Disminuye al máximo tu basura navideña con estas sugerencias

Aunque parecieran una obviedad, hay prácticas comunes que pueden mermar significativamente tus desechos

La manera en que vivimos la Navidad hace que esté basada en el consumismo, entre otros motivos, por la tradición de los regalos. Nuestra preocupación se centra en ser atinados con los gustos y expectativas de las personas que recibirán nuestros presentes. Pero, ¿alguna vez has pensado en la gran cantidad de basura que generamos colectivamente?

Si al momento de comprar tus regalos también pensaras en los desperdicios que generan, y ello también te sirviera de brújula para hacer tus elecciones, ¿cambiarían mucho tus decisiones de compra? Seguramente sí… Cuando llegan este tipo de fechas es necesario que la mentalidad deje de centrarse en las necesidades del individuo y sus seres queridos, para sustituirla por una mentalidad colectiva y medioambientalista.

Aunque pudieran parecer obviedades, si cada uno desde la esfera individual siguiera estos consejos, seguro que se generaría un cambio notable en cuanto a la producción de desechos en épocas navideñas:

  • Si vas a regalar baterías, cuida que sean recargables. El desecho de las baterías no recargables puede ser altamente contaminante.
  • Usa solo bolsas y papel reciclado como envoltura para tus regalos y guarda las que te den para el año siguiente. 
  • Mermemos la industria del petróleo comprando en la menor medida posible productos que vengan de este hidrocarburo (la tarea será difícil, pero posible).
  • Evita comprar utensilios desechables para la cena como platos, vasos y cubiertos. Sabemos que puede ser una tarea ardua lavar la vajilla de muchas personas, pero harás una generosa tarea ambiental, sobre todo si cuidas el agua al momento de lavarla.
  • Los nuevos regalos muchas veces hacen que la tecnología que teníamos quede desplazada por nuevos aparatos. Haz una campaña de acopio con tus conocidos para llevar todos sus antiguos aparatos a un lugar correcto de tratamiento de este tipo de residuos. 
  • Si vas a salir de viaje usa transporte colectivo, para evitar emplear el automóvil; recuerda que los camiones y aviones realizarán su curso de cualquier manera, así que disminuyamos la contaminación automovilística. 


¡Pasa una eco-Navidad con estos hacks!

Con estos consejos, vive una eco-Navidad que te permita expresar tu gratitud al hogar que te recibe con los brazos abiertos

Uno de los principales objetivos de las fiestas navideñas es compartir el amor, la bondad y la gratitud con los demás, incluido el hogar en el que habitamos: el planeta Tierra. Por ello, durante estas épocas decembrinas, es importante tomar en consideración medidas que expresen nuestro agradecimiento a sus frutos. 

Aunque la Navidad generalmente despierta sentimientos positivos, el consumismo que conlleva genera descomunales cantidades de basura. Por ello, a fin de gozar estas fiestas decembrinas de una manera ecológica, te compartimos algunos consejos:

Escoge productos ecosustentables que permitan reducir el uso de bolsas de plástico, papel u otros componentes contaminantes. “Cuando los consumidores mandan el mensaje acerca de la importancia de la sustentabilidad, las compañías escuchan”.

Recuerda que los regalos no son el verdadero significado de estas fiestas navideñas. Considera regalos hechos por uno mismo, como algunas galletas; productos hechos con materiales reciclados, como una bolsa con base de cartón de leche; actividades extracurriculares o de relajación como clases de equitación o de meditación, membresía en museos o galerías, boletos para conciertos o películas, inclusive un día en el spa, etcétera.

Recicla las bolsas o las envolturas de los regalos. Desde hojas de libros que no se utilizan hasta mapas de metros. ¡Deja volar la imaginación!

Analiza cuánta comida es la que realmente necesitas, haciendo una lista de compras y apegándose a ella. En caso de que sobre comida, guárdala correctamente en el congelador para usarse a lo largo del próximo año o, inclusive, realiza una donación del exceso de comida a los necesitados.

Con estos consejos, vive una eco-Navidad que te permita expresar tu gratitud al hogar que te recibe con los brazos abiertos.



Celebra la temporada sin ser un idólatra del consumismo

Es fácil caer en el consumismo extremo en una época del año que está llena de rebajas y que te hace creer que necesitas un millón de cosas. Pero evitarlo es signo de conciencia y responsabilidad. Aquí te damos algunos tips para esquivar las trampas del consumismo temporal.

Creemos que cada vez que llega una época de consumismo exagerado como esta, es importante recordar algunas cosas y ser más inteligentes a la hora de tomar decisiones de compra. En diciembre los iPads, iPods, laptops, etcétera reducen sus precios increíblemente. De hecho, la mayoría de las compañías ganan un cuarto de su ingreso anual en este mes, ayudándose con gangas y rebajas. Y ello no tiene nada de malo, pero si ya tienes un dispositivo en buenas condiciones, no porque esté tentadoramente rebajado compres uno nuevo. Es importante tener en mente las horribles condiciones de las minas de coltán, un mineral usado en celulares, tabletas y computadoras. Y el destino de nuestra basura electrónica tampoco es un lugar agradable.

Ello no significa que no debamos reglar cosas o comprar regalos para nosotros en temporada de navidad. Pero hay varias alternativas para ayudar a negocios que estén haciendo algún bien al mundo.

Compra productos de comercio libre u orgánicos, compra todo tipo de cosas que estén hechas localmente, por ejemplo. Cocina o haz algo tú mismo. Regala experiencias como un certificado de regalo para clases de Pilates o de yoga o de masajes.

Cuando se trata de niños todo es un poco más complicado. Ellos no entienden (y no tienen por qué hacerlo) lo que está mal en el consumismo. Normalmente quieren los juguetes más promocionados en la televisión. Es importante validar su opinión, y eso puede significar comprarles alguno de estos juguetes, pero adicionalmente puedes regalarles algo educativo o creativo. O incluso algo para promover el ejercicio al aire libre como una bicicleta o un balón de futbol.

Este año intenta preguntarte: ¿realmente lo necesito?; ¿realmente alguien lo necesita?; ¿cómo se fabricó este producto y qué pasará cuando se desgaste? Muy felices fiestas :)