¿Labios partidos y piel de cartón? Tips para hidratarte en invierno

Esta época es muy propicia para la deshidratación, pues aparentemente no tenemos sed

En época de frío, aunque sea casi inimaginable, miles de personas pasan deshidratación, justo por esta cualidad: la temperatura. Esta temporada es propicia para pensar que estamos hidratados porque no tenemos sed; sin embargo, aunque no pareciera, podemos sufrir de deshidratación. 

Es importante que estés atento a indicadores como labios secos o piel acartonada, para comenzar a hidratarte correctamente (aunque lo mejor será que no esperes a ello). También puedes hacer una revisión periódica de tu orina. Recuerda: mientras más amarilla sea, necesitarás tomar más agua.

Hay que tomar en cuenta que factores como portar ropa muy engorrosa y la calefacción nos hacen perder líquidos. También el frío altera la sensación usual de la sed porque el cuerpo está concentrado en mantener la temperatura a niveles óptimos, por lo que hay muy pocos estímulos explícitos para tomar agua. Debes ser consciente de lo anterior y no descuidar tu hidratación durante el invierno: estar mal hidratado puede traer consecuencias como cansancio, dolor de cabeza, dificultades de concentración, malestar general, calambres musculares, taquicardia o mareo, desorientación y en los casos más graves, alucinaciones.

Te damos algunos tips para mantenerte hidratado:

  • Deshazte de las prendas abultadas cuando estés en lugares cerrados y calientes, para evitar que tu cuerpo pierda líquidos. 
  • Durante el día toma al menos 1.5L de agua, independientemente de la ingesta de otros líquidos o de frutas y verduras.
  • Los tés y los cafés suelen ser exquisitos por su líquido caliente; sin embargo, recuerda que son altamente diuréticos, lo que puede resultar contraproducente. En pocas palabras: mézclalos continuamente con agua.
  • Elige las frutas y verduras que más ricas sean en agua como el melón, la toronja, el pepino, el apio, la sandía, la lechuga o el brócoli.
  • Si eres un adulto mayor los zumos son una gran opción para mantenerte hidratado, además de que compensarán desajustes en otros déficits nutricionales como, por ejemplo, la pérdida de sodio.


¿Cuánto puede cambiar la mente en una década? Susan Sontag, lo que creía a los 14 y a los 24 años

La evolución del pensamiento juvenil de la escritora Susan Sontag revela la dureza de su carácter y su apuesta por el arte como soporte existencial.

La escritora y activista estadounidense Susan Sontag fue una de las voces más lúcidas de su generación. En 2009 se publicaron sus diarios y cuadernos “Reborn: Journals and Notebooks, 1947-1963. En ellos podemos descubrir el riguroso proceso que la llevó a madurar su pensamiento crítico, a veces implacable.

Una de las primeras entradas de su diario publicado, de 1947, cuando tenía 14 años, enlista sus creencias, en temas religiosos, filosóficos y políticos. Dieza años después Sontag vuelve a hacer el mismo ejercicio. Es notable la capacidad racional y la solidez intelectual que tenía ya a los 14 años:

  1. No existe un dios personal o vida después de la muerte
  2. La cosa más deseable en el mundo es libertad para ser uno mismo. Honestidad.
  3. La única diferencia entre seres humanos es la inteligencia.
  4. El único criterio para realizar una acción es su efecto en hacer a un individuo feliz o infeliz.
  5. Está mal privar al hombre de la vida.
  6. Creo, más allá, que un Estado ideal debe de ser uno fuerte y centralizado con el control gubernamental de las utilidades públicas, bancos, minas, transporte, subsidio al arte, un salario mínimo confortable, apoyo a los discapacitados y a los ancianos. Cuidado estatal a las mujeres embarazadas sin distinción entre hijos legítimos e ilegítimos.

La Sontag de 1957, a los 24 años, revisita su credo, con una madurez menos absoluta y más poética.

“¿En qué es lo que creo?

En la vida privada.

En sostener la cultura.

En la música, en Shakespeare, en viejos edificios.

¿Qué es lo que disfruto?

La música.

Estar enamorada.

Los niños.

Dormir.

Mozart.

La carne.

Mis fallos

Nunca a tiempo.

Mentir, hablar demasiado.

Desidia.

Sin voluntad para rechazar.

Lo cual se lee como un desordenado poema de vanguardia. Aceptando los defectos y afirmando las pasiones. Como en otros artistas, la duda existencial, la falta de creencias absolutas es atemperada por un refugio en el arte, que es también un poder.



Haz tu propia bebida de electrolitos con ingredientes naturales

Consejos para suplir las bebidas deportivas por bebidas naturales con electrolitos.

Las bebidas deportivas están tratadas químicamente, contienen azúcar refinada, colorantes en abundancia, saborizantes artificiales y otros ingredientes dañinos para el cuerpo.

En efecto, ejercitarse requiere de mayor hidratación pero las bebidas deportivas no están diseñadas para quienes hacen ejercicio regular sino para atletas de alto rendimiento.

En casos especiales de deshidratación como embarazo, lactancia o gripa, se pueden hacer bebidas caseras y naturales para hidratarse como un jugo de tomate con apio –que contiene sodio–, zanahoria, perejil y un poco de sal; también jugo de 1 manzana, 6 ramas de apio y medio limón. O simplemente tomar agua de coco, por su alto contenido de electrolitos.

Aquí otra opción que sabe a naranjada con un poco de sal.

Ingredientes:

½ taza de jugo de naranja

¼ taza de jugo limón

2 tazas de agua

2-4 cucharadas de miel (al gusto)

⅛ de sal refinada

Instrucciones:

Licuar todos los ingredientes hasta que la miel o el azúcar queden disueltos

[mother nature network]