicinales se ha popularizado por su efectividad y porque no sólo sirven para curar, sino que también previenen todo tipo de enfermedades en los órganos y en la mente.

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

Por eso, cada vez más expertos en salud y biología han estudiado las plantas medicinales, rescatando este legado de las culturas originarias cuyo uso, además, propicia la supervivencia de prácticas milenarias que son un patrimonio material e inmaterial de la humanidad que nos conviene retomar (entre otras cosas, por salud).

Por eso, instituciones tan reconocidas como la Universidad Nacional Autónoma de México han empezado a hacer compendios de las plantas medicinales y de sus usos en la medicina tradicional mexicana. Y aunque todavía gran parte de la comunidad científica es escéptica, cada vez hay más estudios serios respecto a las plantas medicinales que apuntan a indagar sobre sus propiedades.

Aquí te dejamos una lista de 7 plantas medicinales y los síntomas que te pueden ayudar a combatir. Tendrás salud garantizada, de manera natural y sin efectos secundarios (y además, puedes cultivar en tu jardín muchas de estas plantas y tener una farmacia personal en tu propia casa).

 

Diente de león para purificar

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

El diente de león es un ícono de la naturaleza que puede ayudarnos a desintoxicar y purificar el organismo, pues estimula el hígado y coadyuva a su buen funcionamiento. Además depura la sangre y los riñones, reduce los niveles de colesterol, y por su contenido de fibra es un laxante natural.

 

Hierba de San Juan para mejorar el ánimo

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

Esta hierba puede encontrarse como tintura, aceite o hacerse en té, y su uso más popular es para tratar la depresión leve y la ansiedad, ya que sus sustancias inhiben la recaptación de neurotransmisores de la felicidad como la serotonina y la dopamina. Y no sólo eso: ayuda a equilibrar las hormonas, lo que es clave para combatir el insomnio, la irratibilidad y la fatiga.

Plus a largo plazo: Según han comprobado algunos estudios, la hierba de San Juan previene la leucemia y el cáncer por su alto contenido de melatonina, que funciona como antioxidante contra los radicales libres.

 

Jengibre contra la gripa

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

Esta raíz te librará de tomar cualquier fármaco contra la gripa. Combinada con otra raíz de origen asiático llamada cúrcuma, y hervida en rodajas a manera de té, corta los síntomas de las gripas más agudas.

También sirve para activar los jugos gástricos y evitar la inflamación estomacal. Y si tienes náuseas, también puedes consumir un poco de té o jengibre rayado en agua tibia.

Plus a largo plazo: previene la aparición de cáncer de colon y ovarios.

 

Tomillo para el estómago

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

Una hierba aromática del Mediterráneo que se vende incluso en los supermercados, por su uso culinario. Es un antiespasmódico natural, por lo cual ayuda a evitar la inflamación estomacal y a tener una mejor digestión tomándolo en infusión antes de la comida. Además, previene la formación de gases en el tracto gastrointestinal.

Frotando la infusión en el cuerpo con algodones se puede limpiar la piel y eliminar el acné, e incluso desinflamar golpes leves y contracturas musculares.

Plus a largo plazo: El tomillo previene la sinusitis, pues favorece la eliminación de mucosidad de las vías respiratorias.

 

Romero como energético

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

El romero nos aporta una gran cantidad de hierro si lo tomamos en infusiones o si lo agregamos como sazonador en nuestras comidas. Esto proporciona energía, ya que la falta de hierro se traduce en falta de oxígeno en los tejidos y puede derivar en anemia. Es por eso que el romero fortalece también la mente y la agilidad mental.

Plus a largo plazo: Está repleto de antioxidantes, por lo que resulta efectivo para prevenir y tratar enfermedades como el Alzheimer, el SIDA o el cáncer.

 

Lavanda para erradicar la ansiedad

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

Esta planta purpúrea es de las mejores soluciones contra la ansiedad. Su uso en esencias e infusiones ayuda a relajar, pues tiene efectos sedantes. Por eso, la infusión se utiliza para combatir el estrés y la ansiedad producto del agotamiento nervioso.

Plus a largo plazo: Tomarla a diario puede ayudar a propiciar el buen descanso, gracias a sus efectos sedantes.

 

Hojas de frambuesa para el ciclo menstrual

remedios-caseros-plantas-medicinales-salud

No hay mejor bebida que el té de hojas de frambuesa para tener un ciclo menstrual regular y saludable, sin cólicos. Funciona como preventivo para todo el ciclo, pero en especial es útil para las molestias de la primera y cuarta fases.

También es bueno para los diabéticos pues, tomándolo con moderación, baja los niveles de azúcar en la sangre.