Buzos encuentran un intrigante bosque prehistórico subacuático

Varios botes han extraído fósiles de mamuts y leones, así como herramientas y armas prehistóricas de individuos que habitaban en esta área

El Reino Unido, aquella masa de tierra con una historia casi inmemorial, cuenta con múltiples vestigios que evidencian su origen, desde rastros humanos en terrenos lejanos hasta figuras de la naturaleza que la ciencia aún no logra explicar.

Uno de estos vestigios es el reciente descubrimiento de Doggerland, bosque que solía mantener unido al Reino Unido y Europa incluso después de la Era del Hielo, cuando los niveles del mar inundaron la zona. Instituciones como Seasearch se encargaron de buscar, a diestra y siniestra, rastros de él. Y parece ser que por fin lo encontraron.

Los buzos Dawn Watson y Rob Spray, voluntarios del grupo de Seasearch, se encontraban estudiando la vida marina a 300m de la costa, cuando de pronto vieron algo que los impactó: madera comprimida y estrellas de mar habitando en los troncos y ramas de varios árboles en perfecta calidad.

Underwater-forest

 

Al investigar al respecto, el bosque, ubicado en la costa de Norfolk, cuenta con 10 mil años. Este bosque llegó a unir a Inglaterra y Alemania, y actualmente habita en las profundidades del mar desde hace más de 1 milenio. Varios botes han extraído fósiles de mamuts y leones, así como herramientas y armas prehistóricas de individuos que habitaban en esta área. 



Descubren prehistórico bosque en las aguas del Reino Unido

Pese a haber sido golpeado por tormentas severas, este bosque ancestral subacuático cuenta con una amplia información de personas y animales de la era Mesolítica.

En una expedición amateur cerca de la costa de Norfolk, recientemente se descubrió un bosque subacuático de más de 280 m2. A cargo de la buza Dawn Watson, quien nadó hasta 6 000 m de profundidad y encontrarse un bosque cuyas raíces se expandían en un área de aproximadamente 8 000 m.

De acuerdo los investigadores sobre el tema, la madera es similar a la del ocre con rasgos de una época prehistórica –cerca de 10 000 años–; por lo que se cree que se trata de Doggerland, el Atlantis prehistórico. Este sitio fue conocido como uno de los bosques más extensos de la zona europea, pues alcanzaba desde Reino Unido hasta Alemania.

Pese a haber sido golpeado por tormentas severas, este bosque ancestral subacuático cuenta con una amplia información de personas y animales de la era Mesolítica. Se cree que hay fósiles protegidos por la capa de árboles al fondo del mar, por tanto se hará una extensa investigación para conocer más sobre esta mística tierra.

doggerland_530



En sólo 20 años, México perdió casi 35% de sus selvas y bosques

Aún es uno de los países más megadiversos del planeta, pero la degradación de sus recursos está aumentando drásticamente

México figura entre los cinco países con mayor diversidad en el mundo por la cantidad de ecosistemas que habitan su paisaje, pero la aceleración demográfica y el mal manejo de los recursos naturales han provocado que perdiera, según el INEGI, 34.86% de sus bosques y selvas en 20 años.

La deforestación es uno de los hábitos más lacerantes en este país, efectuada constantemente por la tala clandestina, pero también por el cambio de uso de suelo en algunas Áreas Naturales Protegidas que puede permitirse, según el caso, por distintos niveles de gobierno. En 1990, según el INEGI, 52% del territorio de México estaba poblado con bosques y selvas y en 2011, 20 años después, apenas 18%.

En total 353 mil 173 kilómetros cuadrados (km2), que equivalen a los estados de Chihuahua (247 mil 87 km2), Oaxaca (95 mil 364 km2), Aguascalientes (5 mil 589 km2) y Colima (5 mil 455 km2) fueron perdidos en bosques y selvas. Estas cifras se publicaron en el pasado Día Mundial del Hábitat, que fue decretado por la ONU para celebrarse cada lunes 1o de octubre.

Aunque las cifras son desoladoras se puntualizó que México aún figura entre los cinco países con mayor diversidad y se recalcó, por ejemplo, que alberga 46 especies endémicas de 111 de las especies de pinos existentes y posee 25 mil especies distintas de flores. Hoy México tiene numerosos enemigos de sus bosques y selvas: según el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), uno de los problemas principales es la sobrerregulación aplicada por la SEMARNAT y la PROFEPA a los productores forestales. Esta última ha frenado el manejo sustentable de los bosques como estrategia para detener la deforestación y evitar cambios en el uso del suelo. También, el crimen organizado ha traficado en los últimos años con los recursos forestales.