¿Cómo está el medio ambiente en tu ciudad? Si vives en México, esta encuesta es para ti

Conocer las abstracciones colectivas, las ideas que las personas tienen sobre sus ciudades, es crucial para cambiarlas

La ciudad es ese mar de asfalto, su gente, espacios públicos, vida cultural, pero también es aquello que las personas piensan de ella; estas abstracciones colectivas, de hecho, determinan enormemente lo que será la ciudad físicamente. 

En la ciudad de México, por ejemplo, en un inicio se cuestionó mucho el uso de la bicicleta pública por la falta de cultura por parte de los automovilistas que podrían hacer peligrar a los ciclistas, y aunque ciertamente los ciclistas están más expuestos que en otras ciudades del mundo, el sistema público de bicis ha funcionado porque en el imaginario colectivo fue posible usar la bicicleta aun en una ciudad así. De esta manera, la ciudad es lo que vemos, pero también lo intangible, las ideas y abstracciones que se tienen sobre ella. 

Sabiendo que lo anterior es indispensable para conocer la ciudad en su integridad (lo que la población percibe y piensa del lugar en donde vive) Greenpeace está elaborando una encuesta en México para conocer lo que los ciudadanos creen sobre sus urbes y, así, poder hacer propuestas y proyectos para mejorar la calidad ambiental de las ciudades a partir no sólo de los datos duros sino también de las “abstracciones” de los habitantes.

Al contestar esta encuesta seguro reflexionarás sobre temas en los que no habías profundizado cabalmente y te enterarás de “cosas” que, sin saber, pensabas de tu ciudad. Se trata de un ejercicio online que no te tomará más de 5 minutos y que puede generar un conocimiento colectivo sobre la percepción de nuestras ciudades. 

Puedes ver y contestar la encuesta aquí.



Conoce el sitio que muestra la calidad del aire en la Ciudad de México en tiempo real

Diego Valle Jones, un especialista en información, ha creado un espacio accesible para que los ciudadanos conozcan de la calidad del medio ambiente.

Luego de cien años de realizar actividades industriales y cotidianas (como conducir un auto), que implican la alta quema de hidrocarburos, el medio ambiente (y nosotros) estamos pagando la factura. En la Ciudad de México en los últimos meses las contigencias ambientales están mostrando cómo es una necesidad apremiante cambiar el modelo y construir ciudades más ecoamigables.

Cuando surgen las contigencias ambientales la información se vuelve imprescindible tanto para generar conciencia como para tomar medidas que protejan nuestra salud. En este sentido la intrincada información gubernamental puede ser por demás confusa y engorrosa. ¿Cómo monitorear las zonas más afectadas y tomar precauciones?

Diego Valle- Jones, un especialista en tratamiento y visualización de información ha creado el sitio llamado Hoyo de Smog, un espacio para que los ciudadanos de la Ciudad de México puedan precisamente acceder a información entendible y en tiempo real sobre la calidad del aire de su ciudad.

La página muestra un accesible mapa donde es posible acercar la imagen por zonas y estas se dibujan de colores según la calidad del aire, señalando con colores los imecas pero también un lenguaje mucho más accesible como una especie de semáforo que especifica si la cantidad de imecas significa buena calidad del aire, regular, mala, muy mala o extremadamente mala.

También podrás ver cómo está el aire a nivel ozono con un rango de fechas de lo que va del mes en curso, conocer el tipo de contaminantes que más hay en el ambiente; la fuerza del viento en las distintas zonas y la temperatura.

El usuario no necesitará ser un experto para tener una idea más elaborada y especializada de la calidad del medio ambiente para que pueda tomar decisiones tanto a nivel salud individual como pequeñas acciones en favor del medio ambiente, cuyas repercusiones son colectivas.



11 grandes obstáculos para una buena calidad del aire en México

Más de 100 representantes de la academia, el gobierno y la sociedad civil, ubicaron las características que más impiden contar con aire limpio en las ciudades mexicanas

En México existe un sector de la población que está organizado y ha estando pujando por introducir una agenda ciudadana en el sector público. Un ejemplo de lo anterior son los más de 100 representantes de los sectores académico, privado, social y gubernamental que se reunieron en el evento Hacia ciudades saludables y competitivas: Moviéndose por un aire limpio, gracias a la organización de asociaciones como Transporte Sustentable (CTS EMBARQ México), el Colectivo Ecologista Jalisco (CEJ), El Poder del Consumidor, Fundación Tláloc, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y la Red por los Derechos de la Infancia en México (RE-DIM), para hacer propuestas para mejorar la calidad del aire de las ciudades del país.

Después de un nutrido diálogo entre especialistas, el principal obstáculo que ubicaron en México para mantener una calidad del aire adecuada fue en gran medida la contaminación emanada de los vehículos, en conjunción con la poca inversión por parte del gobierno en transporte público. 

Estos fueron los puntos más destacables que han impedido una buena calidad del aire:

• Hay una gran cantidad de vehículos en circulación y existen incentivos para que aumente el uso de automóviles, lo cual incrementa los congestionamientos y la contaminación.

• La falta de eficiencia, regulación e integración del transporte público no le permite posicionarse como una alternativa frente al vehículo privado.

• Los gobiernos locales no invierten en mejorar el transporte público y apoyar otras formas de movilidad.

• El subsidio a la gasolina incentiva el uso del vehículo privado y la ineficiencia de la flota en circulación (los fondos destinados al subsidio podrían ser destinados a la refinación de combustibles o a incentivar la compra de vehículos con mejores tecnologías).

• Es insuficiente la inversión en alternativas de movilidad sustentable y de diseño urbano; la población realiza largos traslados.

• La distribución de combustibles limpios es limitada.

• La falta de combustible de ultra bajo azufre (diésel) a nivel a nacional obstaculiza la entrada a México de vehículos pesados y ligeros, con tecnologías limpias para dicho combustible.

• Las condiciones de la estructura vial y la ineficiencia de la logística del transporte de carga ocasionan altos costos de operación.

• La renovación del parque automotor es lenta y los vehículos en circulación no tienen un mantenimiento adecuado.

• Se importan vehículos, desde Estados Unidos, que ya no cumplen con los estándares mínimos de verificación en su país de origen o en México.

• Se requieren mecanismos confiables de verificación vehicular para controlar las emisiones y garantizar la seguridad de los vehículos nacionales e importados.