El lado oscuro de la energía eólica en México: el desplazamiento de las comunidades

El ambiente en las comunidades que integran el corredor eólico del istmo de Tehuantepec es de hostilidad y violencia

En este momento en el que la quema de hidrocarburos aparece como suicida para la humanidad, el urgente aprovechamiento de energías sustentables es indiscutible. Sin embargo, es un hecho que detrás de los megaproyectos del aprovechamiento de estas energías figuran las grandes transnacionales, cuya principal motivación son las ganancias financieras.

En México, el istmo de Tehuantepec, del estado de Oaxaca, es una de las zonas con mayor riqueza natural, pero también con mayor presencia de indígenas huaves, zapotecos y zoques. También, esta región posee una de las corrientes eólicas más potentes del país por lo que, desde los años 90, se han ido instalando proyectos de generación eléctrica con aire. 

Hoy, el corredor eólico del istmo de Tehuantepec tiene al menos 28 parques. Sin embargo, detrás de estos proyectos han sido despojadas al menos 12 mil hectáreas de tierra a los indígenas, sobre todo de las comunidades ikoot y biniza’a, que, de hecho, han conservado algunas de las lagunas con mayor biodiversidad de México y la selva mejor conservada de Norteamérica.

Hoy, las comunidades que integran esta zona están divididas y viven un ambiente de violencia y hostilidad. Aunque están organizados por asambleas donde se toman las decisiones, algunos de sus miembros han sido comprados y las votaciones se hacen de manera brumosa. 

Según el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Emiliano Castillo: “las negociaciones realizadas con autoridades y empresas para el arrendamiento de tierras se llevan a cabo sin información transparente y veraz sobre las implicaciones de los contratos. Algunos de los propietarios no saben con precisión los derechos que tienen, una vez que las han arrendado a las empresas. Tampoco saben qué sucederá con las centrales eólicas cuando finalice el contrato de arrendamiento”.

En este sentido, en Juchitán, San Dionisio del Mar y San Mateo del Mar, las tres comunidades oaxaqueñas de las que se expulsó a las empresas eólicas y en las que no hay un solo aerogenerador, se viven hoy violencia y división comunitaria con tintes partidistas, impulsadas por el Estado y financiadas por las transnacionales, denuncia Rodrigo Flores Peñaloza, integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT). “Los tres niveles de gobierno tienen la presión de que las financiadoras de los proyectos eólicos ya han perdido demasiado dinero”, abunda el defensor del territorio.

En San Dionisio del Mar también la asamblea de la comunidad vive un permanente hostigamiento por parte de políticos priístas, como los diputados Samuel Gurrión y María Luisa Márquez. “Ellos impulsaron que se tumbara la elección de la asamblea y se tuvo que nombrar a un administrador. Trataron de imponer una nueva elección, y fueron a instalar el Consejo Electoral en Unión Hidalgo; ahora pretenden meterlo a San Dionisio”, relata Flores.

Por su parte, Luis Miguel Uharte, autor del libro Las multinacionales en el siglo XXI: Impactos Múltiples: el caso de Iberdrola en México y en Brasil, advierte que “de los 28 parques que conforman el corredor eólico, 22 se incluyen dentro de la figura del autoabastecimiento -uso empresarial-, es decir, el 78% de ellos son para uso privado, mientras que solo seis (un 22%) están destinados para abastecer a la red pública, siempre según información de la Asociación Mexicana de Energía Eólica”.

Los anteriores son sólo algunos casos que reflejan cómo los megaproyectos han cooptado zonas enteras relegando a los antiguos habitantes de los beneficios de estos, y generando divisiones en milenarias culturas que ven transformada su realidad sin un tipo de incentivo real.



4 formas en que la naturaleza puede proveernos de energías limpias

Algunos beneficios de las energías renovables que están sustituyendo a los combustibles fósiles.

Los seres humanos conquistamos la oscuridad. Es decir, tras experimentar con la electricidad —sus corrientes y sus conductores metaloides—, el mundo comenzó a iluminarse artificialmente y hoy día, es un recurso vital para las civilizaciones.

Este hecho sin duda no es del todo positivo –a fin de cuentas, la oscuridad, también es naturaleza–; en lugar de aprovechar lo que el planeta nos provee, desatamos una extraña competencia tecnológica que parecía tener como fin avasallar a la naturaleza y “superarla”. Usamos sus minerales, los convertimos en combustibles y los quemamos para hacer funcionar turbinas que generan energía, en lugar de aprovechar la “mecánica natural” de cientos de fenómenos que ocurren en el mundo.

Actualmente:
92% de la producción mundial de dióxido de carbono

proviene de la quema de combustibles fósiles.

 

No obstante, diariamente se llevan a cabo más y más esfuerzos para cerrar esa enorme —y absurda— brecha que hemos abierto entre la naturaleza y el humano. Costa Rica, por ejemplo, demuestra que el futuro de la iluminación depende ahora de cuánto se pueda trabajar codo a codo con la naturaleza, en lugar de en su contra, para generar energías limpias.

energias-limpias-naturaleza-cuales-son-ventajas-y-desventajas-energias-renovables-8

Este país caribeño es ejemplo de que el 100% de la energía que se utiliza puede provenir de energías verdes, generadas a favor, también, de la naturaleza. Tan solo este año, el país logró obtener 78,26% de la electricidad desde el agua, 10,29% desde el viento, 10,23% de la geotermia y 0,84% de la biomasa y el sol.

Pero, ¿cuáles son las 4 formas en que se puede trabajar con la naturaleza para producir energía?

Agua

energias-limpias-naturaleza-cuales-son-ventajas-y-desventajas-energias-renovables-3

Las hidroeléctricas fueron la primera alternativa verde ante la energía producida con combustibles fósiles. Ésta se obtiene del aprovechamiento de las energías cinética y potencial de la corriente del agua, por ejemplo, de los ríos. Costa Rica la ha usado desde hace mucho tiempo como principal fuente de energía. 

Viento

energias-limpias-naturaleza-cuales-son-ventajas-y-desventajas-energias-renovables

Esta producción requiere conocer las variaciones del viento e instalar enormes aerogeneradores que convierten la energía cinética de éste en energía. Esta tecnología data de la Edad Media, cuando se usaban molinos para moler el trigo. Pero a partir de 1970 ha sido aprovechada en los parques eólicos donde se erigen decenas de aerogeneradores que, actualmente, proporcionan hasta el 40% de la energía de países como Dinamarca.

Tierra

energias-limpias-naturaleza-cuales-son-ventajas-y-desventajas-energias-renovables-2

La energía geotérmica se obtiene aprovechando el calor del interior de la tierra que se transmite a través de los cuerpos de roca caliente o reservorios por conducción y convección que dan origen a los sistemas geotérmicos. No requiere construcción de represas, ni tala de bosques, pero si la construcción de grandes plantas.

Lo malo es que esta energía, al no poder transportarse de maneras viables, sólo puede usarse como en Islandia: para cubrir las necesidades de agua caliente del área metropolitana del Gran Reikiavik. Y no todos los países tienen un recurso geotérmico utilizable, como sí lo tiene este país.

Por eso, en Costa Rica esta producción energética sólo cubre el 10,23%de sus necesidades.

Sol

energias-limpias-naturaleza-cuales-son-ventajas-y-desventajas-energias-renovables-2-6

Por medio de paneles fotovoltáicos se aprovecha esta energía, la cual ha mostrado ser la mejor opción de todas las energías limpias. Su uso puede ser industrial, con energía producida en parques y granjas solares, y poco a poco se ha avanzado en el almacenamiento de esta energía para no tener que depender sólo de los días despejados para su utilización.

También se puede usar de manera “pasiva”, en edificios públicos, hogares y hasta transportes públicos, como los trenes en la India.

Además de estas cuatro energías naturales y renovables, vale la pena tener en la mira de qué otras maneras se está innovando en este sector. Un ejemplo son las celdas de combustible que utilizan biogás, hidrógeno o gas natural y que se han popularizado en Estados Unidos.

Toda esta tecnología que tiene como base la cooperación con la naturaleza permite entrever que un futuro luminoso y armonioso con la naturaleza no es imposible y que, al contrario, está cada vez más cerca.



La destrucción en Xochicuautla para construir una carretera por el polémico Grupo Higa en México (FOTOS)

Esta autopista de cuota viola la ley por parte de las mismas autoridades. Trastoca también Áreas Naturales Protegidas.

Foto:masde131

San Francisco Xochicuautla, en el Estado de México, es una comunidad otomí que ha sufrido atropellos a sus derechos como pueblo originario desde hace ocho años cuando comenzó a construirse la carretera de cuota Naucalpan-Toluca.

Cuando un proyecto pretende construirse o hacerse en tierras indígenas, el gobierno mexicano está obligado a hacer consultas públicas a estos pueblos según el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo del que México forma parte. Sin embargo, el gobierno no aplicó dicha consulta obligatoria.

El argumento para hacer la carretera es que esta detona el desarrollo económico a los pueblos por los que pasa y entre los sitios que conecta. Sin embargo, los otomíes de la zona, por ser una carretera de cuota, en general no podrán hacer uso de ella. Además, la carretera causará daños a varias áreas naturales protegidas y afectará a casi 300 especies de flora y fauna, algunas en peligro de extinción, y afectará también diversos mantos acuíferos.

La empresa que está construyendo la carretera es Autovan, una filial del Grupo Higa (asociado a casos de corrupción por una de las casas de la esposa del presidente de México, y grupo que encubrió más de 100 millones de dólares mediante empresas fantasmas en paraísos fiscales según los Panama Papers).

Lo más descarado en el caso es que el gobierno ha violado varios amparos concedidos a los otomís. Este 11 de abril irrumpieron en la comunidad cientos de policías estatales, seguidos de personal de la empresa Autovan, filial del grupo Higa. Se destruyeron un centro cultural y casas, además de que se han talado cientos de árboles.

*Si te suena, puedes sumarte a la campaña que apoya a los otomís en su lucha por salvar el bosque acá.

Algunas de las imágenes:

 

CAM01371

Foto: frentedepueblosindigenas.org

Screen Shot 2016-04-15 at 9.11.50 PM

Foto:frentedepueblosindigenas.org

Screen Shot 2016-04-15 at 9.14.16 PM

Foto: i0.wp.com

incursion-6Foto:frentedepueblosindigenas.org

droncita

Foto:@droncita

IMG_0685

Foto:Alfonso Flores

Twitter del autor: @AnaPauladelaTD