Una dieta prehispánica de nopal podría ser ideal para reducir la obesidad

Nuevos estudios han probado que el consumo de esta planta mejora enormemente el funcionamiento del metabolismo

Los atributos inusuales en las propiedades del nopal rayan entre lo asombroso y lo increíble. Hace poco se confirmó un estudio que prueba las propiedades purificadoras del nopal para generar agua limpia; sus desechos también son muy útiles para generar electricidad y los antiguos indígenas empleaban esta especie contra enfermedades como la fiebre y cuidaban con ella sus suelos, pues la siembra de nopal detiene la degradación de la tierra proveyendo de humedad al entorno. 

En este contexto de un boom de conocimiento sobre las propiedades del nopal, un nuevo estudio del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” ha descubierto que el nopal mejora la respuesta del sistema inmune, del cerebro gastrointestinal, reduce la obesidad y evita el incremento de la glucosa en sangre. Lo anterior, según la doctora Nimbe Torres, pone al nopal en la la categoría de prebiótico, generando cambios en la composición de la actividad de la flora intestinal, lo que a su vez se traduce en beneficios para combatir la obesidad y la diabetes.

Otra parte de esta investigación dotó a algunas ratas de una dieta basada en nopal; los resultados fueron una disminución en la intolerancia a la glucosa y revertir el problema de la inflexibilidad metabólica debido a los cambios en la flora intestinal. Lo anterior se refiere a una disminución en la grasa al interior del músculo que suele aumentar la resistencia a la insulina o provocar obesidad.

En pocas palabras, esta serie de experimentos ha probado que el nopal mejora notablemente la flora intestinal, y esta a su vez es la que contribuye a la regulación de la energía en el cuerpo; por lo tanto, comer nopal puede ayudarte fuertemente a tener una mejor digestión y, por lo tanto, a formar una complexión física más saludable.



Consiguen encapsular las propiedades de numerosos alimentos científicos mexicanos

Con el mucílago del nopal es posible potenciar incluso las cualidades nutricionales de numerosos alimentos.

Foto: Agencia ID

Una vez más el protagonista es el nopal. Ahora con el mucílago de esta planta, el jugo viscoso que sale de ella, y que usualmente es usado como aditivo para pinturas, impermeabilizante, e incluso recientemente para purificar agua; científicos mexicanos han conseguido hacer con él microcápsulas con las que es posible mantener las propiedades de otros alimentos como el huevo, sábila e incluso fármacos y antioxidantes.

Este invento es por demás importante porque mantiene las propiedades nutricionales de los encapsulados, y lo hace de una manera mucho más económica que a partir de los espesantes de alto costo de la industria para encapsular.

Usamos el secado por aspersión que permita obtener un polvo de tamaño micrométrico a partir del mucílago del nopal y sábila el material a encapsular. Optimizamos este proceso y en las mejores condiciones donde no se perdían sus propiedades fisicoquímicas del polvo al rehidratarse, ya encapsulamos el antioxidante. Es como un balón y dentro de él, en su núcleo, agregamos una sustancia activa. Nosotros usamos el ácido gálico, un antioxidante natural”. declaró  Luis Medina Torres, académico de la UNAM y líder de la investigación.

Una de las promesas más emocionantes de este nuevo invento, es que podría usarse para encapsular probióticos; sobre todo ahora que más se comprueba la importancia del microbioma humano para la salud. El desarrollo de la microencapsulación de antioxidantes ya está patentada por la UNAM.

[La Jornada]