Este anticomercial revela las aterradoras verdades de Coca-Cola

Con la estética y mensajes usuales de la marca, este trabajo audiovisual sorprende con su incómodo mensaje

Con el advenimiento de la época navideña los mensajes que aluden a compartir, los deseos por cumplir y muchas alegrías son cotidianos. En esta ola de comerciales, Coca-Cola tiene una tradición muy arraigada; recordemos que, de hecho, el color de la vestimenta de Santa mutó de ser verde a rojo gracias a las campañas de esta refresquera.

Los mismos colores de la Navidad están inmersos en la estética de esta bebida y, de hecho, han formado parte de todo el marketing y concepto detrás de la Navidad tal y como la conocemos. En esta época en que los comerciales parecieran recordarnos la belleza de compartir sus productos, en México se ha elaborado un anticomercial para recordarle a las personas los verdaderos efectos de la Coca-Cola, sobre todo en una población tan propensa a la diabetes como la de esta nación.

México es el país con el mayor número de muertes relacionadas a la ingesta de refrescos, con 24 mil 100 muertes al año; casi 12.1% de los fallecimientos por diabetes, enfermedades cardiovasculares y cánceres están relacionados con la obesidad. Así mismo, tomar una sola porción de refresco al día aumenta la probabilidad de adquirir diabetes tipo 2 y padecimientos del páncreas e hígado en un 40%, sin importar el tipo de complexión del consumidor.

En el siguiente anticomercial la “Alianza por la Salud Alimentaria” hace un recordatorio de tristes realidades cotidianas que, silenciosamente, son atribuibles al consumo de refresco que ha sido aceptado socialmente por décadas. Este trabajo audiovisual arroja un dejo un tanto perturbador, pero sumamente reflexivo.



Por descontento ciudadano, legisladores se retractan de favorecer a las refresqueras en México

Los diputados votaron disminuir un 50% el impuesto de 1 peso por cada litro, pero los senadores revocaron este intento considerado un evidente impulso por favorecer a la industria.

Foto:huffingtonpost.es

La semana pasada el descontento ciudadano, sobre todo en redes sociales, se hizo notable cuando los diputados aprobaron disminuir los impuestos a las bebidas azucaradas en México. Por primera vez, en el último año, había descendido hasta un 6% el consumo de refrescos y bebidas azucaradas en el país, y ello como resultado de un impuesto especial de 1 peso aplicado por cada  litro .

Muchas personas argumentan que este tipo de medidas en realidad no hacen un impacto significativo en la venta y compra de alimentos, sin embargo, las cifras apuntan a que, por primera vez en décadas, no solo dejó de crecer sostenidamente la venta, disminuyó también el consumo.

Por ello, organizaciones sociales como la Alianza por la Salud Alimentaria iniciaron una campaña en contra de la medida para disminuir los impuestos a estas bebida, aprobada sobre todo por diputados del PAN y del PRI. Finalmente, aún pese al enorme poder de estas transnacionales, los senadores decidieron no modificar los impuestos.

Cuando se trata de corporaciones tan poderosas, es muy difícil aplicar medidas en contra de sus ventas, dado el gran poder que tienen y el lobby que hacen con los políticos. Hace un año que comenzó a aplicarse la medida, muchos se sorprendieron, e incluso el impuesto ha sido aplaudido por diarios como The New York Times.

Los argumentos para reducir el impuesto eran en realidad muy débiles, como el del prirista Estefan Chidiac. Según él, al reducir los impuestos, las corporaciones encontrarían incentivos para desarrollar bebidas menos azucaradas.

Desde su implementación se ha demostrado que el impuesto ha tenido un efecto positivo en el consumo de bebidas azucaradas, logrando una disminución en el consumo de estas bebidas en un 6% en promedio en los hogares mexicanos y llegando hasta 12% en diciembre 2014. Según Inegi, el impuesto disminuyó el consumo en alrededor del 7%, ya que indica que el crecimiento anual en estas bebidas venía siendo de 3.4% y se presentó una reducción de 3.8%. – apunta un comunicado de la Alianza por la Salud Alimentaria.

 

Twitter de la autora: @anapauladelatd

 



Estos son los estragos de las bebidas azucaradas en México (y los diputados les bajan impuestos)

El 70% de los azúcares añadidas consumidas vienen de las bebidas azucaradas.

En México 7 de cada 10 adultos tiene sobrepeso y 3 de cada 10 niños. Los niveles de diabetes e hipertensión son alarmantes, y aunque muchas persona apuntan a que se trata de un problema cultural, y algo hay de ello, también es curioso que la epidemia de obesidad en el país coincide con las tres décadas de apertura comercial (neoliberalismo) en que la disponibilidad de comida chatarra se hizo más factible que la de de alimentación saludable.

Como parte de una estrategia para paliar la epidemia de obesidad, hace año y medio fueron grabados más impuestos a las bebidas azucaradas, de tal manera, que las refresqueras fueron las principales a afectadas por este: 1 peso más por cada litro de refresco. Luego de un año de la aplicación del impuesto, resultó en la disminución del 6% en el consumo; por cierto la primera vez en años en que este disminuye en décadas.

Aún así, al parecer el poder de cabildeo de las refresqueras ha funcionado y el día de ayer los diputados del PAN y el PRI decidieron disminuir un 50% este impuesto… El hecho, además, resulta más sospechoso considerando que justo ahora los ingresos al Estado provenientes del petróleo han disminuidos drásticamente hasta un 50% por el declive de los precios.

Finalmente los legisladores cedieron a la industria, señala Alejandro Calvillo, de la organización El Poder del Consumidor.

Con esta disminución, que debe ser ratificada por el Senado, las empresas dejarían de pagar hasta 552 millones de pesos.

Acá los estragos causados por las bebidas azucaradas en México, según un infográfico de El Poder del Consumidor.

 

Robaplana-Reforma-Quién-paga-los-costos